ECONOMíA › LORENZINO CRITICO EN WASHINGTON LAS “VIEJAS RECETAS” DEL ORGANISMO

El FMI vuelve a presionar por el IPC

Un alto funcionario del FMI sostuvo que la creación de un nuevo índice de precios al consumidor no implicará el levantamiento inmediato de la moción de censura al país por su medición de la inflación. Pero destacó el trabajo conjunto con el Gobierno.

“Hay que revertir las viejas recetas del FMI y los países centrales que no dan resultados y poner el foco en la creación de empleo, el impulso de la demanda y la mejora en la distribución del ingreso”, afirmó el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, después de un encuentro en Washington con sus pares del G-20. En el marco de las reuniones de primavera del Fondo Monetario, directivos del departamento del Hemisferio Occidental se refirieron al nuevo IPC de alcance nacional en el que está trabajando el Indec y consideraron que su publicación no implicará el levantamiento inmediato de la declaración de censura realizada por el organismo multilateral a principios de año. En una conferencia de prensa, los ejecutivos del FMI ponderaron sin embargo el “trabajo y diálogo” que mantienen con las autoridades argentinas vinculados con el sistema estadístico.

Después de extensas negociaciones entre los representantes argentinos en el organismo y su conducción, a comienzos de febrero, el directorio del FMI emitió una declaración de censura contra Argentina en rechazo a las estadísticas oficiales y otorgó un plazo de ocho meses para que el Gobierno aplique medidas para alinear la metodología del Indec, fundamentalmente los datos de precios y crecimiento, a los requerimientos del organismo internacional.

Antes de partir a Washington, Lorenzino recibió de las autoridades del Indec los resultados de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares 2012, que servirá de base para la elaboración del nuevo índice de precios al consumidor nacional urbano (Ipcnu) con que el Gobierno espera solucionar su disputa al interior del FMI. El nuevo índice de precios estaría listo para los primeros días de octubre, según afirmó el director técnico del Indec, Norberto Itzcovich. Sin embargo, Miguel Savastano, subdirector del departamento del Hemisferio Occidental, puso un poco de presión y advirtió, ante una consulta periodística, que el nuevo indicador no implicará el levantamiento inmediato de la declaración de censura.

Ayer, antes de conocerse las declaraciones de los funcionarios del organismo multilateral, Lorenzino consideró que “las recetas del FMI y de los países centrales están cayendo por la falta de resultados en sus economías”. El funcionario consideró que “por eso, algunos de sus gobiernos empiezan a reconocer la situación y hacen más foco en fortalecer sostenidamente los procesos de crecimiento por encima de la consolidación fiscal, como viene planteando la Argentina”.

Mientras el FMI sigue reclamando sus tradicionales recetas de ajuste fiscal y contracción monetaria para enfrentar los riesgos de la crisis internacional, los ministros de economía y banqueros centrales del G-20 advirtieron ayer que “la recuperación económica sigue siendo muy débil”. “Hoy el crecimiento global es sostenido por los países emergentes y las políticas de ajuste en los países centrales detienen la recuperación”, aseveró el funcionario argentino, quien fustigó la aplicación de las tradicionales recetas de ajuste.

A través de un comunicado, los ministros y banqueros centrales del G-20 indicaron que la Zona Euro debe “reducir aún más la fragmentación financiera” y continuar con el fortalecimiento de los balances de los bancos. En ese sentido, los responsables de las áreas de Economía y Finanzas de las economías del G-20 acordaron el viernes que no es necesario establecer objetivos estrictos para reducir los niveles de deuda pública como los que pretende el FMI o el BCE.

Asimismo, el G-20 reclamó que se levante el secreto bancario, una de las condiciones necesarias para la existencia de paraísos fiscales. La posibilidad de revisar esa opacidad bancaria es duramente resistida no sólo por las islas caribeñas donde funcionan los tradicionales paraísos fiscales sino también por países desarrollados como Suiza o Austria, que se rehúsan a transparentar la información.

Compartir: 

Twitter

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, se encuentra en Washington para la asamblea del Fondo.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.