ECONOMíA › LO ASEGURO A PáGINA/12 EL MINISTRO DE AGRICULTURA, NORBERTO YAUHAR

Descartan que vaya a faltar harina de trigo

El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, aseguró ayer que la cosecha de trigo de este año permitirá cumplir con la demanda del mercado interno sin ocasionar problemas de abastecimiento. “El Estado, previendo la situación de menor siembra, hizo un relevamiento de las existencias para reducir las cuotas de exportación y resguardar el consumo en la mesa de todos los argentinos”, explicó a Página/12. El funcionario también negó que existan cambios abruptos en el precio de la harina que utiliza la industria.

La cosecha de trigo para este año fue de alrededor de 9,8 millones de toneladas, al disminuir 25 por ciento respecto del período anterior. Ese retroceso se explicó por dos motivos. El primero fueron las malas condiciones climáticas, con fuertes lluvias que inundaron algunas superficies de siembra hasta causar pérdida de rendimiento. El segundo fue que los productores del campo, guiados por criterios de rentabilidad, reemplazaron ese cultivo por cebada, colza, garbanzo y arvejas. Otros productores optaron directamente por no utilizar ningún cultivo de invierno en la rotación del agro. El resultado fue que en 2013 se registró una de las peores campañas trigueras de los últimos años.

La acción del Estado frente a esa situación llegó a partir de dos vías. El primer paso fue realizar un relevamiento de la producción, para estimar las existencias reales de trigo con las que se iba a contar a lo largo del año. A partir de esos datos, la Secretaría de Comercio Interior limitó las cantidades permitidas de exportación de cinco millones de toneladas a tres millones. Esa estrategia era necesaria para no convalidar posibles tensiones en el mercado interno, debido a que a partir de este cultivo se elaboran productos de consumo masivo, como los panificados. Los exportadores entonces empezaron a colocar en la plaza doméstica los casi dos millones de toneladas de sobra. “En la actualidad el stock en manos de exportadores (y no el de todos los productores) es de 370.000 toneladas, lo que pudo haber dado motivo a confusiones”, afirmó a este diario Andrés Alcaraz, de la cámara de cerealeros.

La otra acción del Estado fue generar los incentivos adecuados para que el sector recupere dinamismo en la próxima campaña. A principios de este mes, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció estímulos fiscales para reimpulsar la producción de trigo. El ministro de Agricultura adelantó que “las medidas están dando excelentes resultados, lo que puede observarse si se tiene en cuenta que empieza a agotarse la oferta de semillas”.

Informe: Federico Kucher.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.