ECONOMíA › EL APAGóN DEL INDEC EN MATERIA DE PRECIOS SEGUIRá HASTA JUNIO

Sin IPC y sin pauta anual

El Gobierno reconoció que la proyección de inflación de 25 por ciento este año no será posible en el área metropolitana, aunque Prat-Gay insistió con ese número para el nivel nacional. En el primer trimestre, el polémico índice Congreso dio 11,6.

El Gobierno sacó a la luz tironeos internos por el cumplimiento de la pauta de inflación anual del 25 por ciento. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, admitió que para el área metropolitana esa proyección no se podrá cumplir y le tiró la responsabilidad al tarifazo de los servicios públicos (luz, gas, agua y transporte), que estuvo a cargo del ministro de Energía, Juan José Aranguren. Acto seguido, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, salió a aclarar que la pauta de inflación a nivel federal sigue siendo la misma, aunque cada vez ese número quede más lejos para economistas, empresarios y gremios. En este contexto, el Indec de Jorge Todesca anunció que recién el 15 de junio, luego de siete meses de apagón estadístico, volverá a difundir su cálculo de inflación.

Ayer fue difundido el “IPC-Congreso” de marzo, con una suba del 3,2 por ciento, que presentaron Marco Lavagna, Graciela Camaño y Felipe Solá, del Frente Renovador; Margarita Stolbizer, del GEN, y Diego Bossio (PJ), entre otros. A diferencia de lo que sucedía cuando la oposición al kirchnerismo difundía su índice, el cálculo de los legisladores estuvo por debajo de las estimaciones de la mayoría de las consultoras: el Estudio Bein calculó una inflación de marzo de 4,8 por ciento, proyección que coincide con la que informó el Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la CGT que dirige Hugo Moyano. El Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz relevó un aumento del 6,6 por ciento, mientras que para Elypsis, los precios treparon un 3,3 por ciento. Más moderada se mostró T&A, que dirige Camilo Tiscornia, con un aumento de “apenas” el 2,5 por ciento en marzo.

El macrismo volvió a desdecirse en relación a la inflación. El primer antecedente se remonta a comienzos de noviembre, antes de las elecciones presidenciales. En ese momento, Prat-Gay anunció que con el levantamiento de las restricciones cambiarias “va a subir el dólar oficial, que no afecta prácticamente a nadie, y bajará el otro –el blue– que afecta a la mayor parte de la población”. Es decir, anticipaba que la devaluación no iba a tener impacto en la inflación. También negaba que las retenciones tuvieran relación con los precios internos.

Sin embargo, el resultado de las primeras medidas del macrismo fue la suba de la inflación desde un escalón de 1,5/1,8 por ciento mensual a 2,9 por ciento en noviembre, 3,8 en diciembre y 2,8 por ciento en enero. El 13 de enero, Prat-Gay dio una conferencia de prensa en la cual admitió que “el costo de la salida del cepo fue una pequeña joroba en la inflación”, aunque aseguró que “estamos viendo que el salto de la inflación por la salida del cepo ya lo hemos superado y estamos aterrizando en la primera quincena de enero hacia niveles similares a los que teníamos en septiembre y octubre últimos”. Sin embargo, en febrero la inflación subió hasta un 3,7 por ciento y en marzo saltó a un 4,8 por ciento, según Bein.

En ese encuentro con la prensa, Prat-Gay dijo que la meta de inflación para este año está en un 20-25 por ciento. Esa pauta está puesta en discusión a partir de los números del primer trimestre, que ya acumula una inflación del 11,8 por ciento para Bein y del 11,6 por ciento según el IPC-Congreso. Además, desde este mes rige el tarifazo de hasta un ciento por ciento en trenes y colectivos, junto a la suba del gas y del agua del 300 por ciento, con lo que sería esperable que la inflación continúe en alza.

En función de ese cálculo, Frigerio dijo ayer que “estamos convencidos de que en algunos pocos meses vamos a bajar la inflación y vamos a tener una reactivación del crédito hipotecario, pero como toda proyección la inflación puede ser revisada a medida que transcurren los meses, y en el área metropolitana seguramente habrá que revisarla debido a que es donde más fuerte pega el incremento de las tarifas”. Rápidamente, Prat-Gay ratificó que “la meta anual federal de inflación es del 25 por ciento”, a la salida del encuentro del Council of Americas de Nueva York. También aseguró que ya no habrá más aumentos de tarifas y “que en la segunda mitad de año vamos a estar en un orden de inflación de 1 por ciento mensual, que es 12 por ciento anual”. Economistas advierten que Prat-Gay podría contradecirse otra vez cuando los aumentos salariales en paritarias para compensar la inflación acumulada supongan otra ronda de impacto en precios.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Todesca, titular del Indec, se tomará otros dos meses para dar un dato oficial de inflación.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.