ECONOMíA

La construcción sigue con tendencia favorable y espera más obra pública

El año para el sector cerró con un crecimiento del 20 por ciento y arrancó 2005 con buenas expectativas. Pero todavía falta el impulso que le darán las inversiones en infraestructura prometidas.

La actividad de la construcción creció un 20,1 por ciento en 2004 en comparación con el año anterior y mantiene una tendencia “ampliamente favorable” para el primer trimestre de 2005, destacó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En diciembre último, según el organismo, la construcción registró un aumento del 13,1 por ciento en comparación con el mismo mes de 2003 y una suba del 2,4 por ciento contra noviembre.
Después de un ciclo recesivo de casi cuatro años y de la grave crisis económica de finales de 2001, la actividad comenzó a recuperarse desde el segundo trimestre de 2002 y se convirtió en uno de los primeros sectores económicos en mostrar signos de reactivación. La construcción registró en 2003 un crecimiento del 37,6 por ciento. La expansión de la actividad constructora tuvo sus efectos positivos sobre la industria de materiales para la construcción, que registró en 2004 un aumento interanual del 17,2 por ciento. El último trimestre del año observó, además, un aumento en el número de empleados en la construcción, lo cual marca “la séptima suba interanual” consecutiva.
La encuesta cualitativa realizada por el Indec entre los empresarios que se dedican principalmente a la obra pública revela que para el trimestre en curso, el 79,5 por ciento estima que la actividad aumentará, mientras que un 20,5 no prevé cambios, sin que se registren opiniones negativas. En tanto, entre los que realizan obras privadas las expectativas favorables alcanzan al 34,8 por ciento de las respuestas, mientras que un 13 anticipa una merma y el restante 52,2 por ciento no prevé modificaciones. Los miembros de este último grupo anticipan un abaratamiento del crédito como uno de los factores que, unido al crecimiento de la actividad económica, alentará un mayor desarrollo de la construcción.
Entre las obras públicas que podrían alimentar la recuperación, los encuestados destacan las viales y la realización del Plan Federal de Viviendas, que contempla la creación de 120.000 unidades. El gobierno de Néstor Kirchner comprometió para 2005 una inversión de 7553 millones de pesos en obras de infraestructura, 54,1 por ciento más que en 2004. En cuanto a la obra privada, “se destaca el aumento en el número de edificios destinados a viviendas que se están ejecutando en las principales capitales del interior del país”, según el Indec.
La superficie abarcada por los permisos para edificar solicitados experimentó el año pasado un alza del 15,3 por ciento. “El motor de este crecimiento fue la obra privada, especialmente en el segmento de mayor poder adquisitivo que tenía recursos disponibles. Se notó en la mayor cantidad de proyectos de propiedad horizontal”, dijo a la agencia EFE Horacio Ortega, portavoz del Grupo Construya, que integran empresas proveedoras del sector. El otro pilar de la actividad, la obra pública, no muestra aún signos de recuperación, según el mismo vocero empresario. “Todavía está ausente. El Gobierno presentó su plan hace unos meses y recién ahora comienza a moverse. La ausencia de inversión en la última década hace que el plan sea impostergable y marca la urgencia de que comience a ser ejecutado de inmediato”, señaló Ortega.
La contracara de ese crecimiento fue el aumento de los precios ligados al sector. La mayor demanda elevó el costo de la construcción en un 11,8 por ciento el año pasado, como consecuencia de los aumentos de precios en materiales (14,8 por ciento), mano de obra (8 por ciento) y gastos generales (9,2 por ciento).
La venta de insumos para la construcción acompañó el crecimiento de la actividad en el sector, como no podía ser de otra forma. Los despachos de asfalto crecieron el año pasado un 48,5 por ciento; los de hierro redondo para hormigón, 28,8; cemento portland, el 22,1 y pinturas para la construcción, 13 por ciento. El único rubro que cerró el año en baja fue la fabricación de ladrillos huecos, que se anotó una merma del 2 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

En el 2002, la construcción fue uno de los primeros sectores en reaccionar tras la crisis.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.