ECONOMíA › OPINION

Falsos cantos de sirena

 Por Nora Cherñavsky *

Como algunos medios no pueden marcarle al Gobierno la agenda en materia de políticas públicas, han optado por aprovechar en forma inapropiada esta tendencia al “activismo judicial” que la Corte ha tomado por estos tiempos, sentando jurisprudencia sobre temas relevantes generadores de alto impacto social, cultural y económico.

Ahora bien, así como es peligroso en materia de políticas públicas de seguridad social, que requieren la decisión armónica y conjunta de los tres poderes, el efecto expansivo que podría alcanzar la confirmación de un fallo que adiciona un suplemento por sustitutividad no fundado en ley (Betancour) que generaría un alto impacto económico y de sustentabilidad del sistema previsional al ser generalizado, más peligrosa es la “expansión irresponsable de noticias” que tergiversando el sentido y alcance de los fallos judiciales que son para el caso concreto, pregonan falsamente la generalización de su aplicación y les atribuyen incorrectamente efectos para toda la población involucrada.

En efecto, estos falsos cantos de sirena sólo encubren el deseo de poner en movimiento toda una industria, no precisamente productiva, y que es la “industria del juicio previsional”, la que además de improductiva, lleva indefectiblemente al colapso del Fuero y obstaculiza la pronta resolución de aquellos casos que verdaderamente requieran la urgente intervención de la Justicia.

Se trata además del negocio de unos pocos “caranchos previsionales”, que buscan su beneficio desde el lado de la matrícula profesional y aunque no se crea –en algunos casos– actúan también desde la Judicatura, a modo de “seudopaladines”, convirtiéndose en falsos mentores de la Seguridad Social.

Estos inescrupulosos, sustentados por la noticia irresponsable y distorsiva, con efectos altamente expansivo puesto que son la “opinión publicada” y reproducida hasta el infinito por todos los medios escritos y virtuales, no hacen más que generar falsas expectativas en uno de los sectores más vulnerables de la población, difundiendo falsamente el efecto de precedente respecto de fallos de la Corte, que como el caso “Betancour” al día siguiente de ser notificado, la propia Corte tuvo que desmentir los efectos que se le atribuían y a la semana siguiente se vio obligada a aclarar en el expediente que solamente había desestimado un recurso extraordinario, que no había confirmado ninguna sentencia.

Que los cantos de sirena no nos extravíen, que no haga falta que por la irresponsabilidad informativa en el manejo de la noticia la Corte Suprema de Justicia de la Nación se vea obligada a desmentir primero y a aclarar después el alcance de sus propios fallos, que como en “Betancour” ni siquiera llegó a pronunciar.

* Abogada.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.