EL PAIS

El macrismo niega la acusación sobre el “golpe institucional”

Los macristas calificaron de “insólito” y “ridículo” el documento de 166 organizaciones sociales y de derechos humanos sobre un intento de desestabilizar a Ibarra. Carlotto ratificó la denuncia.

Fue como una pedrada en un panal. Apenas terminó de resonar la advertencia de un golpe institucional lanzada por más de 150 organizaciones –entre ellas, la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo–, representantes de diferentes extracciones salieron a desestimar esa posibilidad. Los macristas calificaron esa posición de “insólita”, “ridícula” y hasta como una forma de hacer “politiquería”. Por su parte, Estela de Carlotto reiteró ayer que “se esconden intereses partidarios detrás de esta acusación tan fuerte contra una persona elegida democráticamente”. El organismo ayer emitió un nuevo comunicado en el que se solidariza con los familiares y sobrevivientes y los impulsa a “unirse, porque el deseo de venganza sólo sirve para dividir”.
El jueves, previamente a la presencia de Aníbal Ibarra en la Legislatura, 166 organizaciones no gubernamentales habían acusado a sectores vinculados a la derecha de impulsar un golpe institucional en la ciudad. Ayer, uno de los primeros en salir al cruce fue el vicepresidente de Compromiso para el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta. Y dejó en claro su postura: “Llamar a esto golpe institucional es ridículo”. Para explicar el argumento, expresó que “lo único” que está haciendo el macrismo es “cumplir con la Constitución, pedirle a Ibarra que venga a dar explicaciones acerca de lo que pasó” en República Cromañón. Y se lamentó de que Carlotto “se vea involucrada en la politiquería”.
Sin embargo, definió a la titular de Abuelas como “alguien que lucha por saber la verdad”, un objetivo que adjudicó a lo que su partido quiere lograr en relación con lo ocurrido en el boliche de Once. Los supuestos intereses comunes fueron desmentidos por Carlotto, quien aseguró que “los macristas, en la Legislatura porteña, han tenido siempre oposición a todo lo que ha sido el descubrimiento de la verdad”. En este sentido, recordó que cuando se discutió el proyecto para convertir a la ESMA en un espacio para la memoria, los legisladores de esa bancada “cuestionaban todo y querían perturbar”. Por otra parte, lamentó: “Es terrible pensar que se utilice el dolor de tantas familias para canalizar un beneficio partidario”.
La legisladora Silvia Majdalani, de Juntos por Buenos Aires, opinó que es “insólito agitar el fantasma de golpe institucional sólo porque el jefe de Gobierno se presente ante la Legislatura a brindar un informe que está previsto en la Constitución de la ciudad”. Sin embargo, no fueron sólo macristas los que se manifestaron en contra. Un caso fue la diputada porteña por Autodeterminación y Libertad (AyL), Noemí Olivetto. Aunque aclaró que no coincide con aquello del golpe institucional, consideró que Aníbal Ibarra “debe renunciar” porque “es responsable” de que no se haya hecho nada para evitar la tragedia. Si bien manifestó su respeto por “la gente de organismos de derechos humanos”, afirmó: “Más allá de eso no coincido con lo que está diciendo Estela de Carlotto”.
Por su parte, el presidente del Instituto Buenos Aires de Planeamiento Estratégico, una de las tres ONG que impulsan un pedido de revocación del mandato de Ibarra, aseguró que no están “proponiendo ningún tipo de golpe de Estado”. Alberto Delfico agregó que el Ibape no está vinculado con sectores de derecha y aseguró que personas de esa esfera “no se sentirían cómodas” en la organización que él preside.
En tanto, las Abuelas emitieron un comunicado en el que apuntan a los “responsables que deben pagar culpas”. Entre ellos, mencionaron a los empresarios, “cerrando a cal y canto puertas, haciendo techos con materiales inflamables, al tiempo que aceptaban el peligroso ritual de las bengalas”. También a quienes autorizaron el funcionamiento de Cromañón “para cierto tipo de espectáculo, pero no controlaron si esto se cumplía”. Por otra parte, expresaron que acompañan a los sobrevivientes y familiares “en este desgarrante dolor que bien conocemos, porque está en nosotras siempre”. Además, los instaron a “unirse por amor, porque el odio y el deseo de venganza sólo sirven para dividir”, advirtieron.También se dirigieron a los allegados a las víctimas, al apuntar que “injustas muertes los obligaron a iniciar el difícil camino de exigencia de justicia y nunca podrán bajar los brazos”. En este sentido, señalaron que llevan “veintisiete años andando, aferradas la una a la otra por el mismo dolor; el poder convertirlo en lucha impidió que nos fuéramos destruyendo”.

Compartir: 

Twitter
 

Un grupo de legisladores macristas en la sesión de ayer, en la que Ibarra dio sus explicaciones.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.