EL PAIS › GRUPOS DE IZQUIERDA PIDIERON LA RENUNCIA DE IBARRA

“El golpe ya se produjo”

 Por Laura Vales

Frente a la Legislatura se reunió poca gente: más policías que manifestantes. La mayoría de los que se acercaron al lugar fueron militantes de izquierda, aunque también se vio a grupos de familiares que no habían podido entrar a la sesión. El operativo de seguridad contrastó con lo despoblado del paisaje: rodeando el edificio, la Policía Federal estacionó tanques hidrantes, camiones celulares, autobombas y ambulancias del SAME al por mayor. Un vallado cercó el Parlamento y otro hizo lo mismo con la Jefatura de Gobierno.
Los manifestantes se concentraron junto a la puerta de la Legislatura que da a Diagonal Sur poco antes de que empezara la sesión. El Partido Obrero, el Movimiento Socialista de los Trabajadores, el Partido de los Trabajadores Socialistas y el Revolucionario de la Liberación fueron algunos de los presentes. Todos pidieron la renuncia de Aníbal Ibarra y propusieron que una asamblea constituyente con plenos poderes gobierne la ciudad.
Un camión con cuatro altoparlantes sirvió para los discursos. Entre el público había más jóvenes que viejos, una buena cantidad de familias piqueteras con sus chicos, algunos jubilados y algunos dirigentes. Sobre las vallas, colgaron una pancarta con un dibujo de Ibarra vestido con un traje de preso.
Un poco más tarde –en el interior de la Legislatura estaba por comenzar la sesión–, llegaron los Jóvenes autoconvocados. No llevaban pancartas, pero se habían identificado con pequeños escudos dibujados a mano. Delante del grupo, un adolescente llevaba un megáfono. “Ibarra, Chabán, la tienen que pagar”, cantaron los chicos contra las vallas.
“Yo hubiera querido entrar a la sesión”, dijo Soledad Díaz. “Perdí a mis amigos, otros de nosotros perdieron a familiares, por eso pienso que Ibarra nos debe una explicación”. Los autoconvocados, contó, decidieron ir a la Legislatura porque les pareció “mejor que quedarnos sin hacer nada”.
De los familiares y amigos, fueron el grupo que se veía con más cohesión interna. En los alrededores del edificio hubo no pocos familiares, pero muchos de ellos caminaron dispersos, en pequeños grupos.
Contra el vallado opuesto a Diagonal Sur, sobre Perú y Florida, algunos repartieron volantes con el texto “Que no se repita-Nuestros hijos muertos por la corrupción”. Otros fueron con fotos de las víctimas colgadas al pecho. Una vez que comenzó la sesión, la mayor parte de los familiares buscó algún bar con televisión para escucharla.
En la esquina de Diagonal Sur los manifestantes calificaron la interpelación de “trucha” y denunciaron “un pacto entre el oficialismo y la oposición”. “Ibarra se tiene que ir y el pueblo de la ciudad tiene que decidir mediante una asamblea constituyente quién manejará la seguridad”, dijo Marcelo Ramal (PO). “Hay quienes hablan de que se prepara un golpe institucional para derrocarlo, pero el golpe institucional ya se produjo, porque tenemos en el gobierno a Juan José Alvarez. Ibarra ya les abrió la puerta a los Macri y a los Duhalde”.
Hablaron también, en un acto improvisado, dirigentes de otros sectores. Un orador del PTS convocó a “imponer una asamblea constituyente de la ciudad, con plenos poderes” y a “levantar una política independiente del macrismo y el ibarrismo”. El MST también propuso “una asamblea constituyente, libre y soberana” y reclamó la renuncia del jefe de Gobierno. Los manifestantes se desconcentraron a las siete y media de la tarde, cuando empezaba a atardecer. Adentro del recinto Ibarra continuaba con su exposición.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.