EL PAíS › PODRáN INGRESAR LOS BARCOS QUE CAMBIEN SU BANDERA

Mujica aflojó un poco

Finalmente, los gobiernos de Uruguay y de Reino Unido llegaron a un acuerdo respecto de los barcos que naveguen rumbo a las Islas Malvinas: se les permitirá ingresar a los puertos uruguayos siempre y cuando cambien la bandera de las islas por la oficial del Reino Unido. La resolución, en cierta manera, implica una flexibilización en la postura del gobierno de José Mujica, que había hecho punta en el Mercosur al impedir el ingreso de buques con bandera de Malvinas, posición que luego acompañaron el resto de los países del bloque en la última cumbre en Montevideo.

La información fue publicada ayer por el diario uruguayo El País. Revelaba que los cancilleres de Uruguay, Luis Almagro, y del Reino Unido, William Hague, resolvieron en una comunicación telefónica la controversia diplomática que, según evaluaron, “amenazaba generar pérdidas importantes para empresas de ambos países”.

Mujica había prohibido la entrada a puertos de su país de buques de guerra británicos y de barcos comerciales con bandera malvinense desde mediados del mes de diciembre, en apoyo al reclamo del gobierno argentino por la soberanía de las islas. La decisión sirvió para reinstalar el tema, justo en los inicios de 2012, año que se cumple el 30º aniversario del conflicto armado. La movida se potenció con el respaldo que les dieron a los pocos días las naciones del Mercosur, lo que generó el disgusto del gobierno británico. El canciller Hague llamó entonces a Almagro para transmitirle sus quejas y el Foreign Office convocó a los embajadores del bloque para realizarles un planteo oficial. Uruguay aclaró entonces que el impedimento era sólo para las naves con bandera de las Islas Malvinas, no la del Reino Unido.

Sin embargo, El País señaló ayer que la decisión provocó “preocupación y malestar” en sectores de la industria pesquera dado que varias embarcaciones, en particular las españolas, utilizaban la bandera de las Malvinas para pescar en la zona del Atlántico Sur, por lo que ya no podrían acceder a los puertos uruguayos. Ahora, con el acuerdo cerrado durante el fin de semana, queda implícito que los buques no tendrán inconvenientes en acceder a los puertos uruguayos para reaprovisionarse en tanto no usen allí el pabellón de las Islas Malvinas.

Durante el fin de semana, el primer ministro británico, David Cameron, declaró a la cadena BBC que está “descartada” una negociación con la Argentina sobre la soberanía de las Malvinas y que su país mantendrá la “vigilancia” de las islas del Atlántico Sur.

Ayer, el senador Daniel Filmus, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, respondió que Cameron “muestra la falta de voluntad del Reino Unido” de negociar con Argentina. Además, el senador porteño rechazó los dichos del primer ministro, quien dijo que buscará aliarse con países latinoamericanos para contrarrestar la decisión de los cancilleres del Mercosur sobre los buques kelpers. “Nuevamente Cameron muestra la falta de voluntad del Reino Unido de cumplir con las resoluciones sobre las Islas Malvinas, que se establecieron en 1965 en la Asamblea General y el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas”, argumentó Filmus. Añadió que “el Gobierno seguirá reafirmando una vez más los imprescriptibles derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas y los espacios marítimos circundantes, que son parte integrante del territorio nacional”.

Compartir: 

Twitter
 

La decisión de Pepe Mujica había enojado a los británicos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.