ECONOMíA › LA PUJA POR LOS NUEVOS PRECIOS DEL GAS BOLIVIANO

“Seguiremos negociando”

El viceministro de Hidrocarburos de Bolivia, Julio Gómez, reiteró ayer desde la ciudad de La Paz el cumplimiento de los compromisos de suministro de gas a la Argentina por parte de su país, y desestimó un retiro masivo de las petroleras extranjeras “porque las –nuevas– reglas de juego son claras”. En referencia a la Argentina, el funcionario aseguró: “Vamos a seguir negociando bilateralmente y los equipos técnicos seguirán trabajando para poder conseguir mejores precios. Somos conscientes de que la matriz energética argentina está fundada en el gas y necesita de Bolivia, y en ese sentido nosotros somos fieles a nuestro compromiso”, aseguró. Ayer trascendió también que el gobierno de Evo Morales analiza aumentar el precio en dos dólares por millar de BTU, un incremento cercano al 65 por ciento. De ese modo, el gas llegaría seguro, pero más caro.

El viceministro Gómez confirmó también que continúan las negociaciones para incrementar la provisión de gas a la Argentina, que necesita por lo menos asegurarse unos 20 millones de metros cúbicos diarios, sobre los 7,5 acordados hasta fines del 2006, para hacer viable el proyecto del Gasoducto del Nordeste. “Hace una semana se mantuvieron aquí reuniones al más alto nivel con las autoridades responsables de Energía de la Argentina, para buscar un mejor y mayor escenario para aumentar los volúmenes de exportación a la nación hermana”, afirmó.

A pesar de las declaraciones de la petrolera estatal brasileña Petrobras, que anunció que no discutirá nuevos precios y amenazó con arbitrajes internacionales, los funcionarios bolivianos aseguraron que habrá un reajuste. “Queremos aumentar 2 dólares el precio del millón de BTU, con lo que la Argentina pagará 5,5 dólares”, un 64,17 por ciento más que los 3,35 dólares que abona hoy, indicó ayer el ministro boliviano de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, a un matutino porteño. Para Brasil, el aumento rondaría el 60 por ciento.

El ministro de Planificación boliviano, Carlos Villegas, justificó el incremento a partir del “comportamiento del gas en el mercado internacional” y advirtió que su país no se puede “bajar sustantivamente de esa propuesta”. “Con el decreto de nacionalización queremos constituirnos en un marcador de precios. Por eso hemos decidido que el gobierno boliviano sea el que defina valores para el mercado externo. Esto no va a ser una imposición: se va a lograr por consenso”, sostuvo Villegas.

El titular de Planificación reconoció que el presidente Kirchner objetará la subida porque puede impulsar los precios de otros productos, aunque consideró que no necesariamente “tiene efectos inflacionarios”. “Hay que negociar. No me parece que el aumento en un sector tenga efectos significativos para el resto de la economía. Pero es una negociación; todavía no sabemos exactamente de cuánto será el aumento”, aclaró Villegas, quien aseguró que el Gobierno argentino ha mostrado “una excelente disposición para negociar”. Quintana, en tanto, señaló que el proyecto de su país es que “no existan precios diferenciados en la región sino valores únicos”. El precio que pretende marcar Bolivia “es razonable, oscila en una banda entre un precio solidario y uno internacional, que está en 12 dólares”. “Realmente, no es tanto”, puntualizó el ministro.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice
  • [HTML]LA PUJA POR LOS NUEVOS PRECIOS DEL GAS BOLIVIANO
    “Seguiremos negociando”
  • [HTML]MAS PARTICIPACION ESTATAL QUE PRIVADA EN EL MUNDO DEL PETROLEO
    Las nacionalizaciones que se tapan
    Por Fernando Krakowiak

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.