ECONOMIA › PRIMARIZACION DE LAS EXPORTACIONES Y AUMENTO DE LAS COMPRAS DE BIENES DE CONSUMO

Como en tiempos de la colonia

La balanza comercial de agosto arrojó un superávit de 705 millones de dólares, que escaló a 1466 millones en ocho meses. Las exportaciones de cereales se dispararon, mientras crecen las compras de productos finales.

 Por Cristian Carrillo

Las cifras de intercambio comercial de agosto revelan una fuerte primarización de las exportaciones, mientras que en las importaciones ganan cada vez mayor participación los bienes de consumo, una ecuación cuyo resultado inevitable es la destrucción de puestos de trabajo. El Indec difundió ayer el resultado de la balanza comercial, que finalizó con un saldo positivo de 705 millones de dólares, contra un déficit de 301 millones de igual mes de 2015. Las exportaciones subieron 12 por ciento, hasta 5752 millones de dólares, mientras que las importaciones ascendieron a 5047 millones (-7,1 por ciento). En ocho meses, el saldo comercial llegó a 1466 millones de dólares, contra una caída de 886 millones el año pasado.

La mejora en las exportaciones estuvo explicada casi exclusivamente por un salto en las ventas de productos primarios, que aumentaron en divisas un 50,6 por ciento. Sólo la venta de cereales aumentó 107 por ciento. El peso de las materias primas en el total exportado creció casi nueve puntos respecto a agosto del año pasado, al pasar de 24,7 a 33,2 por ciento de la torta. Por su parte, dentro de las importaciones las compras externas de bienes de consumo pasaron de representar el 11,4 por ciento en agosto de 2015 al 13 por ciento este año.

La devaluación, la quita de retenciones y la liberalización de las importaciones inclinaron la balanza comercial a una economía más dependiente de los precios de los bienes primarios y en un deterioro de la actividad fabril local. Esta situación se viene denunciando desde los gremios y pequeñas y medianas industrias debido a su impacto en las ventas, en la producción y en los puestos de trabajo. Pese a que el Gobierno sostiene que en los últimos meses buscó proteger la industria del ingreso de importados en un escenario recesivo, las cifras a agosto reflejan que la tendencia no se revirtió.

En el rubro de importaciones, la caída en los precios permitió compensar el incremento en cantidades. El monto global de las compras externas retrocedió 7,1 por ciento respecto de agosto del año pasado, producto de una baja de 13 por ciento en los precios y una suba de 6,7 por ciento en las cantidades adquiridas. El comportamiento de agosto muestra una tendencia similar a la verificada en los meses previos, con un incremento en las compras de vehículos automotores (20,1 por ciento), bienes de capital (14 por ciento) y bienes de consumo (12,2 por ciento). Sobre este último ítem se destaca un incremento de 20,1 por ciento en las cantidades ingresadas, un nivel similar al que arroja el acumulado de los últimos ocho meses (20,3). Estos tres segmentos en conjunto, que en agosto de 2015 representaban un 34,6 por ciento de las importaciones, alcanzaron el mes pasado un 42,7 por ciento, casi ocho puntos más.

El crecimiento de las exportaciones fue el más alto en lo que va del año pero estuvo sustentado en un fuerte incremento en las ventas de materias primas. Los productos primarios pasaron a representar en agosto el 33,2 por ciento de la torta, mientras que en los primeros ocho meses esa participación se ubicó en el 29 por ciento (25,2 en igual lapso de 2015), con lo que se refleja una tendencia creciente a la primarización de las exportaciones. “Se destacan los mayores envíos de cereales (con un aumento de 107 por ciento interanual) explicado por el comportamiento del maíz, donde se registró un corrimiento en los embarques debido a las inundaciones de abril que retrasaron el calendario habitual de cosecha”, señala un informe elaborado por la consultora Abeceb.

Las manufacturas industriales registraron un leve crecimiento de 0,8 por ciento interanual. “Si bien se trató de un incremento modesto, el mismo representa un quiebre en la tendencia tras 37 meses consecutivos de caídas interanuales”, según el informe. La mejora en las exportaciones de productos fabriles hubiese sido más pronunciada si se excluyera al sector automotor, el cual registró una caída interanual del 20,3 por ciento. El principal factor de impulso fue el rubro de químicos, con una mejora de 16,4 por ciento. Las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario retrocedieron un 2,2 por ciento en agosto en relación a igual plazo del año anterior, debido exclusivamente a una caída en las cantidades ya que los precios internacionales crecieron en términos interanuales.

Compartir: 

Twitter
 

Las ventas de maíz escalaron 107 por ciento contra agosto del año pasado.
Imagen: AFP
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared