ECONOMIA › GRIESA LLAMO A LAS PARTES A SEGUIR NEGOCIANDO PARA CUMPLIR CON SU FALLO A MEDIDA DE LOS BUITRES

El juez no acusó recibo y todo sigue igual

El magistrado ignoró los pedidos de aclaración al bloqueo impuesto sobre los fondos. Sólo autorizó el pago de títulos con ley argentina por única vez. Criticó al gobierno argentino y ratificó a Pollack como mediador. “Es imparcial”, aseguró.

El juez Thomas Griesa repitió su habitual rutina en los tribunales de Nueva York. Durante una breve audiencia ignoró los pedidos de aclaración y cuestionamientos formales al bloqueo impuesto sobre la cadena de pagos de los bonos argentinos por sus órdenes. Con la intencionada lentitud que lo caracterizó a la hora de responder las consultas de las terceras partes afectadas por su fallo, el magistrado terminó de habilitar los últimos eslabones para el pago de los títulos en dólares regidos por ley argentina depositados en cuentas bancarias del extranjero. El Citibank había obtenido luz verde para proceder la semana pasada, pero el magistrado demoró en autorizar a la caja compensadora Euroclear. Sin embargo, el juez volvió a pasar por alto las consultas sobre los 539 millones de dólares de los acreedores retenidos por el Bank of New York (BoNY) correspondientes a los vencimientos de los títulos regidos por las leyes de Estados Unidos e Inglaterra. “Vuelvo a la oficina el lunes. Manténganse en contacto con mi oficina sobre lo que necesiten. No quiero hacer nada más por hoy”, concluyó Griesa ante la consulta de otras entidades involucradas en la transferencia de fondos como el banco JP Morgan Chase.

Página/12 accedió a una copia de la transcripción de esa audiencia. Allí abundaron las tradicionales expresiones de malestar por las declaraciones de funcionarios argentinos y reclamos referidos a la necesidad de implementación del polémico fallo convalidado por todo el sistema judicial de Estados Unidos. “No se logró un acuerdo antes del 30 de julio. ¿Dónde nos deja eso? Tenemos que seguir. Las deudas no se extinguieron”, sostuvo al reclamar la continuidad del diálogo entre las partes. “La República Argentina no pagó los intereses de los títulos en manos de los bonistas del canje. Ahora bien, si eso se llama default en el lenguaje que importa para las companías aseguradoras, no es un tema en el que me quiero meter”, advirtió, despreocupado, Griesa.

La Corte del Distrito Sur de Nueva York rechazó un nuevo pedido argentino para reemplazar al cuestionado mediador, Daniel Pollack. El costoso letrado impuesto por el tribunal, que estuvo presente en la reunión, fue impugnado por la parcialidad en favor de los buitres manifestada en su último comunicado al enfatizar la existencia de un default. “El es completamente imparcial”, aseguró Griesa frente a los duros cuestionamientos realizados por Kicillof. “Si la palabra ‘default’ fue utilizada, bueno, difícilmente puede decirse que sea imprecisa cuando los pagos a los bonistas del canje no fueron realizados”, insistió el juez que la semana pasada había reconocido la existencia del pago realizado el 26 de junio por la Argentina y retenido por el Bank of New York.

“Lo que ocurrió esta semana no modifica o reduce las obligaciones de la Argentina”, reiteró Griesa al reclamar el cumplimiento de su fallo y la finalización del período de gracia para que los acreedores reciban en sus cuentas los fondos depositados por el país. A diferencia del encuentro anterior, esta vez fue el magistrado quien condujo la breve audiencia y no los abogados de los fondos buitre.

“Las declaraciones públicas del país han sido altamente engañosas y deben parar”, advirtió Griesa al referirse a las afirmaciones de la presidenta Cristina Fernández y del ministro Axel Kicillof vinculadas con la voluntad para pagar y alcanzar un acuerdo satisfactorio para el ciento por ciento de sus acreedores. “La Argentina tiene dos tipos de obligaciones: primero, la obligación con los bonistas del canje y, segundo, la obligación con los acreedores del juicio. La Argentina enfatiza su deseo de pagarles a los bonistas del canje, pero esas son medias verdades”, indicó Griesa, desconociendo las reiteradas declaraciones del Gobierno para alcanzar un acuerdo con la totalidad de los acreedores. La voluntad de negociar y la necesidad de un paraguas legal que permita alcanzar un acuerdo sin violar las condiciones pactadas con el 92,4 por ciento de los bonistas del canje fueron reiteradas por Jonathan Blackman, el letrado que representó al país.

“Quiero contarles una breve historia”, indicó antes de comenzar un sesgado recorrido por la extensa disputa legal. Lamentó que sus “esfuerzos” para trabar embargos sobre activos del país a pedido de los fondos buitre no hubieran prosperado y celebró el hallazgo de la forzada interpretación de la cláusula pari passu que estructuró su fallo actual.

Despejar el berenjenal

La semana pasada, Griesa había autorizado al Citibank a cursar los pagos de los vencimientos en dólares correspondientes a los bonos Discount regidos por la ley argentina que se pagan en el exterior. Los tenedores con cuentas bancarias locales ya habían recibido los 110 millones de dólares correspondientes. Pero la corte del Distrito Sur de Nueva York mantenía bloqueados aproximadamente 80 millones de dólares que debían pagarse fuera del país. El visto bueno era insuficiente si el juez no daba la misma autorización a las cajas compensadoras Euroclear y Clearstream, el último eslabón en la cadena de pagos. Lo curioso es que las órdenes de Griesa no sólo exceden su jurisdicción, sino que alcanzan a bonos idénticos que no fueron emitidos en el canje sino a otras series, como la entregada a Repsol como pago por la expropiación de sus acciones de YPF. Más curioso todavía es que la decisión fue presentada como un “favor” por única vez.

Compartir: 

Twitter
 

“Las declaraciones públicas del país han sido altamente engañosas y deben parar”, aseguró Griesa.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared