ECONOMIA › DISCREPAN SOBRE EL ALCANCE DEL BONO. POR AHORA, SOLO EN GRANDES EMPRESAS

Acuerdo de difícil viabilidad

Petroleros acordaron un bono de 3000 pesos en cuotas, que se terminan de cobrar en abril, y a cambio de normas de flexibilización laboral. Las organizaciones pyme advirtieron que el bono es inviable en el contexto de mercados en crisis y subas de tarifas.

La discusión por el bono de fin de año comenzó a trasladarse a cada sector de la economía. Ayer las compañías productoras de hidrocarburos que operan en territorio argentino acordaron con los gremios del sector el pago de un adicional extraordinario de 3 mil pesos junto a una serie de modificaciones del esquema de trabajo en favor de las empresas, a través de cuatro documentos firmados y homologados en el Ministerio de Trabajo. En cambio, desde Apyme advirtieron que “no es viable el pago de un bono de 2 mil pesos”. Otras entidades patronales pidieron que el Gobierno permita descontar esa plata del pago de impuestos nacionales. El sindicato de comercio firmó una mejora de la paritaria aunque sin el plus de fin de año. Se estima que sólo una porción menor de los trabajadores registrados cobrará el bono.

El Gobierno logró desactivar la amenaza de paro general por parte de la CGT a partir de una oferta muy austera. Sería un bono extraordinario de 2 mil pesos cuyo alcance en principio se limitaría a las grandes empresas. Varios rubros ya se excusaron de tener que pagar el adicional. El bono tendrá un alcance muy limitado, en la medida en que la mayor parte del empleo es generado por el sector pyme, además de que no abarca al tercio de trabajadores no registrados.

Ayer las petroleras arribaron a una serie de acuerdos que incluyen el pago de una contribución extraordinaria y por única vez de 3 mil pesos para los trabajadores del rubro. El bono estará distribuido en una primera cuota de 1500 pesos que se liquidará con los haberes de octubre y tres cuotas de 500 pesos que se harán efectivas con los salarios de noviembre de 2016 y de enero y marzo de 2017. Pero junto a ese beneficio se firmaron acuerdos para efectivizar la jubilación de personal en edad de hacerlo y para facilitar la reubicación de “los trabajadores excedentes (como consecuencia de la situación de la actividad) en tareas diferentes a las que venían realizando, según las necesidades y los criterios de eficiencia, sin afectar sus salarios y siempre que sean idóneos para las nuevas tareas”. Además, “tanto el montaje como el desmontaje de los equipos se podrá realizar en horarios nocturnos, conforme con los procedimientos de seguridad”. Los convenios marcan que “las empresas se comprometen a instrumentar los mecanismos para realizar los controles de ausentismo a efectos de evitar los abusos que podrían generarse por boletas médicas”, entre otras modificaciones del esquema de trabajo en favor de las patronales.

El titular de Apyme, Roberto Ratti, señaló que “en el contexto actual, con el cuadro tarifario, la contracción de ventas y la liberación de las importaciones, no vemos viable el pago del bono de 2 mil pesos”. El empresario reconoció que hay una “necesidad de que los trabajadores recompongan el salario, eso va a fomentar el consumo. Pero si no cambia la política económica, ninguna ayuda será suficiente”. El rubro de Comercio, la mayor paritaria del país, cerró con un aumento del 19 por ciento en el segundo semestre, con lo que completa una suba anual del 39 por ciento. Las partes acordaron que en esta actividad no habrá bono de fin de año.

Compartir: 

Twitter
 

Los 3000 pesos adicionales otorgados a los petroleros se pagarán entre noviembre y abril.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared