EL PAíS › LOS MéDICOS INFORMARON QUE LA PRESIDENTA REASUMIRá SUS FUNCIONES EL PRóXIMO LUNES 18

“En condiciones de retomar sus actividades”

“Se encuentra de alta cardiológica”, aseguraron los médicos que atendieron a Cristina Fernández. Los estudios realizados durante el fin de semana arrojaron “la ausencia de arritmia significativa y un buen estado cardiovascular”.

 Por Julián Bruschtein

El 18 de noviembre es el día en que oficialmente la presidenta Cristina Fernández de Kirchner volverá a la actividad. “Se encuentra de alta cardiológica y en condiciones de retomar sus actividades formales”, a partir del lunes próximo, estimaron los doctores de la Fundación Favaloro en el parte médico difundido después de revisar los estudios cardiológicos que le realizaron durante el fin de semana. “En rigor, hace unos días que la Presidenta sigue algunos temas de la gestión y habla con el círculo político más cercano”, confió un dirigente kirchnerista.

“Los controles clínicos y el Holter de 48 horas realizado a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner han puesto en evidencia la ausencia de arritmia significativa y un buen estado cardiovascular”, señalaron los médicos en el comunicado de la Fundación Favaloro, anticipando el buen estado de salud presidencial. La jefa de Estado mantuvo pacientemente el reposo absoluto que le encomendaron los profesionales, aunque en la última semana se fue interiorizando de algunos temas. “Supo del fallo de la Corte sobre la ley de medios un tiempo después. Fue una paciente ejemplar, así fue como la llamaron los médicos de la fundación”, explicó el dirigente que siguió de cerca el descanso de la Presidenta en la quinta de Olivos.

Treinta días atrás, Fernández de Kirchner debió acudir a los especialistas por dolores de cabeza recurrentes y mareos. El primer diagnóstico apuntó a un “hematoma subdural” en la zona derecha de la cabeza, producto de un golpe, pero indicaron veinte días de reposo a la espera de que se reabsorbiera. Un día después, el entorno presidencial convocó nuevamente a los doctores ante un nuevo síntoma: un cosquilleo en el brazo izquierdo. El equipo de salud tomó la decisión de internar a la Presidenta para luego someterla a una intervención quirúrgica en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro, de la que finalmente salió de alta unos días más tarde con los treinta días de reposo médico, que se cumplieron esta semana.

“Los controles clínicos y el Holter de 48 horas han puesto en evidencia la ausencia de arritmia significativa y un buen estado cardiovascular”, señala el comunicado firmado por los mismos médicos que firmaron el primero: Federico Manes, director del Instituto de Neurociencias, y Gerardo Bozovich, director médico de la institución. En el estudio cardiológico señalaron también que “al igual que en estudios previos, se observó un bloqueo intermitente en la rama de conducción eléctrica izquierda que no interfiere con una normal frecuencia y función cardíacas”.

En el parte médico no dieron precisiones acerca de la forma en la que la Presidenta retomará sus actividades. En un principio, se estima que de forma gradual irá asumiendo la totalidad del trabajo, aunque “ya hace unos días que toma algunos temas de la gestión”, señalaron en su entorno. El vicepresidente, Amado Boudou, fue quien estuvo al frente de la agenda presidencial y seguirá así al menos hasta el lunes próximo, fecha que determinó el equipo de la Fundación Favaloro. Boudou celebró el alta cardiológica de la mandataria durante un acto en Florencio Varela cuando señaló que “siempre dijimos lo mismo, con seriedad y responsabilidad, porque ninguno de nosotros somos médicos –salvo el ministro de Salud nacional, Juan Manzur, y el bonaerense Alejandro Collia– y estábamos esperando el parte, sabiendo que ella estaba haciendo toda su tarea”.

Igualmente, los médicos señalaron que el tratamiento “continuará a partir de ahora con los controles de prevención secundaria que incluirán, como ya se ha adelantado, una prueba de movimiento oscilatorio corporal y de esfuerzo pendientes”. Luego se estudiará la posibilidad de que CFK suba a una aeronave, a través del “control por neuroimagen previsto para evaluar el traslado aéreo, a realizarse el lunes 9 de diciembre”. La Fundación Favaloro dio paso a la Unidad Médica Presidencial a partir de ahora para “las futuras comunicaciones sobre la evolución de su salud”.

En el mes que pasó en recuperación de la intervención quirúrgica, sucedieron hechos políticos de relevancia en los que la Presidenta no participó y de los que la mantuvieron en reserva ante la prescripción médica. Las elecciones nacionales legislativas del 27 de octubre, el choque de otra formación de trenes en la estación de Once, el fallo de la Corte Suprema de la Nación a favor de la constitucionalidad de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y el hallazgo de actas secretas de la Junta Militar fueron algunos de los sucesos importantes que tuvieron a la Presidenta ausente.

Compartir: 

Twitter
 

El secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, dio a conocer en Casa de Gobierno el comunicado de la Fundación Favaloro.
Imagen: Telam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.