ECONOMíA › EL GOBIERNO AMPLIO EL CUPO DE DIVISAS PARA LAS TERMINALES A 199 MILLONES DE DOLARES POR MES

Ceden más dólares para la industria automotriz

La cifra representa una suba de 24,3 por ciento con respecto a los dólares mensuales a los que tuvieron acceso durante el primer semestre. Las terminales pedían una flexibilización mayor, pero en Industria consideran suficiente el monto.

Las terminales automotrices tendrán a su disposición una mayor cantidad de divisas mensuales para importar piezas y vehículos. Los ministerios de Industria y Economía les comunicaron ayer a los directivos de las firmas instaladas en el país que podrán acceder a un total de 199 millones de dólares por mes para realizar sus giros comerciales. La cifra representará un aumento de 39 millones de dólares (o 24,3 por ciento) frente a los montos establecidos por el equipo económico para el primer semestre del año. Las empresas reclamaban un alza más abultada para, según argumentaron, compensar la menor disponibilidad de dólares que les genera la contracción de las ventas hacia el mercado brasileño. Sin embargo, como ya habían anticipado las autoridades, no hubo modificaciones significativas. En el Gobierno entienden que en el actual escenario de menor dinamismo del sector, la reciente extensión por un año del acuerdo automotor con el país vecino y las modificaciones en los impuestos internos, el monto habilitado es suficiente. La nueva pauta tendrá vigencia hasta fines de septiembre cuando deberían negociarse nuevas condiciones de acceso al mercado oficial de cambios.

Durante el primer semestre de 2015 la producción de autos alcanzó las 270.273 unidades, una contracción del 12,4 por ciento en relación al mismo período el año pasado. Ese comportamiento se vio ligeramente aplacado por un incipiente rebote el mes pasado. El desempeño del sector se explica por el pobre desempeño del sector externo y, en menor medida, del mercado local. La merma del 22,8 por ciento en las exportaciones acumulada entre enero y junio tiene como explicación excluyente al estancamiento en Brasil, un escenario autinfligido por las medidas de ajuste desplegadas a lo largo de los últimos meses. El país vecino es el destino de la mayor parte de la producción nacional exportable.

Tampoco exhibe una dinámica virtuosa el mercado interno. El impacto de la devaluación de enero de 2014 sobre el poder de compra, los aumentos de precios, el abusivo incremento en las condiciones de financiamiento prendario impactaron sobre el sector. Las ventas a los concesionarios acumularon una reducción de 4,8 por ciento en el semestre.

Como parte de la política de administración del sector externo, entre enero y junio rigió un acuerdo para otorgar a las terminales instaladas en el país un cupo mensual para importar de 160 millones de dólares y 80 millones adicionales para financiar sus inversiones. Luego de una negociación que requirió a las empresas presentar datos pormenorizados sobre sus balances comerciales y necesidades de insumos, el Gobierno les comunicó ayer que durante el tercer trimestre del año las terminales instaladas en el país podrán acceder a 198,9 millones de dólares mensuales para giros comerciales. El monto destinado al pago de inversiones se vio incrementado en 5 millones hasta 85 millones de dólares por mes.

Los fondos para importar no se distribuyen en forma equitativa entre las empresas sino que depende de las necesidades cada una, de hecho algunas compañías disponen para este trimestre el mismo monto que entre enero y junio. Como recién se definieron los términos ayer la nueva pauta estará vigente a partir de la segunda quincena. La titular de Industria, Débora Giorgi, acompañada por los secretarios de Planeamiento Estratégico Industrial, Horacio Cepeda, y de Coordinación Económica y de Mejora de la Competitividad del Ministerio de Economía, Mariana González, fueron los encargados de comunicar los montos vigentes desde el próximo miércoles. Recibieron durante la tarde a los representantes de FIAT, Ford, General Motors, Honda, Iveco, Mercedes-Benz, PSA Peugeot-Citroën, Renault, Scania, Toyota y Volkswagen.

Ampliar el acceso a los dólares es un objetivo en sí mismo para las terminales, porque les permite aflojar la relación con sus filiales, a las que les compran producción en Brasil, y con la casa matriz. Pueden de esa forma diversificar la oferta de autos y tener más margen de maniobra para esquivar las exigencias oficiales. En el Gobierno argumentaron que la baja de las ventas a Brasil redujo el ingreso de dólares, pero sostienen que también se limitaron las necesidades de divisas por la caída de la demanda local, que requiere de piezas y partes importadas.

La mayor disponibilidad de divisas para importación no se limita al sector automotor. El Gobierno decidió incrementar durante el segundo semestre del año la disponibilidad de divisas para el comercio exterior para el conjunto de la economía. Por ejemplo, desde comienzos de mes, los dólares habilitados para adquirir componentes asiáticos desde el sector de la electrónica de consumo radicado en Tierra del Fuego pasaron de 233 a 300 millones por mes, una suba del 28,7 por ciento. El objetivo oficial es que el incremento en el poder adquisitivo de los trabajadores a raíz de los aumentos en paritarias y en las asignaciones familiares se traduzca en consumo al encontrar mayor oferta en los comercios.

Compartir: 

Twitter
 

La nueva pauta tendrá vigencia hasta fines de septiembre, cuando deberían negociarse nuevas condiciones.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.