EL PAIS › EL DIRECTORIO DEL CONICET LE RECLAMO A MACRI QUE NO SE AJUSTE EL GASTO EN INVESTIGACION

Cuando recortar el presupuesto es una ciencia

El ministro Barañao generó una ola de críticas con sus declaraciones en el Congreso, adonde fue convocado por los diputados para que explicara la fuerte reducción en el financiamiento de la ciencia previsto por el Gobierno para el año próximo.

 Por Nicolás Romero

En medio de las críticas por el recorte presupuestario que el Gobierno nacional plantea para el año próximo en el área de ciencia y tecnología, el ministro Lino Barañao dijo en la Cámara de Diputados que existe un “rebalse” de científicos en el país y que hay un “problema” porque “no se van”. La frase levantó una fuerte polémica entre los científicos, que interpretaron los dichos como una “justificación del ajuste”, algo que niegan en el Ministerio. Ayer, el Directorio del Conicet envió una carta al presidente Mauricio Macri para advertirle que la poda financiera implicaría “una reducción importante” en las actividades del principal organismo científico del país (ver aparte).

El proyecto enviado por el Ejecutivo prevé un presupuesto de 13.957 millones de pesos destinado al MinCyT, al Conicet y a la Conae, lo que implica un 0,59 por ciento del total nacional. En años anteriores, el porcentaje fue de entre el 0,7 y el 0,8.

Hablando de los científicos, las limitaciones y los incentivos con que se hace ciencia en el país, el ministro –en cuya gestión durante el gobierno anterior se mejoraron condiciones y repatriaron muchos investigadores–, explicó que ahora “es un problema inverso, de rebalse, porque los investigadores no se van. Como hemos creado condiciones adecuadas, ya tienen 30 años, familia, y dicen :´¿Ahora me tengo que ir?´, ´si tengo todo acá´, ´tengo laboratorio, sigo trabajando´. Eso es tremendamente nocivo”. Tras lo cual aseguró que “no se renuevan las líneas de cooperación” y que “está bajando la cooperación internacional”, lo que “se refleja en la calidad de las publicaciones”. Así, concluyó que hay que “fomentar que la gente se vaya”.

Este diario intentó comunicarse con el ministro Barañao, pero fue imposible dar con él, ya que está en una gira por Europa. No obstante, desde el Ministerio, la vocera Josefina Scasso explicó que la intención del funcionario era poner de manifiesto que “es muy positivo que los investigadores puedan tener una experiencia externa antes de ingresar a la carrera” y que el programa Raíces garantiza su reinserción en el país.

No es lo que entendieron quienes escucharon su discurso en la Comisión de Ciencia, el miércoles pasado. La diputada Daniela Castro (FpV), que preside esa comisión, describió que “el ministro venía hablando de varios temas, en un momento habló de los investigadores y dijo lo que todos escuchamos”. “Sí, algunos pueden interpretar que solo quiso hablar de la formación de los científicos, pero la verdad es que nunca contextualizó lo que decía en un marco de programas, becas o intercambios, para capacitarlos y que volvieran”, detalló.

La diputada remarcó que “nos ha costado mucho repatriar los más de mil científicos que volvieron a instalarse al país, y aún quedan unos 5000 en el exterior, de manera que rebalse no hay. Lo que sí hay es un recorte presupuestario que hay que justificar”.

En ese mismo sentido apuntó la diputada Miriam Gallardo (FpV), miembro de la comisión y bióloga: “Tal vez haya querido decirlo como idea de capacitación para los científicos, pero no sonó así. Yo soy de la generación en que los investigadores se iban del país para poder trabajar, y cuando uno escucha eso, le viene a la mente todos esos momentos de desarraigo de muchos compañeros, muchos que no volvieron y están desperdigados por el mundo”.

La legisladora también evaluó que “con el achique presupuestario y del Estado estamos volviendo a esos tiempos, y lo que nos está diciendo es que no hay partida para continuar con las líneas de investigación ni con los programas. Desde donde lo ve Barañao, sobran investigadores, desde nuestro lugar, está claro que faltan. Están justificando el ajuste”.

Del Grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA), integrado por investigadores de renombre de todas las disciplinas, el físico e investigador del Conicet Juan Paz sostuvo que “hay un nivel de hipocresía importante, a mis estudiantes y a los que se graduaron los incentivé a que vayan a estudiar afuera, pero siempre desde la perspectiva de reinsertarse en el país. Está claro que el ministro tenía otro discurso antes, si quiso decir eso se equivocó. Es grave lo que dice en el contexto en que lo hace, de recortes y achique. Suena más a que está preparando el terreno para el ajuste, no que le esté haciendo una recomendación a los investigadores ni instrumentando un programa de científicos argentinos en el exterior ni la de crear las mejores condiciones para los científicos”. “Como está planteado el ajuste presupuestario del Ministerio, implica el cierre de la carrera de investigador del Conicet y el ministro está preparando eso”, resaltó Paz.

Las declaraciones del funcionario aparecen en medio de una pelea por el presupuesto y según CyTA “los números muestran que el presidente Macri no sólo se encamina a incumplir la promesa electoral de llevar la inversión en ciencia y tecnología al 1,5 por ciento del PBI sino que, peor aún, propone reducir significativamente la participación del sector en el presupuesto nacional”.

Por otra parte, el ex decano de Exactas Jorge Aliaga, también integrante del CyTA, expresó que “no puedo creer que el ministro piense en que se vayan los científicos” y explicó que a su criterio “lo que Barañao decía es que es bueno para la formación de un investigador que haga una estadía posdoctoral, que conozca otra cosa, que se capacite”. Pero admitió que es “desafortunado hablar de eso en este contexto, no es lo mejor que podía haber dicho”.

“No puedo creer que lo diga en el sentido expulsivo ya que fue durante su gestión que se planteó el Plan Nacional Argentina Innovadora 2020 que tiene como una de sus metas lograr aumentar de 2,9 por ciento a 5 por ciento la cantidad de investigadores y tecnólogos por cada 1000 personas de la población económicamente activa.”

Sin embargo, advirtió que “si hay alguien que está diciendo que con tres por ciento de investigadores estamos bien, algo cambió” y agregó: “El problema no es tanto la declaración de Barañao sino qué paso con Innovar. No hay problema de rebalse, ni de exceso de gente en Conicet. Ahora, sí es un problema si lo que están planteando es que, de golpe, Conicet no puede tomar más investigadores ni becarios. Y esto es grave, porque, por ejemplo, en estos años se fueron dando becas a profesionales que están haciendo su doctorado, y en los próximos cinco años vamos a tener doctorados que no van a poder ingresar a carrera, y se van a ir acumulando camadas de científicos sin lugar”.

Finalmente, el ex decano advirtió que “Barañao seguía para darle una continuidad a la política para la ciencia y la tecnología, pero era irreal suponer que pudiera haber una política de ciencia diferente a la economía del país, y lo que vemos es la readecuación a esta política económica”.

El diputado del Parlasur Daniel Filmus, también del grupo CyTA, en tanto, explicó que “la gravedad de las declaraciones” que realizó el titular de la cartera de ciencia “tienen que ver con el contexto en que las hizo”. “Por supuesto que todos queremos que los científicos jóvenes se perfeccionen en el exterior para mejorar en áreas donde los avances que se traen de afuera pueden aportar”, dijo el legislador. Pero advirtió que “dicho en el marco de una política que reduce el presupuesto y que va a hacer inviable al Conicet, implicar el cierre del ingreso a la carrera y una idea de que está sobredimensionado, parece más una afirmación para expulsar a los científicos”.

Compartir: 

Twitter
 

“Es un problema inverso, de rebalse, porque los investigadores no se van”, dijo el ministro Barañao.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared