ECONOMíA › CONGELAMIENTO DE LOS 500 PRODUCTOS

Acomodar las góndolas

Los supermercados estiman que en estos días terminarán de acomodar la oferta de los 500 productos congelados, para llegar al fin de semana con abasto suficiente en las góndolas. Desmintieron, de todas maneras, que la situación sea de desabastecimiento en esos artículos. “En principio no existe el faltante de productos. Sí es cierto que la reposición no es algo automático y que si tenemos en cuenta que en general se hace los días lunes y el acuerdo se lanzó el sábado, puede ser que durante el fin de semana algunos de esos productos con más demanda no hayan llegado a ser repuestos”, señaló Juan Vasco Martínez, de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU). Desde el sector negaron que algunas empresas hayan sido denunciadas ante Comercio Interior por el cumplimiento del acuerdo de precios. La Súper Card, que reduciría el costo financiero para los súper, se lanzaría el 20 de junio.

La situación en el interior del país es diferente, donde las grandes cadenas no tienen tanto peso económico como en la región metropolitana. Si bien los supermercados pequeños y medianos nucleados en la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) adhirieron en forma voluntaria al acuerdo de precios, representantes de ese sector admitieron que desde el sábado muy pocos carteles identificatorios de los precios congelados se vieron en las góndolas, y la expectativa de que se mantengan las precios hasta octubre es baja. Fernando Aguirre, de la CAS, explicó a este diario que “las grandes cadenas lograron el compromiso de los proveedores para que no les aumenten, pero eso no está claro en el caso de los comercios más chicos. Eso dificulta las cosas para los comercios”.

En algunas localidades donde están presentes las cadenas del acuerdo de precios, el margen para que los comercios más pequeños aumenten los precios es menor. Pero en muchas otras no existe tal competencia. Aguirre advirtió, de todos modos, que en muchos municipios el sector comercial tiene un vínculo cercano con las autoridades locales, que en algunos casos se traduce en acuerdos de precios. Un ejemplo es Chaco, donde se ofrece una canasta de 200 productos con el compromiso de no subir precios.

Entre las grandes cadenas admiten que se registraron algunos inconvenientes en el lanzamiento del acuerdo de los 500 productos, pero aseguran que se van a ir acomodando. Vasco Martínez ayer indicó que “si uno tiene un producto barato, con un precio competitivo, de consumo habitual, puede ser que por ahí, en determinado momento, por los tiempos lógicos de las reposiciones, no lo encuentre, pero esto no tiene nada que ver con que no puedan ser conseguidos”.

Puso el ejemplo de “buscar una tira de asado en una carnicería un domingo a la tarde”, “frutas y verduras en formatos de comercios más chicos, como puede ser un Carrefour express” y “lugares donde no se trabajan productos de bazar”, para graficar el tipo de dificultades en las góndolas. Los súper ponen límites a la compra desde hace un par de años, en productos críticos como azúcar, yerba y aceite, pero niegan que vaya a ser necesario extenderlos a todos los productos de la lista de 500.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.