ECONOMIA › EL INDEC INFORMO QUE EL PRODUCTO BRUTO INTERNO CRECIO 9,3 POR CIENTO EN EL TERCER TRIMESTRE

Hasta ahora la economía gambetea a la crisis

Los sectores productores de bienes avanzaron a un ritmo del 7,7 por ciento, por debajo de los servicios, que lo hicieron al 9,8 por ciento. La comparación frente al segundo trimestre registró una suba de 1,1 por ciento.

La actividad económica creció 9,3 por ciento en el tercer trimestre en forma interanual. Los sectores productores de bie-nes avanzaron a un ritmo del 7,7 por ciento, por debajo de los servicios, que lo hicieron al 9,8 por ciento. Los datos más generales del informe que ayer publicó el Indec habían sido anticipados por la Presidenta, Cristina Fernández. La comparación frente al segundo trimestre, relevante para medir en forma precisa la dinámica económica, registró una suba de 1,1 por ciento que, más allá de confirmar la tendencia positiva, implica una desaceleración respecto de los valores del primer semestre. La variación implícita de los precios fue de 16,4 por ciento en el tercer trimestre, impulsados por el sector de alimentos. La economía argentina en el período analizado produjo bienes y servicios por un valor total de 1,87 billón de pesos.

El dato trimestral del PIB que calculó el Indec es superior al valor que registró el organismo oficial en el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), que mostró subas anuales de 7,6 en julio, 8,6 en agosto y 7,7 por ciento en septiembre. Para explicar esa discrepancia, fuentes oficiales indicaron a este diario que los datos utilizados para armar ambos indicadores son de calidad distinta. En el caso del EMAE, tienen un carácter provisorio y son más rudimentarios. “El EMAE se confecciona para tener en forma expeditiva un panorama coyuntural. Es una estimación, el dato real es el del PIB”, señalaron especialistas.

El consumo privado es el componente de la demanda que mayor peso tuvo para explicar el resultado del tercer trimestre. Representó más de la mitad de la demanda global y creció 11,1 por ciento en forma anual, apenas por debajo de los valores que registró en los primeros seis meses. Ese avance responde al aumento en el empleo, mejoras salariales, que se concentraron en el sector de asalariados registrados, y a la política de ingresos, a través de la Asignación Universal por Hijo y la suba de jubilaciones. Además, las tasas de interés reales negativas funcionan como estímulo a la compra de bienes durables. El consumo público avanzó 10,3 por ciento.

Tal como viene sucediendo en los últimos trimestres, la inversión interna bruta fija (IBIF) fue el componente más dinámico de la demanda, al avanzar 16,5 por ciento. “Nuestro país alcanzó una tasa histórica de inversión sobre producto del 26,2 por ciento en el tercer trimestre, y acumula en los primeros nueve meses un 24,4 por ciento, también un record”, indicó la ministra de Industria, Débora Giorgi.

Dentro de la IBIF se contabiliza la actividad de la construcción, que creció 9,8 por ciento y representa algo menos de la mitad de la inversión total. La suba general de la inversión de 16,5 por ciento está bastante por debajo del 23,8 por ciento anual registrado en el segundo trimestre. Un factor que explica esa caída es la importación de equipo durable de producción, que disminuyó a la mitad su ritmo de crecimiento. En cambio, la compra de equipos nacionales se mantuvo con un alza de 21,2 por ciento. Según se desprende de los datos del Indec, fue el menor crecimiento de las importaciones en el tercer trimestre el que explicó que la suba final en términos anuales del PIB haya sido mayor en el tercer trimestre que en el segundo. Las importaciones de bienes y servicios avanzaron 17,7 por ciento. En tanto, las exportaciones subieron 3,4 por ciento.

Desde el lado de la oferta, los sectores productores de servicios avanzaron 9,8 por ciento, impulsados por el comercio mayorista y minorista y reparaciones, que creció 16,1 por ciento. También mostraron una dinámica positiva los servicios de transporte, almacenamiento y comunicaciones. La mayor suba fue para la intermediación financiera, con el 26,8 por ciento, aunque esta actividad tiene un peso relativamente reducido en el PIB. Todos los sectores de servicios mostraron variaciones anuales positivas.

La situación de los productores de bienes, que crecieron 7,7 por ciento, fue más heterogénea. La industria manufacturera, que explica la mitad del valor agregado por los sectores de bienes, mostró una fuerte suba de 10,8 por ciento. Ese valor, al igual que lo que sucede con el contraste entre el PIB trimestral y el EMAE mensual, duplica al que el Indec reflejó en el Estimador Mensual Industrial (EMI). Desde el organismo oficial aclaran, de forma similar, que el EMI es provisorio y que el dato del PIB se elabora en función de fuentes más confiables.

En línea con la manufactura, la actividad de la construcción creció 10,5 por ciento, mientras que el suministro de electricidad, gas y agua lo hizo en 4,1 por ciento. Explotación de minas y canteras, pesca y agricultura, ganadería y silvicultura, en cambio, registraron caídas.

Por otro lado, la variación de precios implícitos en el tercer trimestre fue de 16,4 por ciento. Las exportaciones fueron el componente de la demanda donde los precios mostraron la mayor suba. A nivel sectorial, los precios implícitos en el sector del agro crecieron un 43 por ciento, seguido por la minería y pesca. En el rubro servicios, hubo alzas en administración pública, enseñanza, servicios sociales y de salud.

Compartir: 

Twitter
 

El consumo privado representó más de la mitad de la demanda global y creció 11,1 por ciento.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared