EL PAíS › SIGUIERON LOS CRUCES POR EL PRESUPUESTO EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Una pelea que mira a 2015

Desde el gobierno bonaerense continuaron defendiendo el proyecto de presupuesto y criticaron al massismo, que se niega a aprobarlo. Desde el Frente Renovador insistieron en rechazar el pedido de endeudamiento.

Sciolistas y massistas encontraron en el proyecto de presupuesto de la provincia de Buenos Aires del año próximo el motivo perfecto para exponer la disputa de los dos sectores que quieren mandar a partir de 2015. Desde La Plata, el vicegobernador Gabriel Mariotto acusó al Frente Renovador de carecer de “responsabilidad institucional”, dado que apuntaban a dejar a la administración provincial sin presupuesto para el próximo ejercicio. Desde el massismo, el intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, insistió que su fuerza plantea “no aprobar el pedido de endeudamiento sin discutir el presupuesto. ¿Para qué es la plata que está pidiendo Scioli?”, cuestionó. Con el correr de los días, las diferencias, lejos de solucionarse, parecen ir en aumento.

Mariotto, hasta ayer ausente en la polémica, salió a decir lo suyo en una entrevista radial. “Desde el Frente Renovador quieren dejar sin presupuesto a la provincia; sus conductas carecen de responsabilidad institucional”, subrayó. Remarcó que “el Frente Renovador no puede confrontar con las ideas de los que queremos una patria grande, soberanía política y económica”, y consideró que el ma-ssismo “asumió un discurso neoliberal, razón por la cual tendrá que dirimir su interna en el marco neoliberal”.

Pero no fue el único que desde el Ejecutivo provincial salió al cruce del massismo. El jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, acusó a los intendentes enrolados en el Frente Renovador de tener “voracidad fiscal” porque “han aumentado un 40 por ciento las tasas municipales”, a pesar de que proclaman “luchar contra la inflación”. Pérez remarcó que, en cambio, el proyecto de presupuesto que envió a la Legislatura el gobernador Scioli “es equilibrado, no aumenta impuestos e invierte el 73 por ciento en salud, educación y justicia”.

En similar dirección, el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, consideró que los legisladores del massismo, al no querer aprobar el presupuesto 2014, “están negando a los habitantes de la provincia fondos para la construcción de hospitales, para contratar enfermeros y médicos, reducir la mortalidad infantil y producir medicamentos”.

“Hemos encontrado en el Senado una oposición que nos sorprende porque antes de presentado el presupuesto ya se oponían a supuestas cosas que iban a pasar y presentaron en una solicitada del Frente Renovador donde plantean oponerse a cuestiones que muchos de ellos votaron a favor en años anteriores”, argumentó el legislador del Frente para la Victoria Guido Lorenzino.

Desde el massismo, obviamente, vieron la situación desde otra perspectiva. “Scioli decidió ser heredero antes que gobernador, nunca fue a discutirle al poder central los recursos de la provincia de Buenos Aires”, afirmó el intendente De la Torre. “El presupuesto lo pudo aprobar sin las manos del Frente Renovador, así que él no necesita de nosotros para aprobarlo, es una gran mentira”, y aludió al resultado electoral del 27 de octubre al enfatizar: “La gente votó cambio, cuando votó cambio no podemos seguir poniendo el mismo presupuesto que el año anterior y el mismo financiamiento”, añadió siguiendo la línea tirada por Sergio Massa.

Por su parte, el intendente de San Isidro y uno de los radicales que integran el armado del Frente Renovador, Gustavo Posse, aseguró que los legisladores provinciales de la fuerza “votarán el presupuesto del gobernador Scioli, pero no el endeudamiento”. “No se puede votar endeudamiento que van a pagar los bonaerenses”, remarcó, con lo que, en los hechos, significaría que no votarán el presupuesto. Siguió sumando críticas: “El problema es la presión fiscal, los nuevos aumentos de ARBA”. A su vez, la senadora massista Malena Baro instó al Ejecutivo provincial a “reconocer la inflación del 25 por ciento e incorporar dentro del ejercicio la pauta salarial que empieza a correr a partir de marzo y que no está contemplada”. “Están pidiendo en el presupuesto tomar más de 14 mil millones de pesos para endeudarse sin ningún tipo de especificación, excepto 4000 millones que aclaran que es para pago de deuda, lo cual está prohibido por ley”, concluyó la senadora.

Compartir: 

Twitter
 

La Legislatura bonaerense se convirtió en escenario de la pelea por la provincia de Buenos Aires.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.