ECONOMíA › EL PLAN DE ROBERTO LAVAGNA PARA UN NUEVO SISTEMA FINANCIERO

Seguro internacional para los ahorros

El equipo económico quiere lanzar las bases de un nuevo sistema luego de terminado el canje de plazos fijos por bonos. Para atraer inversores, habría un seguro internacional para proteger los ahorros, además de capitalizar Sedesa.

 Por Claudio Zlotnik

Roberto Lavagna ya tiene listo un proyecto que intentará imponer para reestructurar el sistema bancario. Su intención es ponerlo en marcha no bien se conozca el resultado del Plan Bonos. El programa, al que accedió Página/12, incluye la posibilidad de contratar un seguro internacional para los nuevos depósitos y que las entidades financieras informen qué hacen con el dinero de sus clientes. El Gobierno confía en que ésta es la base para que vuelva el crédito y se normalice la economía.
La reestructuración del sistema financiero fue encomendada a una comisión mixta formada por funcionarios de Economía y el Banco Central, y es asesorada por los organismos internacionales. Más allá de las cuestiones técnicas que la comisión tendrá que definir en las próximas semanas –por ejemplo, si habrá o no un “hospital de bancos”–, el ministro Lavagna ya definió su estrategia: tomar medidas para revertir la actual desconfianza de la opinión pública en los bancos. Las iniciativas se apoyarán sobre tres pilares, e implicarán mayores controles a los bancos y dar garantías de que el Estado no volverá a cambiar las reglas de juego.
Según explicaron a este diario funcionarios que trabajan en el proyecto de reconversión, las medidas permitirán el regreso del crédito, algo esencial para pensar en una recuperación de la economía. Los aspectos principales del proyecto de Economía son los siguientes:
- Podrá contratarse un seguro internacional para proteger los ahorros. La idea es que los bancos tomen depósitos tal como lo hacían en el pasado, con la diferencia de que el inversor contratará un seguro en el exterior, de manera de poder accionar contra el Estado en tribunales internacionales en caso de una nueva incautación de los ahorros. En Economía todavía evalúan cómo se instrumentará ese seguro, pero se priorizará achicar los costos al máximo. En este sentido, se analiza si podría asegurarse sólo una parte del depósito. “Si queremos que vuelvan los depósitos y el crédito, hay que eliminar los riesgos de cambios en la política económica. Hay que dar una señal contundente de que el Estado no se volverá a entrometer en el negocio bancario”, señaló a Página/12 un estrecho colaborador del ministro.
- También se analiza una capitalización de Sedesa, de manera de robustecer la garantía sobre una porción de los depósitos.
- Habrá un régimen de información transparente sobre el sistema financiero. La comisión mixta definirá los alcances de esta medida. Economía quiere que los bancos den a conocer los destinos que les dan a los ahorros de la gente. Esta iniciativa es novedosa y aparece como respuesta a los reclamos de los ahorristas que quedaron atrapados en el corralito.
- Las entidades financieras tendrán un menú acotado de opciones para destinar los ahorros en dólares, y relacionado con el comercio exterior. Un ejemplo: se piensa en un fideicomiso para financiar exportaciones que sería calificado por las principales agencias internacionales de manera de hacerlo lo más transparente posible.
- Esta forma, y a diferencia de lo ocurrido durante la convertibilidad, cada dólar que un banco tenga como pasivo tendrá su correspondencia con un activo dolarizado. “El flujo de moneda extranjera deberá quedar totalmente calzado”, explicó el funcionario.
- La intención de Lavagna es que el plan de reestructuración financiero se complete con una capitalización por parte de la banca extranjera. “Nosotros vamos a proponer las mejores medidas para darle un buen marco al negocio bancario, pero ellos también deben dar una señal contundente de que les interesa permanecer en la Argentina”, remarcaron cerca del ministro.
- El diagnóstico incluye una diferenciación con las recomendaciones del FMI en las crisis de Indonesia o Corea, donde hubo una fuerte concentración del sistema. “Nuestra situación es inédita: hay uncorralito, crisis de confianza extrema y cesación de pagos del Estado. Ninguna experiencia anterior calza con el escenario argentino”, señaló el funcionario.

Compartir: 

Twitter
 

Roberto Lavagna, ministro de Economía, tiene preparado un plan para el nuevo mercado bancario.
Habrá un menú acotado de créditos en dólares, concentrado en financiamiento de exportaciones.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.