ECONOMíA › OPINION

Un caso de doble estándar

 Por Diego Dominelli *

El matutino de Magnetto, una vez más, practica el doble estándar como herramienta en la batalla cultural que libra contra el gobierno nacional.

Luego de años de silencio mientras se vaciaba nuestra aerolínea de bandera, el multimedios comenzó un ataque incesante a la gestión de Aerolíneas, por ser estatal. Columnas de opinión, notas que falseaban la realidad y títulos de carácter catastrófico, que apuntaban además a romper la confianza del pasajero en su línea aérea de bandera.

Seis años transcurrieron desde la estatización y pese a las dificultades para poner la empresa operativa y con un servicio de calidad, pese a algunos errores naturales, a las operaciones mediáticas en contra, a los ataques infundados e inconsistentes de la oposición, que de la mano de Clarín tomaban estado público, en octubre pasado el multimedios decidió comprar millas del programa Aerolíneas Plus a la empresa estatal para destinarlas a premiar y brindarles a los suscriptores de su tarjeta de beneficios 365, “más beneficios”.

Este hecho contradice sus dichos y lo que implica es un reconocimiento concreto de que la Aerolíneas Argentinas recuperada y gestionada por el Estado vuelve a brindar un servicio de excelencia y ofrece productos que ninguna línea aérea brinda en el mercado de cabotaje. Se vuelve un hecho natural e indiscutido que ofrecer millas de Aerolíneas es un beneficio y no más un suplicio, como cuando era privada.

¿Qué les ofrece Clarín a sus suscriptores al regalarles las millas que le compró a la empresa? Veamos: El excelente entretenimiento de abordo en las pantallas individuales de los 22 Embraer 190 que conforman la flota de Austral, el confort de los interiores de cabina que brindan los Boeing 737/800 y los Airbus 330/200 de Aerolíneas, que cambian la tonalidad en su iluminación según la etapa del vuelo, haciendo que el pasajero viva una experiencia única a la hora de volar, impensada para propios y extraños hace seis años.

Las comodidades de la nueva terminal C de Ezeiza, los nuevos mostradores de Aeroparque, el servicio web check-in y auto check-in en aeropuertos, la posibilidad de volar 19 tramos sin pasar por Buenos Aires –verdaderos vuelos federales–, 36 destinos nacionales, que incluyen 23 a los que sólo vuela Aerolíneas, y 26 destinos internacionales, incluyendo el Caribe a partir de 2015.

El suscriptor de la tarjeta 365 tiene ahora la posibilidad de volar dentro de Brasil por turismo o por trabajo con vuelos propios de Aerolíneas y también a toda la red de destinos que ofrece Gol Líneas Aéreas, socia estratégica de Aerolíneas, a través de acuerdos de código compartido. Aerolíneas Argentinas, miembro de la alianza internacional SkyTeam, hace posible que un suscriptor de la tarjeta 365 acceda a mil destinos internacionales sumando millas siempre.

Para concluir y no caer en el juego maniqueo del doble estándar, cabe señalar que cuando Clarín compró las millas de Aerolíneas, nadie pactó con nadie, nadie dejó de ser quien es. Sólo se trata de una compra habitual. El multimedios pagó por servicios y productos que sólo Aerolíneas ofrece para todos los argentinos, porque hoy sí, luego de 18 años de vaciamiento y 6 de recuperación y puesta en valor, los argentinos efectivamente tenemos una aerolínea de bandera que presta un servicio de calidad. Lo reconoció Clarín sin decirlo, sólo comprando millas.

* Periodista especializado en temas aeronáuticos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.