ECONOMIA

Para el Fondo Monetario, la quita fue del 73 por ciento

Por primera vez el FMI publica un documento que analiza el canje de deuda argentino, comparado con el de otros países. El mayor “corte de pelo” de la historia.

 Por Maximiliano Montenegro

Por primera vez un documento del Fondo Monetario reconoce que, sin el consentimiento del organismo, la Argentina aplicó a los acreedores privados la mayor quita de la historia reciente en la renegociación de su deuda. Según los números que manejan en Washington, la poda en la deuda argentina en default alcanzó el 73 por ciento. En el otro extremo, Uruguay negoció una reducción de su deuda de sólo el 13 por ciento.
El estudio, publicado el mes pasado como “documento de trabajo” del FMI, se titula “Haircuts (Quitas): estimando las pérdidas de los inversores en las reestructuraciones de deuda soberanas, 1998-2005”. En realidad haircuts se traduce literalmente como “cortes de pelo”, pero en la jerga de los mercados financieros se utiliza como sinónimo de las quitas o recortes que se efectúan en las renegociaciones de deudas.
Curiosamente uno de los autores del trabajo es Federico Sturzenegger, ex secretario de Programación Económica en los equipos de Machinea y de Cavallo durante el gobierno de la Alianza. Hoy, además de asesorar al Fondo Monetario, es el decano de la Escuela de Negocios de la Universidad Di Tella.
El ensayo en cuestión mide los recortes que se aplicaron a los bonos en las reestructuraciones de deuda que tuvieron lugar desde 1998: Rusia, Ucrania, Pakistán, Ecuador, la Argentina y Uruguay. Los resultados son los siguientes:
- La Argentina efectuó la reestructuración “más dura”, con una quita en promedio del 73 por ciento. Nótese que esta estimación está muy cerca de la promesa original anunciada por Kirchner y Lavagna (el famoso 75 por ciento) en septiembre del 2003, en la cumbre del FMI en Dubai. Sin embargo, aquella propuesta original luego fue moderada, con lo cual, de acuerdo con todas las estimaciones conocidas, la quita final habría rondado entre el 58 y el 63 por ciento.
- Sin declarar formalmente el default, Uruguay realizó la poda “más suave”: 13 por ciento en promedio.
- En el caso de Rusia, la poda habría sido del 50 por ciento en promedio al momento del canje.
- Mientras que en Ecuador varía mucho según los bonos: desde el 19 al 47 por ciento.
- Con la excepción del canje argentino, que tuvo una aceptación del 76 por ciento, en el resto de las renegociaciones la adhesión de los acreedores superó el 90 por ciento.
Otra de las conclusiones del estudio es que no siempre hubo equidad en el tratamiento de los acreedores, algo que se declama en toda reestructuración. Por ejemplo, en los casos de Ucrania y Rusia les fue mejor a los residentes, cosa que, vale destacarlo, no ocurrió en la Argentina con las AFJP. Tampoco parece haber un patrón en cuanto a la forma de reducir la deuda sino más bien una mezcla de extensiones de plazos, reducción de cupones y podas en valor nominal. Finalmente, la experiencia argentina sobresale como la más drástica en porcentajes, pero no parece ser tan diferente del resto en las decisiones de hacer una oferta unilateral, o dos, pero no negociar nada.

Compartir: 

Twitter
 

Rodrigo Rato, titular del FMI.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.