ECONOMíA › EL INDICE DE COSTO DE VIDA NO VARIA, PERO SE ESCAPAN ALIMENTOS E INDUMENTARIA

Podrá caer el dólar, pero los precios jamás

Las metas de inflación se cumplen holgadamente, por un dólar en retroceso que arrastra a los bienes primarios, pero no a los de consumo masivo. Alimentos e indumentaria encabezaron la suba. El último, traccionado por el inicio del ciclo escolar.

 Por Claudio Scaletta

La inflación del mes de marzo fue del 0,6 por ciento, con lo que acumula 2,5 por ciento en lo que va del año, muy por debajo de la meta consensuada con el Fondo Monetario Internacional. La suba de los precios fue liderada holgadamente por alimentos e indumentaria. Estos valores permiten adelantar que la canasta básica alimentaria subió otro 0,3 por ciento y acumula un 78,4 por ciento desde el fin de la convertibilidad. En tanto, según informó el Indec, los precios mayoristas mostraron una deflación del 0,6 por ciento, impulsados por la caída de las principales commodities, cuyos valores acompañaron la baja del dólar.
Una vez más los precios de los alimentos y bebidas, que subieron el 1,2 por ciento, impulsaron la suba del Indice de Precios al Consumidor (IPC), una tendencia al alza que se produce a pesar del contexto de caída de la demanda. Las subas también se registraron en otros rubros de comportamiento más estacional, como la indumentaria, que se ajustó el 5,5 por ciento por el inicio de las clases y el cambio de temporada. En la comparación interanual, el IPC muestra un alza del 31,7 por ciento.
En conjunto, mientras los bienes (que representan el 53 por ciento de la canasta utilizada para construir el indicador) se incrementaron el 1 por ciento, los servicios mostraron una leve baja del 0,1 por ciento. La causa de esta retracción se encuentra en el rubro Esparcimiento, con una baja de precios del 2,3 por ciento, que responde al fin del período vacacional.
Cabe recordar que el grueso de los servicios, en especial los públicos, permanecen con valores planchados, lo que ha limitado por ahora una inflación mayor.
Entre los alimentos, se destacaron los fuertes ajustes en los lácteos, menores en la leche fluida que en los quesos. Mientras que la leche en sachet se incrementó el 5,3 por ciento y acumula un 6,2 por ciento en lo que va del año, el queso cuartirolo subió el 12,1 por ciento en el mes y el 24,9 en el trimestre. Para muchos analistas se trata de un fracaso del Gobierno en su intento de domesticar los ímpetus de las usinas lácteas. Entre los valores que tampoco el Ministerio de Economía pudo frenar se encuentra el del gas en garrafa, que volvió a subir en marzo el 9,1 por ciento, discriminando contra los sectores de menores recursos.
En general, la baja del dólar, a diferencia de lo que ocurre cuando sube, tuvo escasa influencia en el comportamiento de los precios minoristas. No sólo porque en general los rubros del IPC son productos manufacturados, sino porque sus precios son inflexibles a la baja una vez convalidados por la demanda.
La variación de la divisa estadounidense (cuyo valor en relación con el peso cayó el 6 por ciento en marzo y el 12 por ciento en lo que va del año) sí repercutió en el Indice de Precios Mayoristas (IPIM), cuya canasta, a diferencia de la del IPC, incluye fundamentalmente bienes, muchos de ellos commodities, así como artículos importados. En otras palabras, no es lo mismo el comportamiento del precio del aceite en botella que el de las oleaginosas. La convergencia entre ambos, si se produce, sólo ocurre en el largo plazo.
La baja del IPIM (-0,6 por ciento en marzo, y +0,2 en el primer trimestre) fue motivada por la caída del 9,1 por ciento en los productos agrícolas, donde se destacó la retracción de los cereales (-11,4 por ciento) y de las oleaginosas (-10,9). También los productos pesqueros cayeron el 2,7 por ciento, mientras que el valor del petróleo crudo, por la baja de los precios internacionales, descendió el 4,4 por ciento. En tanto, las carnes vacunas cayeron el 5 por ciento. Al igual que en minoristas, fue la leche la que compensó parcialmente estas bajas con un aumento del 7,8 por ciento. Otras subas se produjeron en hortalizas, gas, huevos y porcinos.

Compartir: 

Twitter
 

Ofertas limitadas, sobre todo en productos de la canasta básica.
Dispar comportamiento de los precios minoristas y mayoristas.
 
ECONOMíA
 indice
  • EL INDICE DE COSTO DE VIDA NO VARIA, PERO SE ESCAPAN ALIMENTOS E INDUMENTARIA
    Podrá caer el dólar, pero los precios jamás
    Por Claudio Scaletta
  • ESTUDIAN ELEVAR A 200 PESOS EL COMPLEMENTO SALARIAL A PRIVADOS
    El salariazo no esperará a las urnas
  • VENTAS DE AUTOS, SIN RECUPERACION
    Barranca abajo
  • PANORAMA ECONOMICO
    Caudillocracia
    Por Alfredo Zaiat

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.