ECONOMíA › MáS REPERCUSIONES DEL COLOQUIO DE IDEA

Un foro de desaforados

“A través de sus voceros quieren volver a la Argentina neoliberal y, a su vez, volver al endeudamiento externo para condicionar la autonomía y el desarrollo del país”, dijo ayer el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en referencia a los analistas y empresarios nucleados en el Instituto para el Desarrollo Empresarial Argentino (IDEA), que la semana pasada realizó su coloquio anual en Mar del Plata. “Si uno ve todos los empresarios que se quejan, efectivamente vamos a ver a los empresarios que más rentabilidad han tenido en los últimos años, por ejemplo en el sector automotor”, agregó. Por su parte, dentro del espectro empresario, el presidente de la Unión Industrial, Héctor Méndez, buscó despegarse de los conceptos vertidos durante el evento, que por momentos registró duros ataques a la investidura de la Presidenta. “Llevar las cosas a cuestiones personales no tiene ningún sentido y no corresponde”, afirmó el titular de la UIA.

El tono crítico de las disertaciones del Coloquio de IDEA rozó en varios momentos la ofensa personal y el patoterismo, como sucedió con la disertación del abogado constitucionalista Daniel Sabsay, quien reclamó a la jefa de Estado a que presente su título de abogada. Este pedido lo reiteró ayer en declaraciones radiales. “No le puede faltar el respeto ni a la Presidenta de la Nación ni tampoco a un foro, porque si quiere hacer política que se presente a elecciones”, sentenció Capitanich, quien consideró equivalente pedirle a Sabsay “un encefalograma”.

“Usar este tipo de foros para emitir diatribas, injurias, calumnias y ataques permanentes al Gobierno me parece que no es la mejor expresión”, detalló el funcionario con respecto al Coloquio. Capitanich también sostuvo que “el foro, se supone por su palabra definitoria, debe transmitir ideas; pero no las ideas vetustas que han condicionado el crecimiento y el desarrollo autónomo del país”. “Muchos de estos empresarios, a través de sus voceros, lo que quieren es volver a la Argentina neoliberal”, agregó.

Méndez también buscó despegarse del tono agresivo con que se llevaron a cabo las jornadas en la 50ª edición del Coloquio. Si bien mantiene un discurso crítico respecto del Ejecutivo nacional, en particular a partir de la sanción de la Ley de Abastecimiento, por estos días mantiene las formas. El objetivo es evitar faltazos de funcionarios en la convención anual de la UIA que se llevará a cabo en diciembre próximo. A diferencia de lo que señaló el titular de IDEA, Miguel Blanco, quien sostuvo que no hay diálogo con el Gobierno, Méndez afirmó: “Yo hablo con el Gobierno todas las veces que puedo. Hablo con varios ministros. Les pido cosas. Me contestan. No tengo roto el diálogo”, indicó Méndez en declaraciones radiales. Por último sostuvo que, en su rol de presidente de la UIA, realiza críticas a la situación económica, pero no apunta a “nada que se refiera a cuestiones personales de ninguno”. “No me meto con las personas, a muchas de ellas les debo respeto”, afirmó Méndez.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.