ECONOMíA › BUSCAN QUE LA SUBA DE TASAS NO IMPACTE EN LA ECONOMíA

Para que no se enfríe

 Por Federico Kucher

En 2014, el Banco Central potenciará las iniciativas de coordinación financiera para evitar que el incremento de las tasas de interés impacte en la actividad productiva a través del encarecimiento de los préstamos a las empresas. La licitación de fondos del Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario, el lanzamiento de la cuarta etapa de la Línea de Créditos para Inversión Productiva y la disminución de encajes para bancos que financien a largo plazo a pequeñas y medianas empresas serán instrumentos centrales de la autoridad monetaria para garantizar crédito barato para la producción. La intención del Central es que las medidas de las últimas semanas para moderar la inestabilidad cambiaria y la caída de reservas no lesionen la inversión y el empleo.

“Con el objetivo de equilibrar el mercado monetario y favorecer el ahorro en moneda nacional a partir de enero el Banco Central comenzó a aumentar las tasas de interés de referencia”, apuntó la entidad, en su informe Macroeconómico. El rendimiento de las letras (Lebacs) que ofrece el Central a las entidades financieras a cambio de sus pesos, con el objetivo de retirar circulante del mercado, ascendió a fines de febrero al 29 por ciento, cuando en diciembre la tasa de interés era de 19 por ciento. Este desempeño adquiere relevancia si se tiene en cuenta que el costo del crédito para empresas e individuos replicó el alza de la tasa de interés de referencia. Por caso, en enero la tasa de los adelantos a cuenta corriente ascendió a 28,8 por ciento, cuando era del 21,5 por ciento en el mismo período del año pasado. al tiempo que la del segmento de documento a sola firma alcanzó 26 por ciento, contra 19 por ciento de enero de 2013. A su vez, el rendimiento de la Badlar (tasa de plazo fijo mayor al millón de pesos) pasó de 15 a 25 por ciento.

“Debe destacarse, no obstante, que la autoridad monetaria cuenta con instrumentos específicamente diseñados para evitar que estos incrementos (de la tasa de interés) deterioren el crédito productivo”, dice el Central. El informe precisó cuáles son las herramientas relevantes para avanzar en esta dirección. La primera es el lanzamiento de la cuarta etapa de la Línea de Crédito para la Inversión Productiva, lo cual implica inyectar al mercado recursos prestables por 23 mil millones de pesos durante el primer semestre de 2014. La iniciativa apunta a financiar emprendimientos de la economía real con un plazo de 36 meses y tasas fijas de 17,5 por ciento. Entre mediados de 2012 y fines del año pasado, se desembolsaron 53.700 millones de pesos a través de este instrumento financiero, de los cuales el 60 por ciento se destinaron a micro, pequeñas y medianas empresas.

Otra herramienta del Central para segmentar el crédito y moderar el impacto del aumento de las tasas de interés será continuar con el Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario. “Desde su inicio hasta diciembre último, se desembolsaron a través de los adelantos del Bicentenario 5860 millones de pesos, principalmente a la industria. Así, junto con la LCIP (Línea de Crédito para la Inversión Productiva), se seguirán estimulando los préstamos en pesos al sector privado en un contexto donde el nivel de apalancamiento global de la economía, a pesar de haberse recuperado 5,9 puntos porcentuales desde 2010, permanece bajo (17 por ciento del Producto)”, cerró el informe.

Compartir: 

Twitter
 

El Central apuesta a que no se deteriore el crédito productivo.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.