EL PAIS › HABRA PARO CON MARCHA EL JUEVES Y VIERNES PROXIMOS

Otras 48 horas en el Garrahan

 Por Miguel Jorquera

La asamblea de los trabajadores del hospital Garrahan aprobó ayer un nuevo paro de 48 horas para el jueves y viernes próximos. Sin respuesta al pedido de apertura de negociaciones paritarias, los empleados no médicos desestimaron la moción de postergar hasta el miércoles la resolución de una medida de fuerza y el viernes marcharán a Plaza de Mayo junto a los profesores universitarios. También crearon un fondo de huelga –que ayudarán a sostener centrales obreras internacionales– para afrontar el inminente descuento de los 15 días que ya llevan de paro. En tanto, la dirección del hospital espera una resolución favorable de la Cámara del fuero laboral sobre las intimaciones de despido a los huelguistas, y voceros del Ministerio de Trabajo dejaron trascender que no cambiará la postura oficial frente al conflicto.
Pese a que delegados del Garrahan realizaron algunos sondeos en ámbitos sindicales sobre la posibilidad de generar una impasse en el conflicto para abrir una instancia de negociación, la asamblea de trabajadores no médicos decidió ponerle fecha a un nuevo paro de 48 horas: la medida de fuerza se iniciará a las siete de la mañana del próximo jueves y se extenderá hasta la misma hora del sábado. También aceptaron la invitación de los distintos sectores de la Conadu de marchar el viernes a Plaza de Mayo en demanda de mejoras salariales y mayores presupuestos públicos para salud y educación.
Las dispares posturas de los trabajadores se unificaron cuando a las 13.30 de ayer comenzó la asamblea en el hospital nacional de pediatría. Hasta esa hora no habían recibido ninguna respuesta al pedido “urgente” de la apertura de paritarias que la dirección de ATE presentó a primera hora de la mañana en la cartera laboral.
“El Gobierno nos cuestiona que no deponemos nuestra actitud para negociar pero tampoco da ninguna señal real de querer hacerlo”, le dijo a Página/12 el delegado general de la comisión interna hospitalaria Gustavo Lerer. Pero Lerer admitió que el paro está supeditado a la aceptación oficial de paritarias, sobre la que el ministerio no sólo no se pronunció sino que dejó trascender a través de sus voceros que nada cambiaría la visión oficial sobre el conflicto.
En tanto, el Consejo de Administración del Garrahan espera con optimismo una resolución de la Sala Octava de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo a su apelación sobre la validez de los telegramas de intimación a los huelguistas, mientras también analiza otras medidas legales ante el nuevo paro. Sin embargo Lerer dijo que, si la Cámara falla a favor de las autoridades hospitalarias, apelarán la medida ante la Corte Suprema.
El endurecimiento del Gobierno ante el conflicto también llevó a los trabajadores a tomar algunos recaudos para sostener su reclamo y afrontar el posible descuento de los días de paro. Implementarán un fondo de huelga al que ya se comprometieron a aportar los cuerpos de delegados de Subtes, Telefónicos y ferroviarios de TBA, además de la UGT española, la CUT italiana y los metalúrgicos brasileños de Belo Horizonte.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.