EL PAíS › EL SECRETARIO GENERAL DE LA PRESIDENCIA SALIó AL CRUCE DE LAS CRíTICAS POR EL CAMBIO EN EL DIAGNóSTICO DE CRISTINA KIRCHNER

“Todo fue informado de acuerdo con lo ocurrido”

La Presidenta permaneció ayer en Olivos, “de muy buen ánimo”, donde fue revisada por el cirujano Pedro Saco. En tanto, Oscar Parrilli criticó a los medios que “intentan tergiversar la realidad”.

 Por Miguel Jorquera

Con la orden presidencial de “contar todo” sobre el análisis que la obligó a una operación casi de urgencia, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, salió al cruce de la polémica que abrieron algunos medios de comunicación sobre el diagnóstico de carcinoma papilar que llevó a Cristina Kirchner al quirófano del Hospital Austral y la biopsia que determinó que no había células malignas en la glándula tiroides que le extirparon. “Cuando se dio toda la información, y cuando felizmente no tenía lo que se le había diagnosticado, se rebelan contra la realidad, y como la realidad no está de acuerdo con sus intereses económicos y políticos, intentan tergiversarla”, dijo el funcionario a Página/12. Parrilli contó que la Presidenta se recupera con “muy buen ánimo” y que ayer la visitó el cirujano Pedro Saco, quien la operó, para controlar la evolución del posoperatorio.

“Se recupera muy bien”, sostuvo el secretario general de la Presidencia sobre CFK, quien permanecía en la residencia de Olivos. No anticipó si Cristina Kirchner acortará su licencia debido a que ya no necesitará someterse al tratamiento que se había planificado con anterioridad, de acuerdo con el primer diágnostico médico. “Eso lo tendrán que determinar los propios profesionales. Tengamos en cuenta que la Presidenta fue sometida a una intervención quirúrgica”, agregó Parrilli.

“Ahora quieren echarle la culpa a la medicina argentina. Como no tienen cara para defender sus intereses nefastos, y embistieron contra el Gobierno, contra el vocero presidencial. Pero como quedó demostrado que fue una comunicación correcta, ahora le echan la culpa a la medicina argentina tratando de desprestigiar a los médicos”, indicó Parrilli en diálogo con este diario a propósito de la manera en que se trató la noticia. El funcionario repasó todo el proceso de los últimos días respecto de la salud de Cristina Kirchner. Parrilli recordó que al diagnóstico inicial del carcinoma papilar, del 22 de diciembre, le siguió una tomografía computada en la cual se constató que “no había ramificaciones, no había metástasis”. “Si no hubiéramos dado a conocer todo, ¿qué habrían dicho?”, se preguntó Parrilli. Y subrayó que “absolutamente todo fue informado de acuerdo con lo que ocurrió. Es un hecho médico que se da en el 2 por ciento de los casos, ella es parte de ese 2 por ciento y eso nos tiene que alegrar”.

En diálogo con este diario, el funcionario sostuvo que “la mayoría de los medios trataron el tema con seriedad”, incluso “otros diarios que no coinciden ideológicamente con el Gobierno”. Pero enseguida manifestó que “a ellos” –en referencia al Grupo Clarín– “sólo les falto decir ‘¡qué lástima que no tiene cáncer!’”, trazando un paralelo con las leyendas de “¡viva el cáncer!” que aparecieron en Buenos Aires en 1952, en alusión a la enfermedad que sufría Eva Perón.

Parrilli también confirmó que la orden de la jefe de Estado a sus colaboradores fue la de “contar todo” y “con transparencia” sobre la afección que se le detectó el 22 de diciembre pasado y cuyo último parte médico difundido por el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro –antes de que CFK abandonara el Hospital Austral con el alta médica–, indicaba que la Presidenta tenía nódulos benignos y no malignos, como se había diagnosticado previamente.

“Entiendo que el Grupo se haya tratado de victimizar sobre el largo proceso judicial que terminó con el desalojo de la antena de Radio Mitre del predio del Ejército en Villa Martelli (ver página 6), porque defendían sus intereses económicos, pero esto es distinto: se trata de la salud de la Presidenta de todos los argentinos”, dijo Parrilli a Página/12, para insistir en cómo el grupo multimedia reproduce “información inexacta”.

El funcionario recordó que “las presentaciones judiciales realizadas por el grupo dilataron tres años el traslado de la antena de Radio Mitre y su propio compromiso de retirarla a partir del 4 de enero. Hay un contrato vencido, alquileres impagos por un predio que sin autorización extendieron al triple el espacio que debían ocupar y la instalación de cables de alta tensión que obligaron a extremar medidas de precaución y seguridad cuando instalamos Tecnópolis en Villa Martelli. Pero ahora lo dan vuelta, lo tergiversan, mienten, se presentan como víctimas y les dicen a los oyentes, en nombre de la libertad de prensa y de expresión, que ‘el Estado argentino nos persigue, nos obliga a desalojar’”.

Compartir: 

Twitter
 

El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, expresó el enojo de la Casa Rosada con la cobertura de algunos medios.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.