ECONOMíA › PREOCUPA LA SEQUIA EN ALGUNAS ZONAS DE LA PAMPA HUMEDA

La Niña mantiene en vilo al agro

El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, aseguró que se está realizando un relevamiento del estado en que se encuentran las provincias afectadas. Es consecuencia del fenómeno climático conocido como La Niña.

El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, aseguró ayer que se está realizando un relevamiento constante del estado en que se encuentran las provincias afectadas por la sequía. “Vamos a acompañar permanentemente a los productores para darles soluciones concretas a las necesidades reales”, agregó. El titular del INTA, Carlos Casamiquela, confirmó que en diciembre se produjeron lluvias muy por debajo de la media, lo que originó un consumo de humedad por parte de los cultivos del suelo, pero dijo que la situación actual no puede ser comparada con lo sucedido en 2008. Hasta el momento, las zonas más afectadas se encuentran en La Pampa, el norte de Santa Fe, el sur de Córdoba y de Buenos Aires. La segunda quincena de enero será clave para saber si la sequía se profundiza o si finalmente llegan las lluvias.

La región se está viendo afectada por el fenómeno climático conocido como La Niña, que se caracteriza por un incremento en la intensidad de los vientos alisios ecuatoriales y el consecuente enfriamiento del Océano Pacífico Ecuatorial. El pronóstico prevé lluvias por debajo de lo normal entre noviembre y marzo, fundamentalmente en el sur de Brasil, Uruguay, el este de la Región del Chaco, la Mesopotamia y la Región Pampeana. La Bolsa de Cereales informó ayer que las precipitaciones de la segunda quincena de noviembre y la mayor parte de diciembre fueron escasas, siendo acompañadas por altas temperaturas que consumieron las reservas de humedad en la mayor parte del área agrícola. Esta evolución reavivó el temor de que pueda repetirse una sequía catastrófica como la de la campaña 2008/2009.

Sin embargo, en el informe se aclara que en la mayor parte de los episodios de La Niña el verano suele empezar con suelos desprovistos de humedad, pero a mediados de enero comienzan las lluvias, permitiendo que los cultivos se recuperen y se arribe a un resultado productivo satisfactorio. Esto sucedió, por ejemplo, con los episodios de “La Niña” de 2005/2006, 2007/2008 y 2010/2011, en los que las lluvias llegaron en enero, revirtiendo una situación inicial difícil.

Durante La Niña 2008/2009, en cambio, las lluvias se retrasaron y recién llegaron en marzo, cuando el daño ya era irreversible. Los especialistas afirman que ese tipo de situaciones son anormales y hay que remontarse a la campaña agrícola 1988/1989. Por lo tanto, desde el punto de vista estadístico, la probabilidad de que vuelva a ocurrir ahora lo mismo que en las campañas 1988/1989 y 2008/2009 es muy baja.

Incluso se afirma que La Niña 2008/2009 afectó a la mayor parte del área agrícola de Sudamérica, algo inusual, mientras que el episodio actual registra un desarrollo mucho más típico del fenómeno, afectando positivamente a ciertas zonas y negativamente a otras. “La mayor parte del territorio de Sudamérica viene recibiendo precipitaciones normales a superiores a lo normal, que contrastan con la sequía que se observa en algunas áreas localizadas”, destaca el informe.

La información que maneja el INTA es similar. Por eso descartan que vaya a repetirse la sequía de 2008/2009. De todas formas, en el Ministerio de Agricultura están trabajando para atender las zonas que ya fueron afectadas y coordinar políticas con las provincias por si la situación empeora. El Ministerio otorgó un aporte de 15 millones de pesos a productores del norte santafesino. “Los aportes serán en su totalidad para los productores pequeños y medianos afectados, en forma no reintegrable”, precisó la legisladora santafesina Claudia Giaconne tras reunirse con Yauhar. Además, señaló que el aporte se realizará en tres pagos de cinco millones y estará destinado a productores del departamento 9 de Julio, situado al norte de la provincia de Santa Fe. Yauhar también se reunió con su par bonaerense, Gustavo Arrieta, y acordaron un plan de trabajo para atenuar las consecuencias de la sequía. El presidente del Banco Provincia (Bapro), Gustavo Marangoni, acordó a su vez con dirigentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) un monitoreo conjunto y acciones tendientes a relanzar líneas específicas para programas agropecuarios con subsidio de tasa de interés tanto de la Nación como de la Provincia.

Compartir: 

Twitter
 

La Pampa es una de las provincias más afectadas por la falta de lluvias de diciembre.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.