ECONOMíA › DEBAJO DEL IPC-CONGRESO Y EL DE CIUDAD

El IPC-Todesca clavó 2

La inflación de julio fue estimada por el Indec en el 2 por ciento, acumulando 9,6 por ciento en tres meses. El Gobierno celebra, aunque la tasa anual subió a 47 por ciento.

La inflación de julio se ubicó en el 2 por ciento según el Indec, impulsada por bienes y servicios vinculados al turismo y por el rubro alimentos y bebidas. La inflación del mes pasado fue la más baja del año, algo que se encargó de remarcar el Gobierno. Sin embargo, todavía supera los valores promedio registrados el año pasado, antes de la devaluación del peso. Según la Dirección de Estadísticas de CABA, la inflación de los últimos doce meses supera el 47 por ciento.

La cifra del Indec que dirige Jorge Todesca se ubicó por debajo del llamado “IPC-Congreso”, que dio un 2,4 por ciento, y también del índice de la Ciudad de Buenos Aires, que registró un avance de precios del 2,2 por ciento. Entre las consultoras, FIEL calculó un 2,5 por ciento, al igual que Economía & Regiones, mientras que más cerca del escalón oficial se ubicaron Elypsis, Estudio Bein y Orlando Ferreres & Asociados.

Es el registro de inflación más bajo del año. Según el IPC-CABA, el avance de precios a nivel mensual fue de 4,1; 4,0; 3,3 y 6,5 por ciento en enero, febrero, marzo y abril, respectivamente. En tanto, el IPC-Indec registró en mayo y junio subas del 4,2 y 3,1 por ciento. De todas formas, el 2 por ciento del mes pasado está por encima de los valores de inflación previos a la aceleración de precios que disparó el anuncio de devaluación del actual ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay. Según el Estudio Bein, la inflación el año pasado fue de 1,5 en agosto, 1,8 en septiembre y 1,5 por ciento en octubre. El economista Mariano Kestelboim destacó que durante los últimos doce meses del gobierno anterior la inflación se ubicó en un promedio del 1,8 por ciento, mientras que en ocho meses de la actual gestión, en un 4 por ciento, según datos del Instituto de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires.

El capítulo que más subió el mes pasado fue esparcimiento, por el avance del 15,2 ciento en los bienes y servicios vinculados al sector del turismo en vacaciones de invierno. Le siguió alimentos y bebidas, a raíz del avance del aceite de girasol y mezcla (22,8 y 21 por ciento, respectivamente), vino (11,0), cerveza en botella (5,1), sal fina (6,0), leche en polvo entera (3,0), leche fresca entera en sachet (2,9) y harina común (3,2 por ciento). En el caso del aceite, tuvo incidencia la desarticulación del fideicomiso entre privados que contó con el visto bueno del Gobierno. Ese fondeo servía para subsidiar el precio final del producto, que además quedó afuera del listado de Precios Cuidados.

Equipo y mantenimiento del hogar subió 2,4 por ciento, a raíz del rubro de productos de limpieza, mientras que atención médica y gastos para la salud lo hizo en un 2,1 por ciento, por el avance del precio de la medicina prepaga, cuya cuota acumula tres subas en seis meses.

La inflación de julio con respecto al mismo mes del año pasado ronda el 47 por ciento, aunque ese dato no es publicado por el Indec, que discontinuó las mediciones cuando asumió el actual gobierno. La disparada de los precios fue tal que prácticamente no hubo sector del universo de trabajadores que haya logrado siquiera sostener su poder adquisitivo. En su último informe, el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA) calculó una reducción del salario real de los trabajadores registrados del sector privado alcanzó al 12 por ciento en el primer semestre, y la pérdida fue mayor para los no registrados.

Compartir: 

Twitter
 

Alimentos y bebidas impulsaron el índice con fuertes subas.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.