ECONOMíA › AUTOSERVICIOS GANAN PARTICIPACION ENTRE MINORISTAS

Los súper pierden la carrera

 Por Claudio Zlotnik

A pesar de que la estadística les sonríe y cada vez facturan más, los supermercados pierden peso como opción entre los consumidores. Según un estudio de la consultora especializada AC Nielsen, también este año las grandes cadenas pierden la carrera contra los almacenes tradicionales y los autoservicios. Incluso, los supermercados venden cada vez menos alimentos y bebidas, rubro que en años anteriores fue el caballito de batalla del sector. A este ritmo, los autoservicios facturarán más que las grandes bocas de expendio.

Este año, los supermercados emitirán tickets por alrededor de 24.600 millones de pesos. Un nivel record que, según AC Nielsen representará un incremento del 20 por ciento en relación con lo ocurrido en 2005. Adrián Río, director de la consultora, presentó ayer un informe en el que se destacaron dos puntos:

- A pesar de la mayor facturación, los supermercados pierden terreno frente a los almacenes y autoservicios. Entre estos últimos tienen presencia no sólo los de origen chino sino también las cadenas regionales independientes, emprendimientos familiares muy competitivos.

- Las grandes cadenas venden cada vez menos alimentos y bebidas. Esta contracción, sin embargo, se compensa sobradamente con la fuerte expansión en los rubros “no comestibles”. Entre los principales figuran electrodomésticos, bazar, textiles y ferretería. En el último año, las ventas de estos productos crecieron 32 por ciento.

La explicación al fenómeno, según Río, es que “los supermercados son cada vez menos competitivos en el rubro alimentos. Si bien venden algo más barato que los almacenes, los consumidores prefieren concurrir a los comercios más cercanos porque la diferencia es poca”. De acuerdo con un relevamiento de AC Nielsen, sobre una base 100, hace dos años los almacenes vendían a 105 y los hipermercados a 94 (diferencia de 11 puntos). Ahora la brecha se achicó a seis puntos (103 a 97), mientras que los precios son prácticamente similares entre los súper y los autoservicios.

En este contexto, los autoservicios (en su mayoría de origen chino) ganan cada vez más participación de mercado. En 2001 y 2002 mordían el 23 por ciento del comercio minorista. Desde entonces crecieron ininterrumpidamente hasta el actual 31 por ciento, dos puntos más que al final de 2005. Los supermercados recorrieron el camino inverso: atendían el 49 por ciento en 2002 y cayeron al actual 33 por ciento. Habían finalizado el año pasado en el 35 por ciento. El acelerado traspaso de clientes de los súper a favor de los autoservicios hace prever que en poco tiempo estos últimos relegarán a las grandes cadenas al segundo lugar. Con el 36 por ciento de la facturación total, los almacenes tradicionales siguen al frente del ranking de facturación.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.