ECONOMíA › ENCUENTRO DE CáMARAS EMPRESARIAS PARA MARCAR LA AGENDA, CON DISIDENCIAS INTERNAS

Empresarios unidos, pero no tanto

Los presidentes de las principales asociaciones patronales se juntaron para definir una agenda común frente al nuevo escenario político. Sin embargo, el titular de la Cámara de Comercio rechazó participar y emitió un duro comunicado. Lo mismo hará hoy Adimra.

 Por Cristian Carrillo

Las principales cámaras empresarias se reunieron ayer en un almuerzo que buscó mostrarlos unidos, pero que exhibió fisuras en el mensaje. Los presidentes de Unión Industrial, la Cámara de la Construcción, de bancos nacionales (ABA) y extranjeros (Adeba), la Sociedad Rural, la Asociación Empresaria Argentina y la Bolsa reflotaron el cónclave de lobby empresario que denominan Grupo de los Siete (G-7). “Los presidentes destacaron la relevancia de estos encuentros orientados a definir puntos de vista comunes entre diferentes entidades”, afirmaron en un escueto comunicado que enviaron a la prensa tras el almuerzo. Los sectores que participan del cónclave tienen intereses contrapuestos, lo que dificulta hallar estos puntos de encuentro. El hermetismo que se mantuvo en los últimos días e incluso ayer luego del almuerzo respecto de la agenda y hasta del lugar de la reunión derivó en que el titular de la Cámara de Comercio, Carlos De La Vega, declinara participar. “Concurriremos cuando las reuniones se convoquen públicamente y con agenda concreta”, expresó De La Vega a través de un comunicado. Además, la cámara de empresarios metalúrgicos, Adimra, hará hoy un fuerte planteamiento porque el titular de la UIA concurrió sin autorización interna.

Desde mediados de año los CEO de las cámaras empresarias realizaron varios encuentros. El objetivo de la reunión de ayer era cerrar filas y mostrar una agenda común frente al nuevo escenario político que se presenta tras las elecciones legislativas. Del almuerzo participaron Héctor Méndez (UIA), Gustavo Weiss (CAC), Jaime Campos (AEA), Jorge Brito (Adeba), Claudio Cesario (ABA), Luis Miguel Etchevehere (SRA) y Horacio Fargosi (BCBA). El lugar del encuentro iba a ser el hotel Sheraton, pero durante la tarde del domingo se modificó y se pidió absoluta reserva en comunicarlo a la prensa. El objetivo fue que no se filtrara información. “Fue más bien un circo el que se armó al respecto. No hablamos nada importante”, señaló uno de los presentes, que pidió absoluta reserva.

Los cambios de última hora y el hermetismo provocaron una primera deserción por “diferencias” internas. El titular de la CAC se mostró renuente a participar de un encuentro que sólo se presente como una posición de presión sin una agenda concreta. “Concurriremos con una agenda para poder demostrar de manera inequívoca nuestra vocación por una mayor unidad de acción del sector empresario”, según el comunicado de la cámara que conduce De La Vega. El empresario “declinó participar en razón de que algunos de los asistentes distorsionaron ante los medios los objetivos del encuentro”. Esto se debe a las declaraciones que realizó el titular de la UIA durante el fin de semana. Méndez defendió la presencia de AEA en el encuentro y redobló la apuesta: “Yo me reúno con quien quiero. Nosotros como empresarios también tenemos derechos”. El titular de la entidad fabril deslizó que el motivo de la reunión es defender “la empresa privada para volver a ser tenidos en cuenta”.

La iniciativa del G-7 coincide con una serie de reuniones que el gobierno nacional encabezó con las principales cámaras empresarias y también pequeñas y medianas empresas para discutir una futura agenda económica. La reunión tuvo como principales impulsores a la UIA, AEA, Adeba y la Rural, situación que motivó las diferencias en torno del encuentro. “No es sólo AEA el motor de este encuentro”, había señalado Méndez durante este fin de semana. Sin embargo, las otras cámaras y entidades que participaron guardaron silencio al ser consultadas bajo el argumento de que fueron como “invitadas”. “En la reunión se destacó el aporte del empresariado al desarrollo económico y social, la creación de empleo, la generación de riqueza, así como su papel central en la realización de inversiones productivas. En tal sentido, decidieron llevar al seno de sus instituciones la propuesta de elaborar un temario con los aspectos principales en relación con los cuales la contribución del empresariado al desarrollo económico y social de la Argentina es particularmente trascendente”, detalla el comunicado que rubricaron ayer las siete cámaras presentes.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos De La Vega, de la Cámara de Comercio, confrontó con Héctor Méndez, titular de la UIA.
Imagen: DyN / Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.