EL PAIS › COBOS, SANZ Y BINNER CELEBRARON EL DIA DE LA PACHAMAMA SIN CARRIO NI SOLANAS

A la Pachamama le faltaron dos hijos

Los dos radicales y el socialista anotados como precandidatos presidenciales del Frente Amplio-Unen se mostraron juntos en Jujuy. Su presencia en esa provincia también apuntó a respaldar a Gerardo Morales en su pelea por la gobernación.

 Por Sebastian Abrevaya

Desde Jujuy

La dirigencia del Frente Amplio-Unen se juntó ayer en la Quebrada de Humahuaca.

Un facón de plata clavado en la tierra seca de la Quebrada de Humahuaca; el humo de saumerio saliendo de un jarrón de barro para perderse entre los cerros andinos; botellas de vino, cerveza, agua, chicha, café, té y alcohol, hojas de coca, semillas de quinoa, choclo, maíz, papa y cigarrillos, acomodados alrededor del poncho color punzó, que tapaba el pozo donde se iniciaría el ritual. Así, en un paisaje diferente, uno por uno, los precandidatos presidenciales del Frente Amplio-Unen Ernesto Sanz, Hermes Binner y Julio Cobos se arrodillaron ayer ante la Pachamama para ofrendarle las bebidas y comidas de las comunidades originarias de Jujuy y agradecerle a la madre tierra por su ayuda y protección. Acompañados por el senador radical y dueño de casa Gerardo Morales, los precandidatos aprovecharon el Día Nacional de la Pachamama para tratar de dar otra muestra de unidad de cara a las elecciones de 2015, aunque nuevamente se ausentaron Elisa Carrió y Fernando “Pino” Solanas. “Cuando se constituyó este frente federal, el 22 de abril, acordamos recorrer el país para conmemorar las fiestas patrias. Esta no es una fiesta patria, pero sí es una fecha llena de valores, de cultura, de trabajo y de la tierra”, aseguró Sanz.

Con la idea de superar las especulaciones sobre una alianza con el PRO de Mauricio Macri, Cobos, Binner y Sanz volvieron a mostrarse juntos, como lo habían hecho el 9 de Julio en Tucumán y recientemente en Entre Ríos. Esta vez fue el turno del norte argentino, donde su presencia también apuntó a respaldar a Morales en su pelea por la gobernación provincial el año próximo. Carrió nuevamente se había comprometido a asistir, pero el default y el conflicto internacional en Gaza fueron las excusas para justificar su estadía en la ciudad de Buenos Aires. “Si se van ustedes, alguien se tiene que quedar”, les dijo la chaqueña a los organizadores, que se resignaron ante tales argumentos. Pino Solanas, en cambio, está recuperándose de una operación. Mandó en su nombre al legislador porteño Javier Gentilini, que leyó además su carta de apoyo: “La Pachamama es una categoría espiritual que debe acompañarnos no sólo en nuestra vida interior, sino también en la esfera pública. Porque la Naturaleza, la Tierra, está en horas críticas. Y es urgente que nos comprometamos a ayudar a remediar los males que la aquejan”, señaló Solanas en un tramo de su carta. También estaba allí el secretario general de Libres del Sur, Humberto Tumini, que consideró el encuentro como una demostración de la “voluntad de Unen de ir por el país, pero también por los gobiernos provinciales y por los municipios”.

“Esta es una de las fiestas que hacen a nuestra patria, que forman parte de nuestro acervo cultural. Y defender estos valores significa defender a la nación, defender a los niños, los jóvenes y los adultos”, aseguró Binner, el último presidenciable en realizar el ritual. Al igual que sus competidores en las primarias abiertas de agosto próximo, el santafesino se arrodilló frente al pozo acompañado por una mujer, con quien arrojó las hojas de coca, las bebidas y la comida, para luego encender un cigarrillo y tomar de un saque un vaso de vino, otro de chicha y el último de seco.

La misma secuencia hicieron Sanz, Cobos, Morales y también otros dirigentes radicales que viajaron a Jujuy, como el senador Angel Rozas, el diputado Ricardo Alfonsín y Ricardo Gil Lavedra. Antes de empezar, cada uno pronunció unas palabras de agradecimiento y le pidió ayuda a la Pachamama para mejorar la vida de los argentinos. Al terminar, una de las referentes de las comunidades les colocó una pulserita de hilo de lana blanca y negra para “ahuyentar los males”.

Terminada la ceremonia, y tras la foto de rigor en el Monumento a la Independencia, los presidenciables dieron una conferencia de prensa, en la que no faltaron las críticas a los gobiernos nacional y provincial, la situación luego del “default K”, la inflación, el narcotráfico y la corrupción. “El camino para encontrar una solución es el de la negociación”, se jugó Binner, que rechazó la postura de Mauricio Macri, de pagarles lo que piden a los fondos buitre y la de no pagarles nada, provocando un default. “Lo importante son las consecuencias”, aseguró Cobos, cuando se le preguntó si el país estaba o no en default. “A nosotros nos preocupa mucho más el default interno que el externo. El incumplimiento con los jubilados, con las economías regionales, con la generación de empleo”, remató Sanz.

Más allá de las declaraciones públicas, también estuvo presente el tema del armado nacional, la política de alianzas y las dificultades del FA-Unen para constituirse en una opción opositora atractiva por encima del PRO y del Frente Renovador de Sergio Massa. En Jujuy, al igual que en otros distritos, el radicalismo y sus aliados analizan la posibilidad de conformar un frente local que agrupe a toda la oposición, independientemente de lo que suceda a nivel nacional. En ese contexto, dirigentes nacionales advertían ayer que la ebullición interna y el conflicto sobre este tema resulta beneficioso para el PRO, que sube en las encuestas, y no para la alianza. Por ahora, está claro que la decisión final no llegará pronto y que todavía sigue en debate qué postura se impondrá: la de Carrió y un sector importante del radicalismo que impulsa un acuerdo “amplio” o la de Proyecto Sur, Libres del Sur y los socialistas que se resisten.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared