ECONOMIA › AVANZA EN COMUNICACIONES EL EXPEDIENTE PARA AUTORIZAR EL SATELITE CANADIENSE TELSTAR 12 V

Un satélite extranjero con banca propia

El Ministerio de Comunicaciones inició el 13 de julio el trámite de aprobación. Su autorización fue solicitada el 7 de septiembre de 2015 por el abogado Oscar González, quien ahora es subsecretario de Regulación y presiona para que lo aprueben.

 Por Fernando Krakowiak

El Ministerio de Comunicaciones autorizó durante los últimos dos meses a cinco nuevos satélites extranjeros a operar en el país y la lista podría ampliarse en las próximas semanas. Uno de los que está en gateras es el satélite canadiense Telstar 12 Vantage. El trámite de aprobación se inició el pasado 13 de julio y el principal impulsor del expediente 192/2016 dentro del ministerio es el subsecretario de Regulación, Oscar Martín González, quien solicitó su pronto despacho. La jugada genera resistencias dentro del propio gobierno porque González fue el abogado que en septiembre del año pasado presentó la solicitud de autorización en representación de Telesat Canadá. Por lo tanto, con apenas un año de diferencia aparece involucrado en el proceso de aprobación desde los dos lados del mostrador, lo que podría derivar en su impugnación por supuestas incompatibilidades.

Página/12 tuvo acceso a la carta dirigida el 7 de septiembre del año pasado al entonces titular de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC), Norberto Berner, donde González se presenta como “representante legal de Telesat Canadá Sucursal Argentina”. Allí solicita autorización para la provisión de facilidades satelitales en Argentina a través del satélite Telstar 12 Vantage. En el texto se aclara también que “el satélite Telstar 12V sólo es el reemplazo de facilidades satelitales ya autorizadas en la República Argentina y que dicho reemplazo permite la continuidad de los actuales servicios y prestaciones satelitales a clientes y usuarios públicos y privados de nuestro país, entre los que se encuentra presidencia de la Nación”. Pese a aquella justificación, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que por entonces estaba elaborando el proyecto de ley de Desarrollo de la Industria Satelital que en noviembre se convertiría en ley, no dio respuesta y el satélite quedó sin autorizar.

Luego del cambio de gobierno, Mauricio Macri designó como secretario de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones a Héctor Huici, quien nombró como subsecretario de Regulación a Oscar Martín González, el hombre de Telesat Canadá que ahora busca que se apruebe el pedido de autorización que el mismo presentó hace poco más de un año.

El de González no es el único caso de funcionarios del Ministerio de Comunicaciones que tienen vínculos estrechos con la industria que ahora deben regular. Hugo Miguel, subsecretario de Planeamiento de la Secretaría de Tecnologías de la Información, que también reporta de modo directo a Huici, fue denunciado recientemente ante la Oficina Anticorrupción por la asociación civil Ciudadanos Libres porque hasta el mes pasado figuraba como director de Tesacom Panamá, filial de la firma argentina Tesacom, dedicada a los servicios satelitales y líder en soluciones integrales de telecomunicaciones. Miguel aseguró que había sido funcionario de la firma hasta enero, pero que el Registro Público de Panamá no dio cuenta de esa desvinculación.

Otro caso polémico es el de Eduardo Tallarico, representante legal en Argentina de la empresa satelital española Hispasat y asesor del Ministerio de Comunicaciones. Página/12 reveló el pasado 12 de septiembre que Hispasat está aprovechando el acceso privilegiado al gobierno para llevar adelante un fuerte lobby a favor de la desregulación del sector satelital. Incluso la firma española elaboró un paper, titulado “Impacto de un enfoque de cielos abiertos en la competitividad del mercado de las telecomunicaciones y la inclusión digital”, donde detalla las supuestas ventajas de avanzar en esa dirección. Mientras promueve la política de cielos abiertos, la firma empezó incluso a llevarla a la práctica sin autorización. Este diario informó el 30 de septiembre que Hispasat había sacado de servicio los dos satélites que tenía habilitados en el país (Hispasat 1C y Amazonas 1) y en su lugar ubicó otros cuatro, pese a no contar aún con autorización oficial para hacerlo. Hispasat 30W-4 e Hispasat 30W-5 ocuparon el lugar de Hispasat 1C, mientras que Amazonas 3 y Amazonas 4 reemplazaron a Amazonas 1. Al menos uno de esos satélites, Hispasat 30W-5, está brindando servicios de manera ilegal, restándole clientes a la estatal Arsat. Luego de la publicación de la información por parte de este diario, el Ministerio de Comunicaciones todavía no emitió ninguna aclaración pública sobre el tema, aunque al menos por ahora no autorizó esos satélites.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El satélite Telstar 12 Vantage es propiedad de la firma Telesat Canadá.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared