ECONOMIA

Anzuelo para pescar a los monotributistas morosos

La AFIP lanzó el plan de facilidades de pagos de hasta 60 cuotas con importantes beneficios. Habrá plazo hasta el 26 de abril para inscribirse. Se los invitará con una carta “amigable” para adherirse.

La Administración Federal de Ingresos Públicos dispuso un plan de facilidades de pago para monotributistas y autónomos con deudas tributarias y previsionales pendientes al 19 de enero de 2004. El régimen otorga importantes beneficios, como el cálculo de los pagos adeudados a su valor histórico, la exención de sanciones administrativas, una reducción del 50 por ciento en los intereses y el pago en hasta 60 cuotas.
Quienes estén interesados en el plan podrán consultar, desde el próximo lunes 2 de febrero, los pagos que constan como ingresados en la AFIP a través de la página de Internet del organismo. Además de conocer los montos adeudados, por la misma vía podrán diseñar el plan de pagos que deseen en función de la cantidad de cuotas, las que podrán ser hasta 60 para quienes adhieran antes del 26 de abril y hasta 40 para quienes lo hagan después, hasta diciembre del corriente año. La única restricción será que las cuotas no podrán ser inferiores a los 25 pesos mensuales.
El monto total de la deuda se verá reducido también por el cálculo de las cuotas adeudadas a su valor histórico. Así, por ejemplo, cuotas que hoy superan los 220 pesos podrán considerarse a un valor de poco más de 70. Además, se eliminarán las sanciones administrativas y los intereses se reducirán a la mitad. Quienes más adeuden serán los más beneficiados, pues los intereses nunca podrán superar el 30 por ciento del total adeudado (ver aparte).
Bajo el nuevo régimen y a modo de ejemplo, un trabajador autónomo que tras dos años y medio de mora registre una deuda de 14.409,69 pesos podría cancelarla con un pago al contado de 2882,87 pesos o en 60 cuotas de 56,78 pesos (ver cuadro). Según consideró el titular de la AFIP, Alberto Abad, se trata de una “oportunidad única” para los que deseen regularizar su situación.
Para quienes no dispongan de Internet o no estén familiarizados con su uso, la AFIP dispondrá también, además de las agencias, de 200 lugares de consulta en todo el país, los que serán instalados en algunos supermercados, shoppings, bancos, consejos profesionales y cámaras de comercio.
Quienes hayan efectuado algún pago en los últimos 24 meses, o quienes no lo hayan hecho pero registren algún movimiento bancario que haga presumir actividad, recibirán una carta “amigable” con la invitación a adherirse al plan. La AFIP informó que las cartas serán más de 2 millones, lo que refleja la cantidad de contribuyentes en situación irregular.
Por otra parte, quienes regularicen su deuda podrán pagar a través de un sistema de débito automático. Ya sea a través de una cuenta bancaria existente, de una tarjeta de crédito, o de una cuenta de ahorro fiscal gratuita en el Banco Nación. Este sistema funcionará recién a partir de la cuarta cuota. Las tres primeras deberán pagarse en efectivo en los bancos.
El plan también podrá ser utilizado para quienes deseen inscribirse en el régimen de autónomos con retroactividad, así como por quienes hayan estado aportando en una categoría inferior a la que realmente les correspondía y deseen recategorizarse adecuadamente.
Abad explicó en conferencia de prensa que el eje del nuevo plan de facilidades “no es la recaudación” sino “brindar un servicio que ayude a regularizar la situación a quienes, por la crisis de los últimos años, quedaron fuera del sistema”. Para reafirmar sus dichos agregó que lo ingresado por monotributistas y autónomos representa apenas el 1 por ciento de la recaudación total.
Aunque el titular del organismo recaudador dijo no contarse entre los partidarios de las moratorias, las que “siempre implican una situación de inequidad fiscal” en desmedro de los contribuyentes cumplidores, consideró que las facilidades actuales se justifican “por el contexto macroeconómico” que afectó “a los sectores más vulnerables” que a consecuencia de la crisis “hoy no pueden estar en blanco, ni acceder al crédito, ni tener derechos como sujetos de la seguridad social”. El funcionario sostuvo creer que la gran mayoría de los morosos “no son especuladores sino personas que por un traspié se cayeron del sistema y nuestro objetivo es integrarlos”.
Finalizado el plan y depurado el padrón general, la AFIP realizará un seguimiento del cumplimiento a través de intimaciones selectivas y permanentes, la gestión de mora temprana y la inteligencia fiscal a través del entrecruzamiento de datos.
En cuanto a la inequidad fiscal implícita en todo plan de facilidades de pago, el funcionario recordó que ya existe una ley que premia a los contribuyentes cumplidores con la bonificación de una de las 12 cuotas anuales. Dicha bonificación comenzará a contabilizarse a partir de mediados de año.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Abad, director de la AFIP, presentando el plan.
SUBNOTAS
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.