ECONOMíA › EL MINISTRO DE AGRICULTURA VOLVIó A REFERIRSE A LA SEQUíA

“Hay que bajar el dramatismo”

Norberto Yauhar buscó llevar tranquilidad. En el Gobierno consideran que es prematuro pronosticar potenciales pérdidas tanto para el sector granario como ganadero. “Es inadmisible que el Gobierno nos pida bajar el dramatismo”, retrucó Buzzi.

 Por Sebastián Premici

“Hay que bajar el dramatismo a toda esta situación que se está planteando por la sequía”, sugirió ayer el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar. Si bien la falta de lluvias comenzó a notarse a mediados de noviembre, distintas entidades, como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) o la Asociación de Maíz y Sorgo Argentino (Maizar), consideraron que es prematuro pronosticar potenciales pérdidas tanto para el sector granario como ganadero. A su vez, el titular del INTA, Carlos Casamiquela, manifestó que “esta sequía no tiene nada que ver con la sufrida en 2008”. No contento con este análisis, el titular de Federación Agraria volvió a responderle. “Es inadmisible que el Gobierno nos pida bajar el dramatismo cuando padecemos la mayor sequía en años. No es con ayudas puntuales, sino con medidas extraordinarias y de fondo que se podrá evitar que sigamos cayendo más productores”, retrucó Buzzi desde Junín. “Si no se consiguen respuestas urgentes, es probable que definamos alguna medida”, amenazó.

Ante la falta de precipitaciones, regresó la presión de la Federación Agraria y Sociedad Rural para modificar el esquema tributario de sus representados. “Pedimos un gesto de grandeza”, dijo también Buzzi. “El mejor fondo anticíclico es una baja de las retenciones”, agregó Hugo Luis Biolcati, presidente de la SRA. El jueves, Yauhar mantendrá un encuentro con la Mesa de Enlace, en el marco de la Comisión de Emergencia Agropecuaria. “Será una reunión técnica y no política”, aclaró el funcionario.

A diferencia de la sequía ocurrida en 2008, en esta oportunidad la falta de agua tiene, hasta el momento, una “distribución espacio temporal diferente”, según manifestó el INTA en un informe de la semana pasada. “En una mirada global es para estar atentos, preocupados, pero de ninguna manera esto se asemeja a la situación de 2008 si comparamos la misma fecha. En el caso del trigo, en muchas zonas se han superado los rindes promedios, aunque sí puede haber algunas dificultades en los lugares donde se sembró tardíamente maíz y soja”, afirmó Carlos Casamiquela, titular del INTA. La actual sequía no afecta a las distintas regiones de manera homogénea, como sí había ocurrido en 2008.

Las lluvias llegarán entre hoy y el jueves. Según los datos de la Bolsa de Cereales, el paso de tormenta recorrerá el área agrícola nacional, de sudoeste a nordeste. “Las precipitaciones se concentrarán en el noroeste, centro y sudeste del área agrícola nacional, pero es probable que la semana siguiente se extiendan hacia el nordeste”, indicó la entidad localizada en la Ciudad de Buenos Aires.

En este contexto, resulta prematuro vaticinar los resultados de la cosecha en función de la falta de lluvias. “Queremos ser muy prudentes. Decir cualquier cifra sobre pérdidas es temerario. Hay que esperar un mes más a que se empiecen a definir los cultivos, y veremos qué resultados hay”, señaló Alberto Morelli, titular de Maizar.

Para la campaña 2011-2012, se calculaba una producción total de 110 millones de toneladas. De profundizarse la sequía, esta previsión podría disminuir, aunque no sería menos de 100 millones de toneladas, según la propia cartera de Agricultura. “Este año probablemente rondemos los 100 millones porque hay que ver la merma que tiene el maíz (por la sequía), ya que esto depende de la siembra de segunda y la cosecha”, indicó Oscar Solís, subsecretario de Agricultura.

Este jueves, Yauhar recibirá a las entidades agropecuarias. Tanto la Sociedad Rural como la Federación Agraria se apuraron en marcarle la cancha al ministro. “Lo que estamos padeciendo es dramático. En este contexto, un verdadero gesto de grandeza del Gobierno sería que en esta campaña se aplique un tratamiento diferencial en materia de retenciones. Lo que la Presidenta tendría que habilitar es que los pequeños y medianos productores que hacemos menos de mil toneladas podamos quedar exceptuados”, reclamó Buzzi.

“Será un encuentro técnico y no político”, se apresuró en responder Yauhar, quien aclaró que todas las soluciones serán canalizadas a través de los recursos previstos para la Emergencia Agropecuaria y que no se crearán fondos específicos para productores. “Trabajaremos caso por caso”, aclaró el funcionario.

Compartir: 

Twitter
 

En Agricultura afirman que por la sequía podría no cumplirse la meta de 110 millones de toneladas.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.