ECONOMíA › COMO PUEDE AFECTAR A LA ARGENTINA LA ESTRATEGIA EXPORTADORA DE SU SOCIO PRINCIPAL

Los planes comerciales de Brasil

El país vecino enfrenta un escenario recesivo que su presidenta, Dilma Rousseff, calificó de “extremadamente duro”. La respuesta oficial es el ajuste fiscal y un plan de expansión de exportaciones para compensar la caída del mercado interno.

 Por Javier Lewkowicz

¿Qué productos Brasil pretende empezar a vender a Argentina, en qué casos quiere consolidarse, recuperar posiciones o mantenerlas? Esa información está presente en el Plan Nacional de Exportaciones 2015-2018, presentado hace unos días por su presidenta, Dilma Rousseff. La estrategia exportadora de Brasil es siempre un dato interesante por la relevancia comercial para la Argentina, pero toma incluso más peso en este contexto. El país vecino enfrenta un escenario recesivo que Rousseff calificó de “extremadamente duro”, y la respuesta de su gobierno es el ajuste fiscal y un plan de expansión de las exportaciones. De ese combo se percibe que la apuesta brasileña es reemplazar la caída de su mercado interno, deprimido por el ajuste, por el externo. Como la Argentina es uno de sus primeros clientes, sería esperable que esa estrategia tenga impacto a nivel local.

“Brasil es la séptima economía del mundo, pero su participación en el comercio internacional todavía no llega a esa posición. El comercio exterior de bienes y servicios en la economía brasileña, del 27,6 por ciento del PIB, también es relativamente moderado. En las seis mayores economías ese indicador alcanza el 53,4 por ciento. Los países del grupo Brics también presentan más peso del comercio exterior: Sudáfrica (64,2), India (53,3), Rusia (50,9) y China (50,2). Se concluye, por lo tanto, que el comercio exterior de Brasil posee un considerable potencial para crecer, con beneficios inmediatos para la economía”, comienza el plan.

El gobierno de Brasil propone intensificar las misiones comerciales, acelerar acuerdos comerciales, mejorar el sistema tributario vinculado con las exportaciones y brindar apoyo financiero a exportadores. El plan describe al detalle la situación del comercio brasileño con 32 países, entre los cuales se encuentra Argentina, que el año pasado registró importaciones totales por 65 mil millones de dólares, de las cuales el 21,8 por ciento provino del país vecino. Fueron 14,3 millones de dólares, el 6,3 por ciento de las exportaciones de Brasil el año pasado.

En la sección “Apertura de mercados”, Brasil anotó sólo el aceite de soja, que busca colocar en el exterior. El capítulo “Consolidación” es más extenso. Incluye bebidas sin alcohol, donde Brasil explica un 16 por ciento de las importaciones y harinas para animales (25 por ciento en manos del país vecino). Un mercado más atractivo es el de computadoras y accesorios, con importaciones por 1284 millones de dólares y el 6,5 por ciento de participación brasileña. En interruptores y aparatos de protección eléctrica, en Argentina se importa el 16,3 por ciento de Brasil. Otro sector a consolidar según el plan es tubos de hierro fundido, con importaciones por 300 millones de dólares, el 15,3 proveniente del país vecino.

El siguiente capítulo es “Recuperación”. Allí aparece el sector de fertilizantes, con importaciones por 853 millones de dólares y sólo el 3 por ciento desde Brasil. También productos más modestos en términos de comercio, como café torrado, chocolate, productos de confitería, bananas, tabaco y leche. Se importaron 217 millones de dólares en herramientas, el 16,3 vino de Brasil; y 340 millones en muebles y mobiliario médico-quirúrgico, el 36 originario del país vecino.

Uno de los principales productos de importación, dentro de los mercados a recuperar según Brasil, es el de compresoras y bombas (907 millones, el 20 por ciento de Brasil), y máquinas, aparatos e instrumentos mecánicos (1687 millones, el 8,7 de Brasil). En motores para autos, Brasil explicó el 52 por ciento de los 939 millones de dólares de importaciones y en autopartes, el 44,5 por ciento de 5 mil millones de dólares, ambos en el capítulo de “Recuperación”. También aparecen transmisores y receptores (3 por ciento de 4 mil millones de dólares de importaciones), instrumentos de precisión y productos farmacéuticos.

Brasil pegó la etiqueta de “mantener participación” en autos, donde explicó el 66 por ciento de los 7 mil millones de dólares importados, en vehículos de carga, para conservar el 88 por ciento de un negocio de 1410 millones de dólares en 2013, y en mineral de hierro, ya que cuenta con todo el mercado local, de 775 millones al año.

Compartir: 

Twitter
 

En el Plan 2015-2018, Brasil afirma que posee un considerable potencial para crecer en el comercio exterior.
Imagen: Joaquín Salguero
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.