EL PAíS › LA MINISTRA DE CULTURA, TERESA PARODI, LUEGO DE LA APERTURA DEL CENTRO CULTURAL KIRCHNER Y LOS ACTOS DEL 25 DE MAYO

“Es clarísimo el rol central de la cultura”

A poco más de un año de la creación de su ministerio, Teresa Parodi cree que en estos días atravesó su prueba de fuego. Habla de la importancia del nuevo Centro Cultural, de la inversión en Cultura, y responde a las críticas.

 Por Nicolás Lantos

“Es clarísimo el rol central que ocupa la cultura en este proyecto de país”, aseguró la ministra Teresa Parodi, que tuvo en las fiestas mayas del último fin de semana su bautismo de fuego, a poco más de un año de la creación de la cartera. La celebración del 205º aniversario de la Revolución de Mayo y de los doce años de kirchnerismo tuvo un claro sesgo cultural: desde la inauguración del Centro Cultural Néstor Kirchner en el ex Correo Central, el espacio más grande de ese tipo en América latina, hasta las actividades callejeras que coparon el centro porteño durante los últimos días. “La gente se sintió convocada por la propuesta y al mismo tiempo decidió acompañar manifestando su apoyo a las políticas del gobierno nacional”, analizó la convocatoria masiva de estos días.

–¿Qué lectura política hace de los acontecimientos de la semana que pasó?

–La convocatoria del 25 de Mayo es una de las más grandes que se vio en los últimos tiempos y significó un fuerte apoyo a este proyecto. La gente salió a festejar la fecha patria, pero también a dar un mensaje clarísimo de respaldo a la Presidenta. La apertura del centro de la memoria en lo que fuera la ESMA es algo maravilloso y con un peso político tremendo que se empareja a otras medidas que tomó este gobierno. La devolución del sable de San Martín, con el desfile de granaderos, acompañados por niños y familias, muestra lo que cambió la relación de nuestra sociedad con la historia, que ahora se puede ver desde otro lugar y recuperar a los héroes de nuestro país, que son un espejo para los niños. Imaginate lo que va a ser en el futuro un país conducido por estas generaciones, con esta nueva manera de mirar la historia y la patria. Es una transformación profundísima. La inauguración del centro Kirchner habla de inclusión y de una manera de pensar el Estado, salvaguardando la cultura y abriéndola al pueblo. Por último, el encuentro del pueblo con la Presidenta, que fue como un Cabildo abierto en el que ella habló cara a cara con todos no- sotros y nos dijo a todos que es nuestra responsabilidad la continuidad del proyecto. Fue emocionante el silencio con el que el pueblo en las calles escuchaba sus palabras.

–A un año de la creación del Ministerio de Cultura, ¿ésta fue una prueba de fuego?

–Creo que sí. Quizás porque fue el trabajo que más exposición tuvo de los que hicimos en todo este tiempo. El ministerio trabajó desde el primer momento, continuando lo que se hacía en la secretaría y armando una estructura nueva, agregando áreas para potenciar todas las políticas que se venían aplicando de forma fantástica desde antes. En este año se potenciaron las políticas, se continuaron con muchas cosas y ahora tenemos un armado más importante que permite tener un ministerio a la altura de la mirada política de este proyecto de país le da a la cultura, con inclusión, con igualdad de posibilidades para todos, con pluralidad y diversidad, con una mirada federal, con diálogo con todas las regiones del país y también con los otros países de América latina, que es el ámbito en el que nos desarrollamos. Y al mismo tiempo, sin renunciar a pensar como piensa el pueblo, a trabajar junto con la gente, visibilizando lo que a veces el mercado hace invisible. Es el pueblo el que hace la cultura, es un hecho vivo.

–¿Qué significa en este contexto la inauguración del Centro Cultural Néstor Kirchner?

–El Centro Cultural Néstor Kirchner es un lugar extraordinario para mostrar esa riqueza cultural, argentina y latinoamericana, de la que hablaba, acercando a la cultura y a todas las ramas del arte, pero también saliendo a buscarlas a las calles, a las provincias, a los barrios. La idea es que no se encierre en sí mismo sino que se lleven a cabo actividades más allá de las paredes del nuevo edificio. También, por la envergadura del proyecto, se abrirán canales de diálogo con el resto del mundo, con otros centros culturales de este tipo, con los que se pueden intercambiar experiencias. Esto nos da una vidriera impresionante y es algo que no existía antes, por su magnitud y su importancia.

–Si bien la magnitud del proyecto fue reconocida, aparecieron planteos sobre la pertinencia de una obra de esta magnitud.

–La cultura es una inversión, como la educación, como la salud. Es importante que la Argentina cuente con un espacio como éste. Los argentinos se lo merecen. Es un lugar para el común de la gente, que llama al pueblo a adueñarse del espacio. Nuestra gestión está pensada en ese sentido, con la idea de mostrar la diversidad de la cultura argentina, pero también de que todos puedan disfrutar de la misma forma de esta cultura.

–También se le cuestiona una aproximación demasiado “partidaria”.

–El centro Pompidou en Francia se comenzó a construir cuando Georges Pompidou todavía gobernaba ese país y nadie lo cuestiona. Acá se decidió ponerle al centro cultural el nombre del hombre que recuperó un edificio, el del Correo Central, que estaba abandonado; que decidió ponerlo en valor, porque el edificio en sí mismo es una obra de arte. Y además decidió abrirlo para todos, hacerlo verdaderamente democrático, lo que me parece un hecho extraordinario. Cuestionar eso está en las antípodas de lo que planteamos. Cuando se reabrió el Teatro Colón no escuché ningún artículo que saliera a cuestionar lo que costó o si valía la pena hacerlo. El Colón es un orgullo para los argentinos, este nuevo espacio que se abre para todos también es un orgullo. Tener el centro cultural más grande de América latina y el tercero del mundo es algo importantísimo. Allí vamos a poder desarrollar todas nuestras formas expresivas y dejar un lugar para todos, que universaliza el derecho al acceso a la cultura.

–¿Cómo ve la continuidad de estos proyectos más allá de diciembre?

–Yo creo que el proyecto político que vivimos ahora va a continuar. No lo creo alegremente, sino porque el pueblo se ha apropiado de los derechos que ganó, de las políticas que lo incluyeron, de las políticas que profundizan esta transformación de la Argentina en estos años. Lo vemos todo el tiempo en el pueblo y eso garantiza la continuidad de las políticas a futuro. Creo que esto va a continuar y que el Centro Cultural Néstor Kirchner y que el Ministerio de Cultura van a quedar de tal manera en el corazón de la gente que va a haber una continuidad natural. No puedo creer que haya alguien que quiera cerrar un espacio como éste. La alegría que significó para todos la apertura de ese espacio no se puede volver atrás, como no se pueden volver atrás con tantos logros que tuvo el pueblo argentino estos años. Vamos a dejar tan sembrado con políticas concretas este lugar, que la continuidad va a caer de madura. Es un proceso imposible de detener, la misma gente lo va a defender. Anoche la Presidenta fue muy clara, somos nosotros los garantes de que esto siga.

–Más allá de la continuidad del proyecto, antes hay una instancia de primarias donde se van a definir los candidatos del Frente para la Victoria. ¿Cómo se posiciona en esa interna?

–Las internas nos hacen bien a todos. Yo soy de otra época, cuando lo común era que los candidatos se designaran a dedocracia, pero en su momento fue muy buena la experiencia de la interna entre Menem y Cafiero, por eso ahora celebro las PASO, que le van a hacer muy bien al pueblo. Ahora los candidatos tienen la última palabra. El kirchnerismo está muy bien parado y va a ganar en octubre. El candidato lo va a elegir la gente y eso es lo mejor que puede pasar. Yo voy a acompañar al que haya sacado más votos en la interna del Frente para la Victoria.

–¿Y usted piensa en ser candidata? Se la mencionó en su momento en los comicios porteños y también tiene un vínculo con la provincia de Corrientes.

–Yo voy a ir a votar como todo el mundo, desde este lugar que me confió la Presidenta. No estoy pensando en otra cosa que en cumplir los objetivos que nos propusimos en el ministerio hasta el 10 de diciembre.

Compartir: 

Twitter
 

La ministra de Cultura, Teresa Parodi, entiende que la gente se sintió convocada por la propuesta, pero también manifestó apoyo al Gobierno.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.