ECONOMIA › KICILLOF DESTACO EL APORTE MACROECONOMICO DE LA SUBA DE LAS ASIGNACIONES FAMILIARES

En defensa de la asignación por hijo

El ministro de Economía indicó que el aumento de asignaciones
impactará en el consumo. También denunció que “el pensamiento aristocrático tiene desprecio por los sectores más vulnerables”.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, sostuvo que las asignaciones familiares y la Asignación Universal por Hijo (AUH) tienen un rol redistributivo para la economía argentina. “Cuando se inyecta el dinero directamente en estos sectores de bajos recursos, buena parte del ingreso se dedica al consumo, y el consumo genera ingresos en los comerciantes, eso genera trabajo y lo que parece ser una ayuda focalizada, al tratarse de un programa universal funciona como un resorte que empuja a la economía en su conjunto”, argumentó el funcionario durante un diálogo con Gabriel Mariotto por Radio Provincia. El funcionario también cuestionó a los sectores de derecha que descreen del rol del Estado. “El pensamiento aristocrático tiene un fuerte desprecio por los sectores más vulnerables”, agregó.

La semana pasada, el Gobierno actualizó los montos de las asignaciones familiares (entre 20 y 40 por ciento) y la AUH, un 40 por ciento, al pasar de 460 pesos a 644 pesos. La suba resultó superior a cualquier pronóstico de inflación. El universo de beneficiarios del sistema asciende a 7,9 millones de niños y adolescentes, el 60 por ciento del total de esa población, dentro de los cuales quienes cobran específicamente la AUH son 3,4 millones.

“No sólo hay un papel de ayuda inmediata para quien no tiene un empleo en blanco o un incremento para los que lo tienen, sino que hay un efecto general. Muchas veces se pierde la importancia de esto por el debate ideologizado de la derecha, que cree que cuando el Estado genera una prestación social, genera gasto”, manifestó Kicillof.

No bien se había lanzado el sistema de la AUH, el senador Ernesto Sanz había dicho que esos recursos se iban “por la canaleta del juego y de la droga”. “Hay sectores políticos y sociales que hablan de los negros y esa tilinguería, ese pensamiento aristocrático, tiene cierto desprecio por la gente que no ha tenido las mismas oportunidades”, enfatizó el ministro de Economía.

“Este aumento, el más importante desde su implementación, lleva incluso el poder adquisitivo de la AUH a su nivel más elevado, constituyendo una medida sumamente importante para reducir los índices de indigencia, a la vez que combate los efectos recesivos de la devaluación y de los aumentos de precios recientes”, sostuvo el investigador Pablo Manzanelli, del Centro de Investigación y Formación de la CTA (Cifra). Desde Cifra habían reclamado una actualización de los montos de las asignaciones para continuar en la senda del achicamiento de la pobreza, que para este centro de investigación se ubicó en el 17 por ciento durante el último trimestre de 2013.

“Hemos avanzado mucho desde aquel 2001 y por más que traten de generar desánimo en el marco de una campaña electoral despiadada, sabemos cómo ha mejorado la condición social, se ha hecho en diez años lo que Europa dice que le va a llevar un siglo, como es bajar la tasa de desempleo del 25 a 7 por ciento”, afirmó Kicillof, quien agregó: “La ortodoxia siempre prefirió darle un peso más a un banco que a un niño que lo necesita y eso no es sólo una mala conciencia y mala ideología, sino que es mala teoría económica”.

Otro de los instrumentos redistributivos aplicados por el gobierno nacional tiene que ver con el Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos (Progresar). Según un estudio del Conicet, la reducción de la inequidad social, a partir de la vigencia de este programa, oscila entre el 5 y el 8 por ciento para el total de la población y del 15 al 30 por ciento para el universo de jóvenes. Y la brecha de ingresos entre el 10 por ciento más rico de personas entre 18 y 24 años y el 10 por ciento más pobre llega a caer un 32 por ciento.

Dentro de este programa, la Anses determinó que el 26 por ciento de quienes se anotaron aspiran a completar sus estudios universitarios; el 24 por ciento, los estudios terciarios, y un 45 por ciento, estudios secundarios. Sólo el 5 por ciento del total se plantea terminar los estudios primarios.

Compartir: 

Twitter
 

Axel Kicillof valoró la estrategia de poner “plata abajo”.
Imagen: Arnaldo Pampillon
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.