EL PAíS › JOHNSTON HABLó DE SU MISTERIOSA DESAPARICIóN DURANTE DOS DíAS

El trastorno del intendente

El mandatario de la localidad rionegrina de Catriel dijo que su repentina ausencia se debió a “un trastorno de ansiedad ocasionado por el estrés agudo y la angustia”. Anunció que se tomará licencia, sin goce de haberes, para definir si renuncia o no.

Casi una semana después de haber sido hallado tras una misteriosa desaparición de dos días, Carlos Johnston, el intendente de la localidad de Catriel, en Río Negro, habló sobre el hecho: “He padecido un trastorno de ansiedad ocasionado por varios factores sumatorios, entre ellos, el estrés agudo y la angustia”, dijo, como toda explicación. Pidió “disculpas a todos” y anunció que se tomará licencia, sin goce de haberes, para definir si continuará en su cargo o si renunciará.

El intendente desapareció el 1º de enero pasado, poco después de que muriera el gobernador rionegrino, Carlos Soria. A las 8 de la mañana de ese día se lo vio en su auto, cargó nafta y luego no hubo más noticias, sólo un escueto mensaje de texto, enviado desde su teléfono celular al de su mujer, informando un escueto “estoy”. Hubo una intensa búsqueda y, finalmente, fue encontrado a cientos de kilómetros, en la localidad de Los Antiguos, en la cordillera norte de Santa Cruz, el martes 3 pasadas las 9 de la noche.

Desde entonces, no se había expresado en público. Johnston grabó un mensaje de poco más de cuatro minutos, que fue difundido ayer por un diario digital local. Habló con mucha calma, lentamente, mirando alternativamente a cámara y a sus manos, y no hubo preguntas. Tras vincular su repentina ausencia a “un trastorno de ansiedad”, el intendente se despachó con una extensa lista de agradecimientos, que insumió la mayor parte de su mensaje y que incluyó menciones a “los vecinos de Catriel”, al sindicato de petroleros, la Justicia, las policías de Río Negro y de Santa Cruz, y a todas las autoridades y agentes que lo buscaron y localizaron. De no haber sido por ellos, “sin el exhaustivo seguimiento que realizaron nunca me hubieran encontrado con vida”, aseguró. “Gracias a Dios me han rescatado sano y salvo.”

No relacionó su desaparición con la muerte de Soria, pero sí aludió a ella como “una tragedia mucho mayor” que “ocurría casi a la misma hora”. Aprovechó entonces para enviar sus condolencias a la familia de Soria y para expresar su confianza en el nuevo gobernador, Alberto Weretilneck, quien había opinado que el intendente debía renunciar tras su misteriosa desaparición.

Johnston agradeció también a “los legisladores” de su municipio, que le “otorgaron la licencia” y a su equipo de gobierno, “que está llevando adelante una excelente gestión municipal”, tras lo cual pidió “apoyo a los vecinos” para que “entre todos salgamos de esta situación”. Y siguió: “Estas situaciones son difíciles de predecir. Tomaré descanso con mi familia y luego tomaré una decisión final. Voy a usufructuar de la licencia que me corresponde. Dicha licencia es con goce de haberes, pero decidí que sea sin el goce de haberes”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

“Gracias a Dios me han rescatado sano y salvo”, dijo Carlos Johnston, en un mensaje grabado.
Imagen: Gentileza Diario Río Negro
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.