ECONOMíA › EL PETROLEO ALCANZO UN VALOR RECORD EN EL MERCADO MUNDIAL

Estar cerca del pozo es muy bueno

El barril de crudo pasó ayer los 41 dólares, alcanzando un precio que no tuvo ni en sus más altos niveles previos a la Guerra del Golfo en 1990. La demanda estadounidense empuja hacia arriba la cotización. Argentina, país productor, tiene más costos que beneficios por la suba.

Ni siquiera había llegado tan alto en la Guerra del Golfo. El precio del petróleo batió ayer todos los records, al alcanzar los 41,17 dólares por barril en el mercado de Nueva York. La marca máxima anterior se encontraba dos centavos por debajo del cierre de ayer, un hecho que había ocurrido hace 14 años. La expectativa de una mayor demanda de petróleo en los Estados Unidos, sumado al temor de que se produzcan atentados terroristas en países productores y de la especulación propia de los mercados en época de turbulencias, ayudan a entender la disparada histórica.
La posibilidad de que los países productores nucleados en la OPEP habiliten un mayor volumen de crudo calmó a los mercados a principios de la semana. Pero la tranquilidad duró poco. La expectativa de que habrá un fuerte aumento de la demanda de crudo en los Estados Unidos agitó aún más al mercado petrolero. Los precios record incluyeron también al mercado de futuro. Para fines de junio, el barril de crudo WTI cerró en 41,08 dólares, el valor más alto en 21 años.
La trepada de los últimos días sólo es comparable con lo ocurrido a comienzos de los años ’90, en vísperas de la Guerra del Golfo, y con la crisis de 1973. Detrás de este fenómeno subsiste el temor de que los países productores no acompañen la tendencia creciente de la demanda mundial de crudo, en especial por la fuerte expansión de la economía estadounidense.
En este sentido, la Agencia Internacional de la Energía advirtió que la demanda de crudo crecerá este año en un 2,5 por ciento, hasta los 80,6 millones de barriles diarios, debido a la reactivación económica. Este es el consumo más alto de los últimos ocho años.
Los países productores, que a comienzos de la semana habían transmitido señales de tranquilidad, ayer se sumaron a la ola de incertidumbre. Indonesia, uno de los países miembro, aseguró que los motivos que han ocasionado la suba del precio están fueran del control del cartel. Purnomo Yusgiantoro, informante indonesio, explicó que la escalada se debe a la inestabilidad en Oriente Medio, la región de mayor producción, a la fuerte demanda de combustible en los Estados Unidos y a las maniobras especuladoras de los distribuidores.
La escalada del crudo ya provocó alzas en los precios de las naftas en los Estados Unidos. En la Argentina existe una fuerte presión para que así suceda. De hecho, Esso y Shell ya encarecieron el gasoil. Juan José Aranguren, titular de Shell y también de la cámara que agrupa a los industriales del petróleo, dijo que en la Argentina las naftas se encuentran “entre un 25 y 35 por ciento por debajo de los precios en los países limítrofes”.
Precisamente, el Gobierno se movió en las últimas horas en distintos frentes para contraponer la presión de las petroleras, en el marco de la crisis energética. Por un lado, anunció la creación de una empresa petrolera estatal, Enarsa. También les apuntó a aquellas compañías que venden garrafas a precios abusivos. Alberto Fernández, jefe de Gabinete, advirtió que el Gobierno “no permitirá que algunos pícaros se diviertan con la necesidad de la gente”. La Casa Rosada aspira a que la garrafa de diez kilos no supere los 18 pesos, para lo cual ayer extendió un acuerdo con la Cámara Argentina de Empresas de Gas Licuado para vender a ese precio en 600 puntos del país (ver aparte).
Respecto de Enarsa, Julio De Vido señaló que “no será un nueva YPF”, en el sentido de que “no será un nuevo ministerio, sino una empresa con poca gente y capacitada”. El ministro recalcó que el anuncio forma parte de una estrategia nacional, que también contempla una alianza con otros países productores de la región. “Argentina no tenía contraparte. Queremos ser un jugador más dentro del esquema”, explicó De Vido, aludiendo a la presencia predominante de Petrobras y Pdvsa en el subcontinente. Ayer, el ministro de Energía y Minas de Venezuela, Rafael Ramírez, dijo en La Paz, Bolivia (donde llegó procedente de Buenos Aires), que el plan para crear Petroamérica “sigue avanzando”. El canciller boliviano, Juan IgnacioSiles, afirmó que su país “mira con el mayor interés” la formación de dicha empresa regional y que la decisión boliviana se adoptará al tratar la futura ley de hidrocarburos.

Compartir: 

Twitter
 

La cotización del crudo superó ayer en Nueva York el anterior record, de 14 años atrás.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.