ECONOMíA › LA PELEA ENTRE GRUPO UNO Y CABLEVISIóN

Un mes de tregua

 Por Fernando Krakowiak

Cablevisión deberá esperar hasta febrero para que la Justicia resuelva la apelación con la que busca frenar el fallo que la obliga a desmembrar la compañía en 60 días. Eso es porque el juez federal subrogante, Alfredo Rodríguez, rechazó la semana pasada el pedido para que se habilite la feria judicial. Sin embargo, la decisión no afectará a la compañía porque también quedó pendiente de resolución la recusación contra el interventor Enrique Anzoize, designado para hacer efectiva la orden judicial. Por lo tanto, Anzoize no volverá durante este mes a la sede central de la firma propiedad del Grupo Clarín.

El conflicto comenzó el martes 20 de diciembre, cuando Anzoize se presentó en Cablevisión con la Gendarmería para hacer cumplir el fallo del juez federal de Mendoza Walter Bento. La decisión se tomó a partir de una presentación del Grupo Uno, multimedio comandado por Daniel Vila, que denunció a Cablevisión por prácticas anticompetitivas contra su filial Supercanal en el mercado de la televisión por cable. Luego de permanecer en la sede de la compañía durante aquella mañana, Anzoize se retiró del lugar denunciando agresiones de los empleados y desde entonces no volvió. Su abogado, Enrique Mastronardi, aseguró que no estaban dadas las condiciones mínimas de seguridad y que sólo volvería a presentarse con una orden de allanamiento y el auxilio de la fuerza pública, pero finalmente la recusación de Cablevisión dejó la intervención en suspenso.

El equipo de abogados del Grupo Clarín jugó varias cartas para frenar la medida judicial. Primero recusó al juez Bento por “prejuzgamiento”, pero la Cámara Federal de Mendoza lo confirmó en su cargo. Los camaristas Alfredo López Cuitiño, Héctor Cortés y Juan González Macías afirmaron que “no aparece evidenciado el supuesto ‘interés en el pleito’ esgrimido por el recusante, que justifique el pretendido ‘prejuzgamiento invocado’. Además, agregaron que lo que debía hacer Cablevisión no es recusar al juez sino apelar el fallo.

El 28 de diciembre, la compañía apeló la cautelar y pidió que se conceda con efectos suspensivos. La primera reacción del juez Rodríguez, que entonces ya había reemplazado provisoriamente a Bento, fue solicitar a Supercanal que acompañe los oficios con fecha de notificación de la medida para certificar que la apelación había sido presentada dentro del plazo correspondiente. Cablevisión aseguró que esa medida se tomó para dilatar porque le permitió al juez llegar a la feria judicial sin resolver su pedido. Igualmente, en los hechos, la compañía de cable de Clarín no se vio perjudicada porque Rodríguez tampoco tomó una decisión sobre la recusación presentada contra el interventor. Por lo tanto, también quedaron en suspenso las tareas que Anzoize tiene que llevar adelante para dividir Cablevisión, retrotrayendo la situación al estado en que se encontraba antes de la fusión con Multicanal.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sandra Cartasso
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.