ECONOMíA › EL ESTIMADOR DE ACTIVIDAD ECONóMICA DEL INDEC REGISTRó UNA RECUPERACIóN DEL 2 POR CIENTO INTERANUAL

Repunte del consumo y de la inversión en marzo

En el primer trimestre, el incremento del indicador del nivel de actividad económica es del 1,1 por ciento respecto del arranque de 2014. El indicador anticipa, aproximadamente, la evolución del Producto Bruto.

 Por Federico Kucher

La actividad económica avanzó 2 por ciento en marzo respecto del mismo mes del año pasado, al tiempo que marcó en lo que va de 2015 un incremento del 1,1 por ciento interanual, según lo precisó ayer el Indec. El incremento de consumo de la población, luego de las distorsiones provocadas por la devaluación en 2014, y la mayor inversión pública y privada fueron los principales elementos para explicar la recuperación de la economía local. Las exportaciones, en contraste, fueron uno de los factores de moderación de la actividad, debido al retroceso de los precios internacionales de las materias primas y al flojísimo desempeño de la demanda agregada en Brasil.

La economía local mostró una recomposición del movimiento del mercado interno en los últimos meses. La tasa de crecimiento había sido de 0 por ciento en enero, del 1,4 por ciento en febrero y del 2 para el mes de cierre del primer trimestre, siempre respecto del mismo mes del año anterior. El consumo del sector privado fue uno de los elementos centrales para explicar el repunte de la actividad. Así parece corroborarlo la recaudación del IVA interno, uno de los impuestos que manifiesta la evolución del nivel de demanda de la población, que sumó 24.138 millones de pesos en marzo, con un alza del 40,4 por ciento interanual. Por otra parte, las estadísticas de facturación de los supermercados muestran una cifra para el mismo mes de 17.654 millones de pesos, con un aumento del 26,4 por ciento. Otro indicador privado surge de la cantidad de productos vendidos en locales minoristas, que según el relevamiento de CAME (entidad que agrupa a pequeños y medianos comerciantes) subió 2,2 por ciento respecto del año pasado.

Las políticas públicas también hicieron su aporte, luego de las tensiones del año pasado provocadas por la devaluación, las distorsiones de precios y la moderación de la capacidad de compra de la población. El programa de créditos para la compra de productos nacionales Ahora12 fue una de las principales iniciativas para potenciar el volumen de demanda en el mercado interno. La movilidad jubilatoria, que en marzo tuvo una nueva actualización, sería otro de los factores de redistribución que motorizó el alza de la demanda, junto a la moratoria previsional, que posibilitó alcanzar con cobertura de ingresos a casi el 100 por ciento de los adultos mayores.

Además del consumo, la inversión del mercado interno también registró una expansión en los últimos meses. La construcción, por caso, computó un alza de 6,9 por ciento en marzo, en tanto que la importación de bienes de capital sumó 1090 millones de dólares, para avanzar 37 por ciento interanual.

Las exportaciones, a diferencia de los componentes de la demanda agregada que dependen del mercado interno (consumo e inversiones), computaron un efecto negativo para la actividad. Los despachos al resto del mundo sumaron 13.395 millones de dólares en marzo, con un retroceso del 16 por ciento respecto del mismo período del año pasado. La caída de las exportaciones se concentró en el sector automotor, que anotó una merma de negocios del 22 por ciento interanual. A su vez, se registró que las cotizaciones de las principales materias primas que vende el país al mundo anotaron una disminución del 11 por ciento, mientras que los precios de las manufacturas de origen agropecuario bajaron 15 por ciento.

La flojísima performance de la economía de Brasil, principal socio comercial de la Argentina, fue uno de los principales elementos para explicar el retroceso de las exportaciones. El mercado brasileño tiene pronósticos de contracción de la producción para 2015 del 1,2 por ciento, lo cual podría continuar empeorando por el plan de ajuste fiscal anunciado en las últimas semanas, que implica una reducción del presupuestos de 25 mil millones de dólares, un cifra que equivale al 70 por ciento de las reservas internacionales de Argentina. Las ventas de autos a brasil bajaron 32 por ciento en el primer trimestre del año, mientras que los despachos de sustancias y productos químicos registraron una contracción del 26 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

Las ventas en el mercado interno fueron el principal impulsor en la recuperación de la actividad.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.