ECONOMíA › ENCUENTRO EN BRASIL POR EL INTERCAMBIO AUTOMOTOR

Ministros al volante

En un viaje relámpago y sin previo aviso, Kicillof visitó en San Pablo a su par brasileño, Guido Mantega, en busca de respuestas a la crisis que afecta a las terminales y los autopartistas.

El intercambio comercial entre Argentina y Brasil fue el eje de un encuentro ayer por la tarde en San Pablo. En un marco de crecientes tensiones internas por la caída de las compras desde el país vecino, fundamentalmente a lo largo de toda la cadena de valor automotriz, el ministro de Economía, Axel Kicillof, se encontró con el titular de Hacienda brasileño, Guido Mantega, y el responsable de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Mauro Borges. Los gobiernos habían alcanzado en junio pasado un acuerdo para dar previsibilidad y reactivar la industria automotriz en ambos países. Sin embargo, la persistencia de un escenario de menor crecimiento afectó la marcha del acuerdo. Las exportaciones argentinas de vehículos y autopartes hacia Brasil entre enero y julio reflejan una caída interanual del 24 por ciento, de acuerdo con estadísticas brasileñas.

“El problema de las exportaciones no es la competitividad, sino que no hay demanda”, advirtió ayer Kicillof durante la mañana, en el evento organizado por la Cámara Argentina de Comercio (CAC) frente a las reiteradas presiones devaluatorias. “Si las economías que nos compran no logran revertir su situación, difícilmente nuestros sectores exportadores puedan ser dinámicos. Algunos se olvidan que Brasil es nuestro principal comprador”, explicó el funcionario ante un auditorio colmado por empresarios (ver páginas 6 y 7).

El viaje a San Pablo no había sido anticipado, pero desde el Palacio de Hacienda indicaron que forma parte de las conversaciones de seguimiento del acuerdo bilateral alcanzado en junio para el sector automotor. El convenio que rige por un año pretendía dar previsibilidad y reactivar la industria en ambos países hasta 2015, cuando se negociará toda la política automotriz común, que contempla cuestiones de fondo de la estrategia sectorial del Mercosur. Sin embargo, la desaceleración de las dos economías sudamericanas limitó el impacto de esa medida, que incluyó, además, un convenio entre los sectores empresarios para asegurar cuotas de mercado y restableció el coeficiente flex en un valor de 1,5. Es decir que por cada 1000 dólares importados, la exportación no puede superar los 1500 dólares.

Por su parte, el acuerdo entre privados establecía que los autos argentinos tendrán una participación mínima del 11 por ciento en el mercado brasileño, desde el 8 por ciento en el que se encontraba a mediados de año. En tanto, el mínimo para los autos brasileños en el mercado argentino quedó en 44,3 por ciento, en línea con la participación actual.

Aunque permitió reactivar canales de diálogo que estaban estancados, el acuerdo no permitió torcer la coyuntura recesiva en la actividad automotriz. Por eso, a las tensiones internas por los aumentos de precios excesivos desde las terminales luego de la devaluación, se suma la menor demanda de automóviles desde Brasil. Las compras desde el país vecino cayeron 24 por ciento interanual en el primer semestre del año. El guarismo adquiere más relevancia al advertir que 9 de cada 10 autos que exporta Argentina tienen como destino el país vecino. De acuerdo con los datos de Adefa, la producción de automóviles llegó a 49.324 unidades durante julio, con una caída interanual del 31,4 por ciento. Si bien todavía no se observaron despidos a gran escala, sino suspensiones en las principales ensambladoras automotrices, los problemas son más evidentes en la actividad autopartista.

En junio, los gobiernos fijaron una “hoja de ruta” de cara a la negociación más amplia que tendrá lugar el año próximo. En ese momento, deberá definirse un amplio conjunto de normas que regulan el comercio regional de autos, como las reglas de origen, que establece el mínimo de partes regionales o nacionales para que un auto sea Mercosur y acceda a los beneficios arancelarios del bloque.

Compartir: 

Twitter
 

Las exportaciones a Brasil de vehículos y autopartes cayeron este año 24 por ciento.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.