ECONOMIA › AVANZA LA NEGOCIACION PARA RENOVAR CON EL GIGANTE ASIATICO EL SWAP QUE VENCIO EL AñO PASADO

El respaldo de China para evitar sobresaltos

El ministro de Economía, Axel Kicillof, se sumó a la gira por China que busca inversiones para obras. Además confirmó que negocian restablecer un convenio de intercambio de monedas para garantizar previsibilidad en el comercio.

 Por Fernando Krakowiak

Desde Beijing

El ministro de Economía, Axel Kicillof, se sumó ayer en esta ciudad a la delegación argentina que busca captar financiamiento internacional para un conjunto de quince obras públicas. Cuando se confirmó la llegada del funcionario, quien no participó de la primera etapa de la gira en Moscú, se especuló con la posibilidad de que haya viajado además para negociar con China un swap, convenio de intercambio de monedas que supuestamente le permitiría al país disponer de más reservas ante una eventualidad. Incluso trascendió que serían diez mil millones de dólares. Al ser consultado por un grupo de periodistas en la puerta del hotel Four Seasons, donde está hospedado, Kicillof no desmintió el dato, pero le restó importancia. “El swap es un instrumento válido, pero no supone que vamos a venir a buscar diez mil millones de dólares porque, aun si lo firmamos, tampoco aparece este monto directamente en las reservas, sino que se gatilla ante determinadas situaciones que en general no se dan. No es un instrumento de financiamiento de los países, sino de estabilización del comercio”, aseguró.

Desde hace varios meses, el Gobierno está negociando con el Banco Popular de China la renovación del swap de monedas firmado en 2009, que venció el año pasado sin ser utilizado. Ese swap anterior sólo podía aplicarse a operaciones comerciales entre ambos países, pero trascendió que la intención oficial no sólo era renovarlo, sino extender su uso a las necesidades financieras, fundamentalmente el pago de vencimientos de deuda. Kicillof, en cambio, descartó ayer esa posibilidad y buscó bajar las expectativas. El ministro recordó que el convenio de swaps, firmado en 2009 por iniciativa de China, buscó evitar dificultades financieras que pudieran afectar el comercio y dio a entender que si se renueva tendría un alcance similar y, por lo tanto, limitado. “Puede surgir este tema, pero no tiene sentido decir que vine por eso”, respondió cuando lo consultaron sobre la negociación por el swap, sobre la que podría haber novedades hoy. Luego remarcó que su prioridad durante este viaje será tratar de seducir inversores para los quince proyectos de infraestructura que el Ministerio de Planificación, que encabeza Julio De Vido, considera prioritarios. De hecho, mañana por la mañana será el orador principal del road show.

Beijing amaneció ayer con una visibilidad muy baja, pero no como consecuencia de la niebla, sino de una nube de smog provocada por la contaminación que generan el tránsito y la industria, nube que suele variar de acuerdo a los vientos. El problema es tan grave que hace un par de semanas el gobierno chino llegó incluso al extremo de prohibir las parrillas al aire libre por el humo que emiten. En los últimos tres meses, la policía confiscó más de 500 parrillas que luego fueron cortadas para que no puedan ser usadas de nuevo.

La actividad oficial en esta jornada de “neblina londinense” fue escasa, ya que la mayoría de las reuniones se concentrarán entre hoy y mañana. De Vido se reunió con el director general de la empresa china de ingeniería Sinomach, holding que controla a la constructora CMEC, para conversar sobre los distintos proyectos en carpeta. A su vez, el secretario de Obras Públicas, José López, sólo mantuvo una reunión con directivos del grupo Gezhouba, integrante del consorcio que ganó la licitación de las represas Kirchner y Cepernic. Por la noche, el embajador argentino en China, Gustavo Martino, ofreció una recepción en su coqueta residencia, donde sobresalió un cuadro con la camiseta autografiada de Diego Maradona. “Diego me la regaló en agosto del año pasado”, aseguró Martino a este diario, entusiasmado. Asistieron al coctel funcionarios, empresarios y periodistas. La lista de empresarios se modificó levemente con respecto a Rusia: Gerardo Ferreyra (Electroingeniería) y Enrique Wagner (Esuco) se sumaron a la comitiva. Además, Jorge “Corcho” Rodríguez, el ex marido de Susana Giménez, también se dio una vuelta por la residencia del embajador en su rol de asesor de la constructora brasileña Odebrecht, firma que analiza presentarse en alguno de los quince proyectos que se liciten el año próximo.

Más allá de lo que pueda surgir con respecto a los swaps, la agenda de hoy prevé que De Vido se reúna con el vicepresidente de Huawei, una empresa especializada en el equipamiento de telecomunicaciones; el gerente general de China National Nuclear Corporation (CNNC), que volverá a insistir para que se acelere el proceso de llamado a licitación de las nuevas centrales nucleares, y el chairman de China Satellite Launch and Tracking Control General, organismo de la República Popular China responsable del programa de exploración del espacio, el cual tiene previsto montar un observatorio astronómico en Bajada del Agrio, Neuquén, con una inversión proyectada de 300 millones de dólares.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Leandro Teysseire
SUBNOTAS
 
ECONOMIA
 indice
  • AVANZA LA NEGOCIACION PARA RENOVAR CON EL GIGANTE ASIATICO EL SWAP QUE VENCIO EL AñO PASADO
    El respaldo de China para evitar sobresaltos
    Por Fernando Krakowiak
  • TEMAS DE DEBATE: EL ROL DEL ESTADO EN EL MERCADO DEL SUELO
    El papel del Código Civil

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.