SOCIEDAD › EL INFORME PRELIMINAR DE LA AUTOPSIA DESCARTó QUE ARRUGA HUBIERA RECIBIDO ALGúN DISPARO

Primeras confirmaciones por Luciano

El juez Salas recibió las primeras precisiones de la autopsia al cuerpo que se sostiene que pertenece a Luciano. Se comprobó que es el mismo cuerpo que fue enviado desde el Hospital Santojanni. Inicialmente se determinó que no recibió disparos.

 Por Raúl Kollmann

La Justicia inició ayer el proceso de autopsia del cuerpo que, casi seguro, pertenece a Luciano Arruga, desaparecido desde febrero de 2009. Tras una ardua lucha de la familia del joven, acompañada por el CELS, hace unos días se determinó que una persona enterrada como NN en el cementerio de la Chacarita sería Luciano. En su momento, a esa persona, atropellada, se le hizo una autopsia y lo primero que se determinó ayer es que el cuerpo enterrado es el mismo que el del Santojanni porque tiene las mismas fracturas. Para asegurarse de que, ciento por ciento, es Luciano, el juez Juan Pablo Salas ya ordenó que se haga el análisis de ADN, aunque ese estudio tardará un mes y medio.

Además del magistrado, en la autopsia estuvieron el fiscal, Sebastián Basso; un forense designado por la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin); la doctora Virginia Creimer, propuesta por el fiscal; un forense del Cuerpo Médico Forense; una antropóloga forense e integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que representa a la familia de Luciano.

Como se sabe, el juez Salas logró vincular un expediente en Capital Federal, de un joven atropellado del lado porteño de la General Paz, con el expediente en el que se investigaba la desaparición de Arruga. En la causa de Capital, había un cuerpo de una persona atropellada. Se la llevó al Santojanni, la operaron y falleció al día siguiente. Tres meses más tarde fue enterrada como NN, tras sacarle fotos y las huellas digitales.

El magistrado –junto con especialistas del Ministerio de Seguridad y la Justicia bonaerense– determinó, cuando el caso le llegó al fuero federal, que existía la posibilidad de que el chico desaparecido en 2009 sea el que murió en el Santojanni. Tras la autopsia, se confirmó el primer paso: que el enterrado como NN es el mismo que estuvo en el Santojanni. Las fracturas que tiene el cuerpo al que se le hizo la autopsia ayer son las mismas que el cuerpo cuya autopsia se hizo en el Santojanni antes de la inhumación como NN. Todo indica que es Luciano porque la familia ya reconoció al joven, por los tatuajes, en las fotos tomadas en el hospital. Ahora el juez quiere asegurarse totalmente de que sea Luciano y eso se hará por ADN.

Lo otro que quedó claro es que el joven no fue víctima de disparos, ya que en la primera observación no hay rastros de proyectiles, algo que también fue conclusión en su momento en el Santojanni. Queda para empezar a estudiar, también a partir de mañana, si existe evidencia de golpes que no se correspondan con el atropellamiento. Es un trabajo que hará la antropología forense.

Más allá de lo científico, está la toma de declaraciones testimoniales. Dentro de una semana, cuando el juez retorne de una breve licencia, declararán los que estuvieron en la ambulancia que asistió a Luciano y los médicos del Santojanni. Salas quiere saber, en concreto, si a Arruga lo estaban persiguiendo esa noche y por eso cruzó la General Paz corriendo, descalzo y por un lugar totalmente inhabitual.

La familia de Luciano concurrió aquel día al Santojanni buscando a su hijo y en el hospital le señalaron que sólo había un joven que había sido atropellado, pero no vincularon a uno con otro.

Compartir: 

Twitter
 

La Justicia quiere determinar por qué Luciano quiso cruzar la General Paz descalzo y por un lugar incorrecto.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.