ECONOMíA › EL GREMIO DE LOS TRABAJADORES BURSáTILES OBTUVO LA PERSONERíA EN ENERO

El sindicato de los hombres de la Bolsa

Los trabajadores se preparan para iniciar la primera paritaria de su historia, pero la patronal resiste. Desde el gremio denuncian el despido de ocho trabajadores de la Bolsa de Rosario y lo atribuyen a persecuciones por afiliación.

 Por Cristian Carrillo

Tras obtener a principios de este año la personería jurídica, el Sindicato de Trabajadores del Sistema Bursátil (Sitrabur) se apresta a iniciar la primera paritaria en su historia. El Sitrabur surge a partir de la nueva ley de mercado de capitales, aprobada en 2012 por el Congreso y puesta en funcionamiento a mediados del año pasado. Pese a que el flamante sindicato comienza a cristalizar su alcance nacional con la incorporación de las Bolsas de Mendoza y Córdoba, se mantiene la resistencia de las autoridades de los principales mercados del país. Desde el gremio denuncian el despido de ocho trabajadores de la Bolsa de Rosario el viernes, el cual atribuyen a persecuciones por afiliación al sindicato.

El sindicato nace por iniciativa de trabajadores de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, institución de 159 años en la que, a pesar de haberse intentado en tres oportunidades la conformación de un gremio, nunca antes se logró llevar a buen término. “La conformación de este sindicato no hubiese sido posible sin el actual marco político y económico. Y, en concreto, sin la estrecha colaboración del Ministerio de Trabajo y del Palacio de Hacienda para que, tras casi 160 años de historia, los trabajadores de la Bolsa de Buenos Aires estén sindicalizados”, explicó a Página/12 la abogada y secretaria general del Sitrabur, Mariela García Lastra.

Esta iniciativa nace durante del tratamiento del nuevo marco regulatorio del mercado de capitales. La reforma integral aprobada en 2012 por el Congreso reemplazó a la Ley 17.811 promulgada durante 1968 durante la dictadura de Juan Carlos Onganía. La nueva ley puso fin a la autorregulación de la actividad bursátil y abrió el juego a nuevos actores del sistema financiero, al tiempo que acerca los instrumentos bursátiles al pequeño ahorrista. La principal premisa de la nueva ley fue desconcentrar los negocios en la Bolsa, proteger al usuario y favorecer el acceso. Sin embargo, dejaba un hueco legal en materia gremial que las autoridades de las Bolsas comenzaban a utilizar para presionar a la Comisión de Valores para morigerar o evitar estos cambios de la regulación del sistema bursátil.

“Un grupo de compañeros, todos trabajadores de Bolsa, nos autoconvocamos en defensa de nuestros empleos, obteniendo como primer logro que la nueva ley contemplara un artículo por el cual la nueva normativa no puede invocarse como justificativos de despidos”, explica a Página/12 Pablo Ganduglia, secretario adjunto. “Nuestra actividad laboral es única y específica, y no se encontraba sindicalizada, lo cual implicó siempre que hemos estado sujetos a las decisiones de la patronal. Hubo intentos de revertir esta situación, pero los anteriores intentos de sindicalización por uno u otro motivo fracasaron”, agrega. Las primeras reuniones fueron de trabajadores de las Bolsas de Buenos Aires y Rosario, con la que obtuvieron cierta organización y la redacción del primer estatuto. Fueron rechazados por un tema de encuadre gremial de los sindicatos bancario y el de comercio.

El 14 de enero obtuvieron la “inscripción de primer nivel en el Registro de Asociaciones Sindicales”. El acto se realizó en el Ministerio de Trabajo y contó con la presencia del ministro Carlos Tomada y del secretario general de la CGT, Antonio Caló, que apadrinó al nuevo gremio. Actualmente se encuentran próximos a obtener la personería jurídica a nivel nacional. El Sitrabur agrupa a trabajadores que presten servicios en relación de dependencia en las entidades del sistema bursátil nacional, agentes de liquidación y compensación de operaciones y de depósito colectivo de valores negociables, con zona de actuación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en Rosario. En los próximos días se firmará la adhesión de la Bolsa de Mendoza y Córdoba. Esta semana comenzará la primera paritaria, que se mantendrá dentro de los guarismos que maneje a nivel nacional la CGT que conduce Caló.

Mañana además se reunirán representantes del Sitrabur con el personal y las autoridades de la Bolsa rosarina, que preside Raúl Meroi, para tratar el primer caso de despidos –según explican desde el gremio– por actividad sindical. A última hora del viernes pasado, la Bolsa granaria de Rosario despidió a ocho trabajadores en relación de dependencia. Si bien se solicitó mantener en reserva los nombres de los trabajadores despedidos, este diario pudo saber que corresponden a empleados de las áreas de recursos humanos, gerencia y administrativos. Desde el Sitrabur esperan cerrar este capítulo de persecuciones para iniciar la discusión de salarios de este año.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Carlos Tomada; la secretaria del gremio, Mariela García Lastra; y el jefe de la CGT, Antonio Caló.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.