ECONOMíA › KAUFMANN Y BETNAZA, AUSENTES

Faltazos y mensajes

 Por Javier Lewkowicz

Los industriales celebraron su día en Tecnópolis. Un lugar íntimamente vinculado al kirchnerismo, en la última cena encabezada por la presidenta Cristina Fernández antes del recambio de gobierno. Asistieron unas tres mil personas, entre ellas empresarios de peso en la economía nacional que suelen participar de este tipo de eventos. Los faltazos más salientes fueron Adrián Kaufmann, gerente de Relaciones Institucionales de Arcor y próximo presidente de la Unión Industrial Argentina, y Luis Betnaza, primer operador político de Techint. No fue un dato menor, puesto que la sociedad Arcor y Techint se apresta a dirigir la central fabril. La jefa de Estado, de todos modos, les envió un mensaje en el brindis final: “A las próximas autoridades de la UIA, representantes de grandes empresas con alta rentabilidad, les pido que no se olviden de las pymes, que son el motor del desarrollo y las verdaderas generadoras de la riqueza y el empleo”. Techint y Arcor, junto con Clarín, controlan otra influyente entidad empresaria, AEA.

Página/12 acudió en Tecnópolis a referentes de la industria de distintos sectores y peso político para consultarles acerca de la mayor virtud en materia industrial de los últimos años y el principal desafío para lo que viene.

“Es que nos falta infraestructura”, comentaban productores lecheros, entre el humo de un par de habanos de dos ejecutivos que charlaban cerca de la entrada al pabellón principal. “Es tremendo el ausentismo que hay en la industria, es el clima de época, es cultural”, se quejaba un empresario. Uno de los primeros en llegar fue Juan Carlos Lascurain, referente de Admira, quien destacó que “en 2008 hubo una crisis y se implementaron una serie de medidas contracíclicas que nos permitieron volver a crecer. En el caso de la administración del comercio, lo mismo. Fue importante la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología y que la metalúrgica participara en las centrales nucleares”. En cuanto al debe, abogó por la creación de “un banco de desarrollo que apueste a determinados segmentos de la industria”.

El cubierto cotizó 1500 pesos, tramitado a través de la Confederación General Económica (CGE), el INTI y Admira. Desde el VIP ingresaron en manada algunos de los personajes patronales más conocidos: Héctor Méndez, José de Mendiguren y José Urtubey (UIA), Cristiano Rattazzi (UIA y FIAT), Isela Constantini (General Motors), Juan Carlos Sacco (UIA y Faiga). “Una de las medidas más importantes fueron las vinculadas al sector financiero. Por primera vez se le puso obligación de prestar a la producción. También los créditos del Bicentenario. Queda pendiente resolver el tema del financiamiento”, dijo a este diario Mendiguren. “Hay inversiones importantes. Pero las cuentas públicas tienen que volver al equilibrio”, reclamó Rattazzi.

Lejos de los flashes estaba Fernando Cicaré, presidente de la empresa homónima que fabrica helicópteros para uso deportivo. “Comenzamos a producir en serie en 2010, estamos en el orden de 18 máquinas al año”, dijo, y comentó que recibieron apoyo del Estado a través de aportes no reembolsables. Cerca suyo estaba Jorge Segovia, de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la Argentina. “Este año trabajamos bien, tenemos bastantes conexiones aéreas (a través de Aerolíneas Argentinas)”, comentó. En tanto, Juan Cantarella, de AFAC (autopartistas) destacó que “el sector creció mucho. El desafío es mejorar la integración de partes locales en los autos”. La estimación que manejan es que, de la totalidad de las piezas de un vehículo, entre el 25 y el 40 por ciento son locales.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.