ECONOMíA › APOYO LOCAL EN LA DISPUTA CON LOS FONDOS BUITRE EN NUEVA YORK

La banca, del lado argentino

Un banco de inversión local acompañará al Estado nacional en su rechazo a las pretensiones de los fondos buitre. Sólida defensa del derecho de los bonistas que entraron al canje. La Corte de Apelaciones de Nueva York deberá pronunciarse en febrero.

 Por Cristian Carrillo

La postura argentina en el litigio que enfrenta al país con fondos buitre sigue sumando apoyos. En esta oportunidad el acompañamiento surge del propio sistema financiero local, a partir de la presentación que realizó el banco de inversiones Puente ante la Cámara de Apelaciones del Segundo Circuito en Nueva York. La entidad se presentó “como tercero interesado” en representación de bonistas locales, que podrían verse afectados en caso de que este tribunal mantenga el fallo que obliga al país a pagar la totalidad que demandan estos fondos especulativos. La presentación la remitió el lunes a última hora el estudio Skkaden Arps, una de las firmas más grandes y tradicionales de Nueva York, que representó al Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses en una disputa originada por estos mismos fondos buitre. Hasta ahora, se trata de la única entidad privada local que tomó esta iniciativa.

El último fallo de la Cámara suspende las órdenes del juez de Nueva York Thomas Griesa para que el país pague 1330 millones de dólares a los fondos buitre. En ese escrito además se dispuso un cronograma para la presentación de los argumentos que el gobierno argentino, los fondos buitre y terceras partes involucradas deberán elevar a ese tribunal. El 28 de diciembre próximo será el turno de la apelación argentina con la de todos aquellos que acompañarán esa postura. El 25 de enero harán lo suyo los demandantes, encabezados por NML Capital, de Paul Singer. El 27 de febrero todas las partes se encontrarán para una audiencia oral y a partir de entonces los jueces darán su fallo.

Entre ambas presentaciones, se sumará el fondo Gramercy, que partiticipó de la segunda edición del canje, en 2010, y que fue aceptado por la cámara como parte interesada. También se encuentra el fondo Fintech. Por su parte, el gobierno de Estados Unidos, a través del Departamento del Tesoro y de Estado, solicitó a la Cámara presentarse un escrito amicus curiae (en apoyo) a la posición argentina. También se espera que vuelvan a sumarse Clearing House (Cámara de Compensación), Depository Trust & Clearing Corporation (DTC), Banco de Nueva York y Euroclear Group. Todas éstas se enfocarán en el riesgo que implica en la cadena de pagos un fallo en favor de fondos buitre y en el pésimo precedente para futuros canjes de deuda.

En ese marco es que Puente hizo su presentación ante la Cámara. El banco realizó desde la salida de default distintas colocaciones por 6000 millones de pesos para emisores que van desde provincias hasta grandes empresas, lleva negociados más de 20.000 millones y es el principal ente de custodia de títulos públicos argentinos. “Nos presentamos como el principal emisor, colocador, operador y custodia del mercado argentino. En cartera tenemos miles de clientes que se verán perjudicados ante una situación de default técnico, total o parcial”, señaló a Página/12 el presidente de Puente, Federico Tomasevich. “Si la Cámara confirma el fallo de Griesa, las consecuencias para el país pueden ser sumamente graves, injustas e impredecibles”, agregó.

El directivo explicó que “no sólo pondrán en peligro la situación del 93 por ciento de los bonistas” que ingresaron a las reestructuraciones de 2005 y 2010, sino también a quienes compraron deuda pública o privada tras la salida del default. Tomasevich reconoció que a partir de esta disputa judicial se redujeron las nuevas emisiones de deuda, principalmente de empresas. “Esta situación le quita previsibilidad al mercado, donde muchos hablan livianamente de que el país no puede pagar”, se quejó el presidente del banco.

La acción legal será patrocinada desde Nueva York por el estudio Skkaden Arps –contratado por el banco sólo para esta presentación– y desde la Argentina acompañará el equipo de abogados de Cabanellas Etchebarne Kelly. En los próximos días la Cámara deberá definir si la entidad será tomada como parte interesada y, en caso afirmativo, definir la fecha para la declaración. “Estamos convencidos de que tenemos el deber moral de defender y expresar el punto de vista de nuestros miles de clientes, como así también el de millones de argentinos que se verán afectados en caso de que avance la postura asumida por Griesa”, concluyó Tomasevich.

Compartir: 

Twitter
 

Thomas Griesa, juez de Nueva York, autor del controvertido fallo que ahora suma opiniones en contra.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.