ECONOMIA › FUERTES REPUDIOS A LOS DICHOS DE MENDEZ CONTRA LAS PARITARIAS

La negociación no es lo suyo

El líder industrial había reclamado “techo” a los aumentos o que dejaran de existir las negociaciones. Recibió duras críticas. Desde su segundo en la UIA, José Urtubey, hasta Aníbal Fernández, que calificó sus dichos de “sincericidio”.

 Por Federico Kucher

Las declaraciones del titular de la UIA, Héctor Méndez, respecto de la necesidad de poner un “techo a las paritarias” y a que “en un país normal dejarían de existir”, fueron rechazadas ayer por dirigentes industriales y funcionarios de primera línea del Gobierno. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró que los dichos de Méndez fueron un “sincericidio”, poniendo en evidencia su interés de disminuir el poder de compra de los asalariados bajando las remuneraciones. El vicepresidente de la UIA, José Urtubey, también se distanció de la idea de modificar el esquema de negociaciones colectivas de trabajo implementado en los últimos años. Mencionó que cada sector firmará aumentos “a la medida de sus posibilidades”, al tiempo que resaltó los beneficios para el funcionamiento de la economía que ocasionó el uso de las paritarias a partir de 2003. El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, apuntó además que “no hay que dramatizar lo que son simples negociaciones” entre empleados y empleadores.

“Méndez tuvo un sincericidio, de esos que tiene cada tanto. Expresó la visión de una parte del empresariado que cree que el trabajador no tiene derecho a sentarse a la mesa junto a los empleadores para discutir la forma en la que se trabaja y el valor de ese trabajo”, mencionó el jefe de Gabinete. Agregó que “la realidad es que los (políticos) conservadores, fundamentalmente Macri, que están alimentados por los empresarios, no tienen ni por casualidad la intención de continuar con las negociaciones colectivas de trabajo. Lo que quieren, en otro de los tantos desprecios que manifiestan contra los trabajadores, es garantizarse un salario que sea cada vez más bajo. Piensan que los salarios son un costo y hay que bajarlos para darles competitividad a las empresas. Esta es ni más ni menos que la mirada de los conservadores”.

Urtubey, el segundo de la Unión Industrial Argentina, también se mostró en contra de las declaraciones del presidente de esa entidad acerca de poner un techo del 20 por ciento a los aumentos salariales. “Cada sector va a firmar su convenio salarial para este año, su pauta, de acuerdo con las posibilidades que tenga, tanto de la parte del empleado como de la parte del empleador”, aseguró el dirigente industrial. Afirmó que “las paritarias, para nosotros, lo hemos dicho siempre, es un sistema del cual venimos siendo beneficiados positivamente hace once años, ya que podemos discutir los salarios con los empleados de manera razonable”. El empresario remarcó el efecto expansivo para la economía de la recomposición de los ingresos en el mercado interno. “No hago más que reivindicar el sistema de paritarias. Nos permite mantener las fuentes de trabajo en Argentina”, cerró.

El ministro de Trabajo, en tanto, mencionó que las negociaciones colectivas se lograron llevar adelante en forma ordenada durante los últimos doce años, lo que muestra la virtud de este esquema de recomposición de ingresos para los sectores asalariados de la población. “Hay una sobredimensión de lo que son simplemente negociaciones colectivas, que se llevan a cabo habitualmente en la Argentina desde hace doce años, y no tienen la carga de dramatismo que se le intenta plasmar”, dijo el funcionario. Mencionó que el acuerdo entre las partes requiere un tiempo de maduración y nadie puede suponer que con una sola reunión se definan los aumentos salariales. “Si pensamos que cada encuentro de empleadores y empleados es el cierre, estamos pensando en otro escenario, no en el de una negociación colectiva, que es eso, una negociación. Tienen su tiempo, su maduración, hay oferta, contraoferta, discusiones, cuartos intermedios”, sostuvo Tomada.

El titular de la cartera de Trabajo también se refirió a la posibilidad de que se firmen aumentos parciales (transitorios) en lugar de la tradicional suba anual. “Desde el ministerio entendemos que la lógica es la negociación anual. Pero puede darse que las partes se pongan de acuerdo y establezcan un primer tramo para después ver qué pasa, pero no creo que (esa modalidad) funcione demasiado. En definitiva, lo van a ir definiendo las partes, pese a que nosotros alentamos los acuerdos anuales, mientras que tenemos un rol de mediación subordinado a los acuerdos que logren alcanzar empleadores y trabajadores”, cerró el funcionario.

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Méndez, de la UIA. “Quieren asegurarse un salario cada vez más bajo”, le apuntó el jefe de Gabinete.
Imagen: Leandro Teysseire
SUBNOTAS
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared