ECONOMíA › CRITICAS Y ADVERTENCIAS DE ESPECIALISTAS SOBRE LOS CREDITOS HIPOTECARIOS INDEXADOS DEL BANCO CENTRAL

“No va a funcionar sin regulación”

El sistema lanzado por el BCRA no es de aplicación obligatoria. Además, la banca tampoco cuenta con regulaciones suficientes para garantizar una asignación de créditos justa. Con ingresos familiares menores a 30 mil no se accede, advierten los especialistas.

 Por Federico Kucher

El Banco Central instrumentó un plan de créditos indexados por inflación para promocionar el acceso a la vivienda. Los bancos comerciales como el Banco Ciudad, Macro, Provincia, Hipotecario, Galicia, Santander Río y el de la provincia de Córdoba ofrecerán estos préstamos hipotecarios a partir de la próxima semana. Economistas consultados por este diario indicaron que la medida apunta a sectores de clase media alta, pero no resuelve los problemas de déficit habitacional de amplios sectores de la sociedad con ingresos familiares por debajo de los 30 mil pesos. Agregaron que sin la regulación del Central en la forma de asignar los préstamos, la iniciativa no prosperará, puesto que la banca se mostrará reacia a otorgar financiamiento hipotecario cuando le resultan más rentables las líneas destinadas a consumo como tarjetas de crédito o personales. Empresarios de la construcción, a diferencia de la lectura de los economistas, plantearon que la medida es sumamente positiva y permitirá dinamizar al sector hipotecario.

La autoridad monetaria lanzó esta semana una normativa para que los bancos comiencen a ofrecer préstamos ajustados por la evolución de la inflación. La modalidad para hacer esta indexación está inspirada en el sistema de créditos hipotecarios chileno y recibió el nombre de Unidades de Vivienda (UVIs). Al 31 de marzo, una UVI costaba 14,05 pesos y su valor se irá ajustando día a día en función del alza de los precios informado a través del CER (un coeficiente de ajuste). “Es un problema que las cuotas para devolver los préstamos se indexen por precios minoristas en lugar de la evolución de los salarios. Pero, sobre todo, también llama la atención que se utilice el CER como índice de ajuste, en un momento en que el Indec dejó de publicar el IPC y no queda claro cuál es el índice que se utiliza para reemplazarlo”, aseguró Nicolás Zeolla, investigador del Centro Cultural de la Cooperación (CCC). Arnaldo Bocco, ex director del Banco Central, agregó que “los ingresos de los asalariados se han deteriorado fuerte en los últimos meses y, por como viene la política económica, parece que seguirán en baja hacia adelante. Esto hace que, para quien tiene una cuota ajustada por precios, se haga cada vez más difícil pagarla con entradas mensuales que suben menos que la inflación”.

Los bancos, a diferencia de lo que pasó con otras normativas del Central –como los créditos productivos del Bicentenario–, no estarán obligados a prestar bajo la modalidad de UVIs. “Si no hay regulación nadie va a prestar. La tasa de interés del 5 por ciento en términos reales es interesante. Pero si la autoridad monetaria no hace que la asignación de estos préstamos sea en forma compulsiva, los bancos van a preferir seguir prestando para consumo”, mencionó Bocco. Zeolla apuntó, además, que los bancos tienen ahora otros negocios muchos más rentables que estos créditos a largo plazo para la vivienda, entre los que mencionó el alto rendimiento que ofrecen las Lebacs. “Más allá que se cree un instrumento con buenas intenciones, no va a funcionar sin regulación”, dijo.

Los economistas plantearon que la propuesta apunta más a sectores de ingresos medios altos que al grueso de la población. “Como esta planteado el plan, es para segmentos de la sociedad con ingresos familiares de más de 40 o 50 mil pesos. No hay incentivo para los sectores de menores recursos y la población vulnerable. La relación entre el precio del bien que se quiere adquirir y el ingreso de la población es asimétrica, porque el valor de la propiedad se encuentra dolarizado. El sistema no es progresivo sino regresivo”, apuntó Bocco. En contraste, el titular de la Cámara de la Construcción, Juan Chediak, consideró que la propuesta es más que interesante para el conjunto de la clase media, al brindar una alternativa de ahorro que en el futuro permitirá comprar una vivienda. “Para los sectores más postergados, hay que seguir avanzando en los planes federales como el Fonavi”. Chediak agregó: “le damos luz verde al nuevo sistema. Creemos que va a funcionar muy bien como ocurrió en otros lados, como México, Brasil y España. Sería importante complementarlo con otros programas que también dieron buenos resultados como el Procrear”.

Compartir: 

Twitter
 

El acceso a la vivienda, en problemas. El nuevo sistema sólo aplicaría a sectores de ingresos altos.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.