ECONOMIA › A PESAR DE LA TREGUA DE UNA SEMANA, SE RECALIENTA EL CLIMA POR EL CONFLICTO PETROLERO

“Sin solución, no habrá gas ni petróleo”

La advertencia fue lanzada por el titular del gremio petrolero de Chubut. Reclaman un subsidio para poder producir y exportar.

 Por Sebastián Premici

“Sepan que en los próximos cinco días tienen que resolver el problema porque no sólo tendrán la Patagonia Rebelde sino que tendrán un país en llamas sin gas ni petróleo.” La afirmación corresponde al secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Chubut, Jorge Avila, durante una asamblea realizada en Chubut ante más de 15.000 personas. Según indicó el gremialista a Página/12, el gobierno nacional todavía no les ofreció “nada concreto” para sostener la actividad en esa jurisdicción como en el resto de las provincias productoras de hidrocarburos. Ayer, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, insinuó que una posible solución al conflicto podría llegar si las empresas aceptaran ganar un poco menos, los trabajadores cobrar menos horas extras y la provincia recibir menos regalías.

“Los aportes de regalías no se negocian. Si le dieron más coparticipación a la ciudad de Buenos Aires, nosotros no vamos a ser el patio trasero del gobierno nacional”, sostuvo a este diario José Lludgar, secretario General del Sindicato del Personal Jerárquico. La reunión entre el Gobierno, los trabajadores y las petroleras será el próximo lunes.

El conflicto petrolero en Chubut se agravó cuando la empresa Tecpetrol, que pertenece al Grupo Techint, amenazó con levantar varios equipos de perforación. Los trabajadores iniciaron una serie de medidas de fuerza, mientras que el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria que fue renovada anteayer por otros cinco días. El problema de fondo pasa por la actitud del gobierno de Mauricio Macri para resolver la situación que tiene en vilo a más de 5000 trabajadores.

–¿Cuál es el argumento del Gobierno para no sostener el precio del barril que se exporta? –preguntó Página/12 a Avila.

–Dicen que no pueden ayudar al sector privado –afirmó el sindicalista.

Esta respuesta devela una contradicción en la administración macrista, ya que el Gobierno no ofreció reparos al eliminar las retenciones, sumado a una fuerte devaluación, para recomponer la rentabilidad de las empresas agroexportadora de la Pampa Húmeda.

–¿Cree que es deliberada la intención de favorecer a las provincias de la Pampa Húmeda en detrimento de las productoras de hidrocarburos? –consultó este diario a Lludgar.

–Sin ningún lugar a duda. Tampoco las culpo a ellas (las provincias agroexportadoras). Lo que hagan otras jurisdicciones es problema de ellos. En la Patagonia vendemos gas y petróleo. El gobernador (de Chubut, Mario Das Neves) dijo lo que tenía que decir, los aportes de regalías no se negocian. Si le dieron tanto a la ciudad de Buenos Aires, o a Santa Fe, Córdoba y la provincia de Buenos Aires por la quita de retenciones (el 90 por ciento de la soja se produce en esas provincias, sumada Entre Ríos), nosotros no aceptaremos ser el patio trasero del gobierno nacional, manifestó el titular del gremio de los trabajadores jerárquicos.

El barril de crudo cerró ayer en 29,54 dólares. En Chubut, el 40 por ciento de la producción de hidrocarburos va directamente a la exportación y el resto se comercializa en el mercado interno. Lo que se vende dentro de la Argentina tiene un precio sostén de 54,9 dólares. El pedido hacia el Gobierno nacional es equiparar el valor del crudo pesado al que se comercializa localmente. Cuando el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner tomó la decisión de sostener el precio del barril se hizo para que las provincias petroleras no perdieran regalías y para que las empresas tuvieran incentivos para invertir, a pesar de que poco fue lo que aportaron cuando el barril superaba los 100 dólares.

Sin embargo, la primera decisión de Macri, al mismo tiempo en que le garantizaba una rentabilidad extraordinaria a las empresas sojeras, fue reducir ese precio sostén, lo que afectó la recaudación de las provincias petroleras. “Tienen la obligación de ser ministros antes de ser CEO, no a costa de los despidos masivos que se están haciendo en todo el país. En toda la Patagonia encontrarán a los dirigentes gremiales unidos para defender la fuente laboral”, concluyó Avila durante la asamblea realizada en Comodoro Rivadavia.

Compartir: 

Twitter
 

El conflicto se había agravado cuando Tecpetrol amenazó con levantar equipos de perforación.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared